Úlcera Venosa y Arterial en Piernas y Pies.

Posted on Posted in Salud física

Una úlcera venosa o las úlceras arteriales en las piernas o en los pies se debe a pérdidas de la piel ya sea en todas o alguna de sus capas, las cuales no llegan a cicatrizar correctamente y pueden llegar a hacerse crónicas. Estas úlceras en piernas y pies afectan principalmente a los adultos mayores.

Síntomas de Úlceras (venosas- arteriales):

  • Inflamación local.
  • Ardor y dolor. El dolor por lo general aumenta cuando las piernas están en reposo y elevadas.
  • Escurrimiento de sangre.
  • La úlcera presenta un aspecto exudativo, es decir, que elimina líquido en carne viva. Esto no suele doler a menos que la úlcera esté infectada.
  • Los pies y las piernas suelen estar fríos y pueden tener un aspecto brillante y blanquecino o azulado debido a la deficiente circulación.
  • Calambres en las piernas cuando se está caminado, lo cual sucede debido a que los músculos de las piernas no reciben suficiente sangre oxigenada para funcionar de forma adecuada. A este dolor o calambre se le conoce como claudicación intermitente, y suele aliviarse si la persona permanece quieta durante unos minutos. (Nota: no toda persona con claudicación intermitente tiene úlceras en las piernas).

Causas de Úlceras (venosas- arteriales):

  • La causa más común es debido a una deficiente circulación sanguínea (úlceras arteriales venosas)
  • Una dieta descuidada, alta en grasas saturadas o productos con alto contenido de toxinas como fritos, embutidos, grasas animales.
  • Lesiones como úlceras traumáticas, quemaduras, rozaduras, etc.
  • Diabetes. En este caso las úlceras se producen por una mala circulación de la sangre o por la pérdida de sensibilidad, que da como resultado las úlceras de decúbito.
  • Afecciones de la piel como enfermedades vasculares, tumores e infecciones, todo ello relacionado con hábitos de vida, como la inadecuada alimentación y la falta de ejercicio.
  • Causas emocionales: como en toda afección, las emociones juegan un papel importante en el proceso de sanación integral. El sentimiento de no ser o haber sido “suficientemente bueno” genera un dolor o culpa emocional la cual puede propiciar la aparición de úlceras. Además, la úlcera venosa está relacionada con una falta de circulación que habla de una deficiente circulación de verdadero gozo en la vida.

Úlceras Arteriales y Venosas

De todas las úlceras en pies y piernas, un 20% aproximadamente son úlceras arteriales, y el 70% tienen que ver con una úlcera venosa. Las arterias son los conductos que transportan la sangre desde el corazón y la reparten por todos los tejidos del cuerpo, los cuales se nutren del oxigeno y nutrientes que esta les lleva.

Una vez que la sangre se utiliza, se llena de productos de desecho como dióxido de carbono y esta sangre regresa al corazón a través de las venas (sangre venosa). Cuando la sangre arterial no circula eficientemente debido a que las arterias se han estrechado, ya sea por arteriosclerosis, por ejemplo, entonces la sangre comienza a estancarse y los tejidos a afectarse. La mayoría de las úlceras venosas se producen porque las válvulas que conectan las venas superficiales con las profundas no funcionan adecuadamente. Las úlceras arteriales y venosas suelen afectar las piernas, los pies, los talones y los dedos y llegan a ser dolorosas.

Remedios Naturales para Úlceras Arteriales y Venosas

El cuerpo tiene una capacidad curativa sorprendente, es capaz de auto-repararse, auto-equilibrarse y auto-renovarse si tan sólo le damos los elementos necesarios para su curación. Muchas veces, el medicamento inhibe al cuerpo en esta habilidad debido a que el químico hace el trabajo que debería de hacer el mismo cuerpo y su sistema de defensas, por lo que quizá pueda ayudarnos a controlar algunos síntomas pero no cura realmente la causa, lo cual genera que se necesite cada vez más medicamento o el cuerpo requiera dosis mayores para su reparación.

Sin embargo, si has tomado medicamento y quiere empezar un tratamiento natural, no es conveniente retirar la medicina pues esto podría descompensar a tu cuerpo el cual se ha acostumbrado a reaccionar con medicinas. Lo recomendable es que alternes el medicamento con el tratamiento natural, y te asesores con un profesional en medicina natural que te ayude a determinar cuando puedes reducir o, incluso, dejar tus medicamentos.

Además, necesitas tener mucha confianza en el poder curativo de tu cuerpo, el cual sin duda empezará a responder si le das los elementos necesarios.

Dieta para Sanar Úlceras Arteriales y Venosas

En el caso de la dieta, esta suele variar debido a que muchas veces cuando una persona padece úlceras también padecen de otras afecciones. Sin embargo, para cualquier persona con úlceras venosas o arteriales, se recomienda seguir las siguientes recomendaciones dietéticas:

Alimentos a eliminar de la dieta:

  • Todos los fritos, embutidos, pizza, quesos de origen animal, carnes rojas y pollo (sólo se recomienda pescado), procesados, harinas refinadas, azúcar blanca (pésima para el cuerpo) y derivados como sodas, galletas, etc.

Alimentos que debes incluir en la dieta:

  • Vegetales y frutas frescos, cereales integrales, leches y aceites vegetales, leguminosas, frutos secos, las semillas como la linaza, el aloe vera o jugo de sábila, el nopal, el ajo, la cebolla, etc.
  • Los cítricos son especialmente importantes que que contienen grandes cantidades de vitamina C la cual ayudará a combatir la infección y a la correcta regeneración celular.
  • Tomar ajo fresco en ayunas es una de las mejores curas para las úlceras, ya que el ajo es un antibiótico natural potente. Si no te gusta tomar el ajo crudo, puedes mezclarlo con jugo de zanahoria y beberlo a la hora de la comida.
  • Bebe suficiente agua pura: de esta forma ayudarás a las grasas y toxinas de cuerpo a evacuarse más fluidamente.

En toda comida debes evitar mezclar las frutas con las verduras o con cualquier otro alimento. Las frutas deben comerse solas, con el estómago vacío, y esperar 20 minutos a que se digieran antes de consumir otro alimento.  La razón es que el azúcar de las frutas fermenta rápidamente cualquier otro alimento, lo cual produce alcohol en el cuerpo, nocivo para curar y mantener saludable el cuerpo.

Recomendaciones a tomar en cuenta:

  • Si tienes úlceras venosas o arteriales y estás excedido en peso, es muy importante que te pongas a una dieta curativa con jugos para eliminar grasas y toxinas excesivas que no permiten que el cuerpo pueda restaurarse. Se recomienda ponerse a dieta durante uno o dos días comiendo solamente papaya, o manzana, o uvas, o naranjas (solo elegir una fruta) y beber dos litros de agua pura de manera que el cuerpo pueda desintoxicarse y los intestinos aflojen materia de desecho atascada. Luego, se debe seguir una dieta estricta donde se consuman dos o tres jugos a la vez de vegetales crudos al día, combinándolos con una dieta con caldos de vegetales, arroz integral con verduras al vapor, etc.
    Si tu sobrepeso es excesivo, se recomienda seguir alguna dieta de purificación profunda como la del sirope, la del te verde o la de la uva.
  • No se debe tomar alcohol ni fumar durante un tratamiento natural.
  • La reflexología, la acupuntura o el masaje de bioenergía son estupendas opciones para apoyarte en un proceso de verdadera curación ya que, cualquiera de ellas, ayudará a drenar emociones o energía estancada en tu cuerpo.
  • La clorofila líquida es un excelente desinfectante. Se recomienda tomar 1/2 cuharadita en una taza de agua antes de desayunar. Puedes sustituir la clorofila por brotes de alfalfa en ensaladas.

Remedios Caseros para Úlceras Arteriales y Venosas

  • Cataplasma curativo: Pon un poco de aceite de oliva extravirgen y una gotita de clorofila líquida en una gasa y aplica suavemente encima de la herida.
  • Remedio con col rizada: se pica la col de forma muy fina y se mezclan dos cucharadas de col con una taza de te de avena (hervir una cucharada de avena en una taza de agua por 3 minutos y colar). Mojar la col en el te caliente y luego que entibie mojar con esta agua la herida.
  • Jugo curativo de úlceras: pasa por el extractor 10 zanahorias bien lavadas y dos tazas de col y una taza de germinado de alfalfa. Bebe el jugo a sorbos, lentamente a la hora de la comida.
  • El te verde o la infusión de ginko te ayudarán a promover una buena circulación. Bebe dos o tres tazas veinte minutos después de haber comido.

 

Comentarios