Todo sobre la Lipoescultura Láser.

Posted on Posted in Belleza

Hace algún tiempo mientras me encontraba en una sala de espera para reunirme con un médico especializado en cirugía plástica, escuché a varias mujeres hablar sobre el mismo tema.

“A mi me da miedo la anestesia”, “que tal el dolor post operatorio”, “que me dicen de las que quedan mal y peor de lo que estaban” y otra concluía, “y si no me levanto”… estos son solo algunos de los temores que experimentan las mujeres y los hombres que quieren hacerse algún arreglo en su cuerpo.

Con la novedosa técnica SmartLipo asociado al láser Nd YAG, usted podrá volver a sus actividades normales con menos dolor, pocos moretones y lo mejor, un abdomen más definido

Desde 1974 cuando nace la liposucción en Italia,  miles de pacientes en el mundo han experimentado procedimientos como: la aspiración con jeringa, liposucción seca y húmeda, ultrasonido interno, ultrasonido externo, liposucción superficial, asociando la técnica que usa aire comprimido o motores eléctricos como una vibro liposucción, infusión y bombas de succión entre otros.

Sin embargo, estudios científicos han reflejado evidencias claras sobre las desventajas de estos procedimientos a la hora de practicar una lipoescultura como por ejemplo: el rompimiento de las venas encontradas en el tejido fino graso, que generan una pérdida considerable de  sangre; los huecos subcutáneos difíciles de llenar, que dejan por paso de la cánula; los hematomas y la fibrosis que en muchas veces nunca desaparece.

Frente a estos malestares y riesgos post operatorios, la cirugía estética ha implementado una nueva forma de eliminar el exceso de grasa y moldear la figura de hombres y mujeres, a través de la técnica de laserlipólisis (marca registrada) un procedimiento ejecutado por el Smartlipo, lipoescultura con láser, que a través del sistema de láser Nd: YAG, rompe las membranas adiposas de la célula transformándola en una sustancia aceitosa de fácil absorción o extracción.

Para producir este efecto la radiación del láser se pone en contacto directo con las células grasas, SmartLipo entrega la energía del láser por una fibra óptica fina (0,300 mm ó 300 micras en diámetro).

La fibra pasa a través de una cánula pequeña de acero inoxidable (solamente 1 milímetro) y se inserta en el tejido graso a través de una abertura pequeña en la piel.

El Dr. Alan González, cirujano plástico especializado señala: “El calentamiento que se produce en las células adiposas hace que exista un fenómeno físico–químico conocido como licuefacción, el cual produce una sustancia oleosa que el cuerpo absorbe para luego eliminarlas de una manera natural, por diferentes vías metabólicas (Hígado y otros órganos) o extracción directa por barrido”,

El perfil del cuerpo mejora normalmente día tras día y los resultados se estabilizan en un plazo de 20-30 días. El método permite al paciente reasumir rápidamente una vida social normal.

Los resultados son permanentes, dando lugar a una armoniosa figura siempre y cuando se sigan las recomendaciones del médico, tomar analgésicos y fajar la zona tratada por el tiempo que determine el especialista.

La técnica de SmartLipo asociada al láser Nd YAG, ofrece ventajas innegables como: menos traumatismo, posibilidad de realizar un procedimiento menos invasivo, reduciendo el tiempo de recuperación y los efectos post operatorios y menor cantidad de pérdida de sangre.

Asegura el doctor Alan González que “El tratamiento SmartLipo con Láser Nd YAG, puede ser ambulatorio o si la extracción es grande puede ser una corta hospitalización. La técnica está tan refinada que se han reducido considerablemente las molestias postoperatorias como hematomas e inflamación en las zonas tratadas, síntomas  comunes en los otros métodos de modelación corporal quirúrgica”

Igualmente señala que “La retracción del colágeno y la reorganización de la dermis son otros efectos generados con este láser, lo que contribuye a la retracción adecuada del tejido, y evitan las posibles quemaduras que pudieran presentarse con otro tipo de equipo, debido a que el SmartLipo permite el tiempo de enfriamiento de los tejidos por lo cual es extremadamente seguro”

El poco traumatismo del tejido también nos permite observar menor posibilidad de fibrosis residual.

Las cicatrices son de 1 mm a 3 mm de diámetro, por lo tanto no necesita colocarse puntos; se puede realizar bajo cualquier tipo de anestesia, local, regional (peridural) o general, dependiendo de lo determinado entre el cirujano plástico, el paciente y el anestesiólogo.

Es de vital importancia comprender que debido al alto volumen de información frente a la lipoescultura y los diferentes tipos de Láser que existen en el mercado; hay que tener en cuenta que el Smartlipo Láser Nd: YAG de 1064 mm es el único equipo aprobado en Europa y en EEUU, por la FDA.

¿Cómo es el procedimiento?

Comienza después de proteger al grupo médico y al paciente con gafas especiales, posteriormente se realizan pequeñas incisiones (de un milímetro) en los sitios deseados, a través de las cuales la micro cánula es introducida, avanzando de atrás hacia delante en movimientos como de abanico, con diferentes niveles de profundidad, incluyendo el subcutáneo, similar a la liposucción superficial.

El tiempo de la acción del láser depende de la cantidad de grasa existente, de la resistencia del tejido; la técnica del cirujano y de la extensión del área a tratar, además de la palpación y masajes post-operatorios.

El paso del láser crea pequeños túneles de grasa y la delicada membrana proteínica de las células revientan, debido al efecto fotomecánico (onda de choque de la energía láser, la cual rompe la pared del adiposito), liberando el material graso que ellas contienen.

En el proceso de drenaje o barrido se utiliza una cánula de 2 – 3 mm, anexa a la misma bomba peristáltica (la cual extrae los fluidos a baja presión), especialmente desarrollada para este propósito.

El proceso que sigue es similar a la liposucción tradicional, con fajas ligeramente compresoras, analgésico y cuidados generales.

Comentarios