Remedios Caseros para Pequeños Problemas.

Posted on Posted in Remedios Caseros

Remedios naturales contra pequeños problemas

Pies doloridos

  • Después de un día ajetreado los pies se hinchan y duelen. Si llenas una palangana de agua caliente y le añades 4 aspirinas machacadas e introduces los pies durante 15 ó 20 minutos, alivio garantizado.

Cuidado de las pestañas

  • Si quieres tener unas pestañas más bonitas y espesas, nada más fácil: Una capa de vaselina antes de ir a dormir, y listo.

Pestañas Cortas

  • Dar un ligero masaje a tus pestañas con aceite de oliva por las noches y dejarlo ahí hasta la mañana. En poco tiempo verás tus pestañas crecer.

Hipo

  • Contra el hipo hay varios remedios, en base a la persistencia del mismo: Para el hipo leve basta con espaciar todo lo que se pueda la respiración. Si se resiste, una cucharadita de azúcar bajo la lengua, y si aún es pertinaz, toma siete sorbos de agua, y cada vez que vayas a tragarte uno, da un salto. Te librarás del hipo seguro.
  • El remedio del susto funciona en ocasiones.
  • Para terminar, una de las recetas más eficaces es mojar un terrón de azúcar en una cucharada de vinagre. Mastícalo lentamente.

Cansancio

  • Aquí tenemos un truco sorprendente, recomendado por un doctor americano para combatir la fatiga pasajera (un ligero cansancio): consiste en FROTAR enérgicamente la palma de la mano derecha (la izquierda, si es zurdo) durante algunos segundos. Al parecer, estimulará los nervios que actúan sobre las glándulas suprarrenales, provocando un flujo de hormonas vigorizantes. Sí, suena raro, pero ¡no pierdes nada intentándolo!.

El mejor dentífrico

  • El polvo de tomillo (machacando hojas secas) o de hojas de salvia, limpia tu dentadura a la vez que desinfecta la boca.
  • La sal fina blanquea los dientes y fortalece las encías.
  • Cepíllate los dientes de vez en cuando con el zumo de medio limón: es un maravilloso agente blanqueante de virtudes antisépticas.

Quemaduras

  • Puedes aliviar el dolor y la ampolla colocando una hoja de berza o col machacada sobre la herida. También funciona la raspadura de la patata cruda.
  • Sigue siendo buen remedio el utilizar la pasta de dientes como pomada. Tiene un efecto anestesiante.
  • Tan pronto te ocurra una quemadura frota la parte afectada con el cabello, si no es posible puedes colocarle un poco de sal y con estos truquitos evitaras que te salgan ampollas.
  • Para esas pequeñas quemaduras que recibimos de cigarrillos o de fuego en general, pero repito, pequeñas quemaduras, nunca usar cuando la quemadura sea grande: Yo cuando me quemo con el cigarrillo, nunca en zonas muy sensibles como la cara u ojos, siempre en la mano o brazo o piernas, siempre notas ese escozor que fastidia de lo lindo, así que me pongo un chorreón de lejía (de la de fregar los suelos) directamente sobre la zona afectada. Sí, sí, como suena, es rapidísimo, desaparece automáticamente el dolor, seguro, yo la he usado muchas veces, pero repito, siempre con pequeñisimas quemaduras. Aunque parezca contradictorio la lejía quita el dolor de inmediato, a los pocos minutos, según sea la quemadura, se puede volver a repetir, y cuando el dolor por fin se haya calmado bastante, entonces se podrá lavar la zona afectada con abundante agua.

Quemaduras solares

  • Algunas veces exageramos al tomar el sol en la playa y el ardor es horrible. Éste se elimina fácilmente untando la parte afectada con yogur, se deja secar y se enjuaga con agua tibia.
  • Para resistir el roce de la ropa o las sábanas frota ligeramente tu piel con harina de maíz (Maizena).
  • Sencillamente cortar un jitomate a la mitad y pasarlo por la parte que fue expuesta al sol. Sentirán alivio en poco tiempo.
  • Tengo una receta de mi abuelita que en paz descanse: ella aplicaba a las quemaduras la telita transparente que lleva la cebolla. Se coloca sobre la parte afectada y ésta evitará que se ampolle.
  • Lo que también es buena es la sabila o áloe, sólo se usa la parte gelatinosa. Esto se consigue retirándole la piel, (¡ojo!: me olvidaba de indicar que primero se corta una rama o brazo y se deja reposar hasta que brote el yodo que contiene dicha planta), luego la parte gelatinosa se coloca en la zona afectada (siempre y cuando sean quemaduras leves).
  • Esta planta es realmente milagrosa, por que también sirve como cicatrizante de las úlceras, yo la he utilizado y realmente me va de maravillas, la parte gelatinosa se come -no tiene ningún sabor-.

Úlceras y gastritis

  • Tomar en ayunas el agua de la papa sancochada (patata cocida con piel), y si a esto le agregas una o dos gotitas de sangre de grado es excelente. No abusar de la sangre de grado porque ésta estriñe. (Aclaraciones para los foráneos: La sangre de grado se obtiene de la corteza de una planta que se encuentra en la Selva Peruana, la corteza la cortan y comienza a caer un líquido color rojo oscuro). La sangre de grado también es excelente como cicatrizante para las heridas.

Para mitigar las cicatrices

  • Puedes utilizar la parte gelatinoza de la sabila, la calientas un poquito en una sartén y lo colocas en la parte afectada como emplasto -repetir varias veces-. Esta planta es maravillosa porque también sirve para el cutis y para el cabello -pero haciendo hincapié que primero brote el yodo, si no quemaría la piel- y sólo se usa la parte gelatinosa.

Cabello Hermoso

  • Si quieres que tu cabello crezca rapidísimo y con un brillo espectacular, solamente tienes que poner una cebolla mediana en trozos pequeños, dentro de tu champú ( Media cebolla en la mitad del champú y de la misma manera la otra parte). Déjala reposar por 15 días y aplícalo normalmente. Si tu cabello huele un poquito a cebolla, no te preocupes: una vez que tu pelo esté seco no tendra ningún olor.
  • Si quieres un pelo realmente hermoso siempre ten preparado tu champú con cebolla y no te arrepentirás.

Cortar una hemorragia

  • Para cortar una hemorragia: pimentón dulce, leche de una hoja de higuera y el telillo que lleva una caña en el nudo (caña de las que hay en las acequias y zonas húmedas).
  • Para cortar una hemorragia nasal espontánea pon un trocito de papel tipo “kleenex” entre el labio y la encía superiores, tocando el frenillo.
  • Si te cortas y estás sangrando, no hay mejor solución para cerrar la herida instantáneamente y detener la hemorragia que presionar contra la herida a forma de compresa (sin mucha fuerza pero con firmeza) una papa o patata cortada, es decir, que la carne quede en contacto con la cortada. Déjalo así un rato y verás que como por arte de magia cierra la herida y deja de sangrar.
  • Si te cortaste un dedo puedes hacer un hueco en la papa y meter el dedo con la parte cortada dentro del hueco.

Orzuelos

  • Tengo un truco muy bueno para cuando nos salen esos pesados “orzuelos” en los ojos. Para que rompa rápidamente el orzuelo y expulse al exterior todo lo feo que tiene, lo mejor es ponerse un poquito de miel, tanto en el párpado como en el interior del ojo. No tema, lo más que pasa es que se nos cae una lágrima muy, muy, muy espesa. A la mañana siguiente, o como mucho, en 48 horas, el orzuelo ha desaparecido.
  • Un orzuelo no se va hasta que no cae el pelo de la pestaña en cuyo folículo o raiz tiene su origen la infección. Normalmente tirándote con una pinza ligeramente de cada uno de los pelos sueles detectar cual de éstos es el infectado, por que es más doloroso. Si estás seguro de haber dado con él, tira de la pestaña, y liberarás la presión que ejerce el pus. De cualquier manera, siempre que los orzuelos se repiten a los pocos días, es mejor ir al médico para que recete antibiótico contra el estafilococo que lo produce.

Infecciones en el oído

  • El ajo es una planta casi mágica, pues es capaz de eliminar todo tipo de infecciones. Cuando sientas los oídos inflamados y con dolor, especialmente al tomar algo, tuesta al fuego directo un diente de ajo pequeño hasta que se ponga de color café. Aún calentito, se envuelve en algodón y lo colocas en el oído afectado por unos 10 minutos 3 veces al día. Los resultados son realmente dificiles de creer.

Dolor de garganta

  • Para el dolor de garganta, un buen remedio casero es hacer unas cuantas gárgaras con un chorro de agua oxigenada diluida en un vaso de agua tibia.
  • Para el dolor de garganta en medio vaso de agua templada añadir: media cucharada sopera de miel y el zumo de medio limón y … listo para hacer gárgaras.
  • Para aliviar el dolor de garganta hay que hacer gárgaras 3 veces al día con una solución de una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua.
  • Prepara un té de flor de manzanilla, agrega una gotas de agua oxigenada y el zumo de un limón, y haz gargarismos.
  • Tu premio: una sensación de descanso en tu garganta.
  • Para el dolor e infección leve de garganta: el zumo de 1 limón, un poquito de agua (para que caiga mejor al estómago) y 3 cucharadas grandes de miel. Se calienta un poquito, y se toma a cucharaditas, cada 5 o 10 minutos . No se trata de beber el preparado, sino de intentar que la garganta esté en contacto con este bálsamo que es verdaderamente efectivo, si se es constante. A mí me ha librado en numerosas ocasiones de tomar antibióticos.

Picaduras

  • Un alivio eficaz para el escozor que producen las picaduras de los insectos (mosquitos, avispas etc.) es frotarse suavemente la zona afectada con un pedacito de algodón empapado en vinagre.
  • Para eliminar la roncha que deja la picadura de un mosquito, nada mejor que frotar la picadura durante unos minutos con un diente de ajo. El jugo del ajo neutraliza el anticuagulante que nos inyectó el mosquito y desaparece la roncha. El único problema es el olor a ajo que nos queda, pero … ¡adiós picazón!.

Prevenir agujetas

  • Cuando has hecho un ejercicio duro y continuado, o atípico en cuanto al esfuerzo o simplemente por la postura utilizada (por ejemplo, mucho tiempo en cuclillas, etc.), hay un remedio para prevenir las agujetas antes de que aparezcan: Se pone en un vaso el zumo de un limón (o dos pequeños), se termina de llenar con agua, se le añaden 4 cucharaditas de azúcar y, por último, la puntita de la cucharilla de bicarbonato sódico. Cuando se pone el bicarbonato la mezcla se vuelve efervescente, entonces rápidamente se agita bien y se toma rápidamente. Mano de santo…

Dolor de Cabeza

  • Para remediar el dolor de cabeza, un remedio natural muy efectivo cuando no hay una aspirina a mano, es tomar hojas de Boldo fresco (ojalá tengan este árbol en su país), frotarlas muy fuertes entre sus manos y luego, sin abrir mucho las manos, inhalar muy profundamente el aroma que despiden, ya verán que en muy corto tiempo el dolor habrá desaparecido.

Mastitis

  • Para aliviar la tensión y dolor de las mamas en la mujer que amamanta, cuando estas se ingurgitan; se debe colocar sobre la piel del pecho una hoja de repollo previamente enfriada en el refrigerador. Asi es más fácil la eyección láctea y el descongestionamiento de los pechos.

Abscesos

  • Para remitir la infección causada por un absceso, se coloca sobre él una medida de levadura y una de avena durante unas 8 horas, repitiendo la operación hasta que sale toda la infección afuera. ¡Es excelente!.

Problemas de Huesos

  • Dicen que es excelente para problemas de huesos poner en un bolsillo de la vestimenta diaria, 1 castaña (cruda) y dejarla ahí hasta que se seque

Piernas doloridas

  • Frota tus piernas 3 veces al día con vinagre de manzana, después empapa una venda o trapo con más vinagre y cubre tus piernas para dejarla ahí por espacio de una hora.

Sudor

  • Después del baño, ponte leche de magnesia en las axilas: bloquea totalmente el mal olor y además no mancha. Con esto no tendrás mal olor en todo el día, así sea muy caluroso o hayas sudado demasiado.

Ardor al orinar

  • Para el mal de orín (ardor al orinar) debes tomar un vaso pequeño de agua tibia con sal. No mucha sal, ya que esto puede ocasionarte efecto purgante o vómito. El agua debe ser lo más tibia que la aguantes y tomar mucha agua.

Forúnculos o diviesos

  • El mejor consejo para este tipo de dolencia es que NUNCA hay que reventarlo. El pus que contiene saldrá por sí solo. Podremos ayudarle con cualquiera de estos dos remedios que cito a continuación. En todos, colocaremos el remedio, una fina gasa y un esparadrapo sólo por los lados, a fin de que “respire”:
  • Con la fina película que tienen los huevos (una vez cocidos), entre la cáscara y la clara.
  • Mastica unos granos de trigo, y coloca la pasta sobre el grano.

Golpes y contusiones

  • Si te has dado un golpe, podrás aliviar el dolor y la hinchazón con esta sencilla cataplasma: Has un infusión de orégano, pero, en lugar de aprovechar el líquido, utiliza la hierba humedecida: introduce el orégano en una gasa, y colócala a modo de emplasto sobre la zona afectada. Cuando la hierba esté seca, humedécela con un poco del líquido de la infusión.

Encías sanas

  • Para tener las encías sanas, enjuaga la boca una vez al día con el siguiente líquido: Mezcla, a partes iguales, levadura en polvo (“Royal”) y sal (fina) de cocina, y echa una cucharadita en medio vaso de agua.

Sabañones

  • Para los sabañones de las manos: Antes de acostarse coja un pequeño racimo de uvas y “espachúrrelo” con las manos. No se seque las manos durante 15 minutos, y después láveselas con agua.
  • Para los sabañones de las orejas:Corte una cebolla por la mitad y restriéguese la oreja con la cebolla.

Comentarios