Remedios Caseros para las Manchas en la Piel.

Posted on Posted in Remedios Caseros

Remedios naturales contra las Manchas en la Piel

La piel presenta, en ocasiones, cambios de pigmentación que reciben el nombre de manchas. Éstas pueden deberse a factores como el embarazo, genética, exposición excesiva al Sol entre otros.

Existen diferentes tipos de manchas de piel como las pecas, lunares y manchas por envejecimiento y cada una tiene diferentes formas, tamaños y características.

  • Los lunares (que aparecen en cualquier parte del cuerpo) tienden a hacerse más oscuros con el tiempo y con frecuencia sobresalen de la superficie de la piel.
  • Las pecas (que aparecen en la cara, brazos y espalda).
  • Las manchas por envejecimiento (que aparecen en las zonas expuestas al Sol) son pequeñas, planas y están cubiertas de una pigmentación color café claro. Sin embargo, pueden hacerse más grandes y oscuras entre más tiempo se pase bajo la luz del Sol.

Aunque, generalmente, la eliminación de las manchas se hace mediante técnicas sencillas de cirugía, existen remedios caseros que se pueden aplicar para mejorar su aspecto de forma tal que sea difícil determinar su presencia. A continuación algunos de estos remedios:

  1. Abrir por la mitad una hoja espinosa del aloe vera y, luego, usando el lado romo de un cuchillo, se debe raspar la parte interior para extraerle su gel. Frotar diariamente este gel sobre las manchas. El aloe vera se ha usado desde los tiempos antiguos por sus propiedades cutáneas para la curación de heridas, úlceras y quemaduras y para aclarar las manchas de la piel.
  2. Cortar una rodaja de cebolla y frotar sobre la mancha durante cinco minutos. Repetir todos los días. Este remedio es muy útil para mejorar las manchas de la edad.
  3. Mezclar 3 cucharadas de yogur, 3 cucharaditas de zumo de limón y media cucharadita de raíz de rábano picante. Luego, aplicar con una bolita de algodón.
  4. Extraer el jugo de un limón, empapar una bolita de algodón con este líquido y luego frotar directamente sobre las manchas. El ácido cítrico es un agente blanqueador natural que ayudar a sacar (exfoliar) la capa superior de las células de piel muertas, lo cual permite emparejar las variaciones en el tono de la piel principalmente en el caso de los lunares pequeños y manchas del embarazo Sin embargo, se debe tener cuidado de no exponer el área que ha sido tratada con limón a los rayos del Sol. Igualmente, se puede usar a diario la parte externa de la cáscara fresca del limón y frotarla en las zonas de la piel manchada durante un cinco de minutos.
  5. Hervir un cuarto de litro de agua y luego agregar un puñado de hojas de llantén. Dejar reposar durante 20 minutos, colar y aplicar sobre la mancha mediante una bolita de algodón durante unos minutos. Repetir a diario hasta observar que la mancha ha mejorado su aspecto.
  6. Mezclar una cucharada de yogur natural, una yema de huevo y media cucharada de miel hasta formar una pasta homogénea. Extender, mediante ligeros movimientos circulares, la crema sobre el área afectada. Dejar actuar durante 30 minutos y después eliminar con abundante agua tibia. Este remedio casero es muy empleado, a modo de mascarilla, para manchas de vejez ubicadas en el rostro.
  7. Hervir durante 10 minutos varios pétalos de rosa y flores de romero en ½ litro de vino blanco. Filtrar y aplicar sobre las manchas.
  8. Hervir 100 gramos de cebada en un litro de agua durante 20 minutos. Después filtrar el líquido a través de un paño de algodón y, con los restos de cebada que quedan en el paño, frotar suavemente sobre las manchas. Aplicar dos veces al día.
  9. Machacar un puñado de semillas de onagra y frotarlas sobre la zona afectada. Es recomendado para manchas de envejecimiento.
  10. Mezclar dos tazas de hojas secas de consuelda con cuatro tazas de aceite de oliva. Añadir suficiente aceite como para cubrir las hierbas en una cacerola. Entonces agregar agua a la parte inferior de la cacerola para baño María y hacer que rompa a hervir. Retirar la cacerola del fuego y dejar reposar unos diez minutos para que la mezcla se enfríe. Cuando esté listo, el aceite será de color verde oscuro. Exprimir todo el aceite de las hierbas y colar la mezcla. Finalmente, frotar el aceite en las manchas tres veces al día.
  11. Pelar un pedazo de papaya madura y frotar su parte interna suavemente sobre la piel manchada. Dejar actuar durante 10 minutos y luego limpiar con agua fría. Aplicar 2 ó 3 veces por semana. La papaya contiene sustancias, como la papaína, capaces de eliminar células muertas de la piel y otros residuos que forman parte de las manchas por lo cual ayuda a su reducción.
  12. Colocar un manojo de espárragos en un recipiente con agua y poner a hervir durante 30 minutos. Utilizar el jugo resultante de esa decocción para lavar el rostro en la mañana y antes de acostarse.
  13. Hervir, en medio litro de agua, un puñado de saúco durante 10 minutos, retirar del fuego y dejar refrescar un poco. Luego, lavar, aún tibia, el área manchada con esta preparación. Para potenciar este remedio, se puede restregar la propia planta de saúco directamente en las manchas. Es muy efectivo especialmente para las manchas producidas por el sol.
  14. Exprimir, sobre las manchas, un puñado de hojas de zapallo y aplicar el jugo mediante masajes suaves. Realizar este remedio a diario.
  15. Machacar 3 fresas frescas y luego añadir 1 cucharadita de miel y otra de nata. Aplicar esta preparación sobre manchas solares 3 veces por semana durante 15 minutos.
  16. Frotar, tres veces por semana, las manchas, especialmente las que aparecen en las manos, con una bolita de algodón empapada con aceite de germen de trigo.

Recomendaciones

  • Aplicar bastante loción antisolar. Si se sufre de manchas producidas por el Sol, es mejor aplicarse una loción antisolar que cuente con un factor de protección solar (o SPF por sus siglas en inglés) de 15 o más para proteger la piel
  • Evitar el bronceado. Aunque se use una loción antisolar, las personas propensas a las manchas solares no deben permanecer tendidos al Sol por mucho tiempo especialmente entre las 10:00 a.m. y las 3:00 p.m., cuando los rayos solares alcanzan su máxima intensidad, ya que su piel es delicada y puede sufrir daño.
  • Usar ropa más larga debido a que la ropa brinda cierta protección contra los rayos dañinos del Sol, resulta mejor usar shorts más largos, camisas de manga más larga y un sombrero de ala ancha.
  • Evitar el contacto con ciertas verduras. Existen ciertos alimentos como el apio, las hojas de la zanahoria, el eneldo fresco, el higo y el perejil fresco entre otros que al entrar en contacto con la piel puede incrementar su sensibilidad al sol y, por ello, su propensión a mancharse. Estas verduras contienen psoralenos, unas sustancias químicas que, al exponerse a la luz ultravioleta, provocan este tipo de reacción. Por lo tanto, si se piensa salir al sol es buena idea lavarse las manos después de tocar estos alimentos.
  • Desconfiar de algunos productos comerciales. Algunos perfumes contienen un fotosensibilizador llamado aceite de bergamota que, en combinación con los rayos solares, puede causar una mancha oscura en la piel conocida como dermatitis de berloque. Inclusive existen medicamentos (como algunos antibióticos y ciertas medicinas para la presión arterial y la diabetes) que también contienen “fotosensibilizadores” que con el tiempo pueden aumenten la probabilidad de que salgan manchas por exposición al Sol.

Comentarios