Remedios Caseros para la Piel Seca.

Posted on Posted in Belleza

Es importante saber que, todas las pieles, sobre todo para la seca, requieren el uso de humectantes, principalmente, después de los veinte años debido a que la piel comienza a perder su elasticidad y humedad.

Los humectantes deben ser aplicados en el rostro y, también, en el cuello para evitar el envejecimiento prematuro. También es importante hidratar el área alrededor de los ojos, ya que es muy delicada y requiere cuidados especiales en cuanto a humectación se refiere en las pieles secas.

Se recomienda esparcir el contenido de una cápsula de vitamina “E” o “A” las cuales tiene propiedades cosméticas ya que revitaliza la piel, activa la circulación e impide la aparición o proliferación de las arrugas.

Algunos remedios caseros para la piel seca son:

HIDRATANTE DE NATA

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de nata líquida
  • 1 yema de huevo
  • unas gotas de zumo de limón

Modo de aplicación:

  1. Batir la nata líquida hasta que espese.
  2. Mezclar la yema de huevo y unas gotas de zumo de limón hasta obtener una crema.
  3. Esparcior sobre el rostro por 20 minutos y aclarar con agua templada

 

CREMA HUMECTANTE DE MELOCOTÓN

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cera natural de abeja
  • Una pizca de bórax,
  • 40 gotas de aceite de melocotón
  • 15 gotas de aceite de germen de trigo

Modo de aplicación:

  1. Mezclar todos los ingredientes y luego se pone al baño María hasta que se derrita.
  2. Triturar en una batidora. Si ha quedado demasiado espeso, se debe añadir gotas de agua de rosas

 

HUMECTANTE DE GLICERINA

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de glicerina
  • 1 cucharada de miel

Modo de aplicación:

  1. Mezclar la glicerina con la miel
  2. Aplicar sobre el rostro antes de acostarse, dando suaves masajes para reacti­var la circulación y ayudar a que penetre en el cutis.
  3. Al levantarse, use agua tibia para remover los residuos de ésta y después termine con agua fresca

 

LECHE HUMECTANTE DE DIENTE DE LEÓN Y MANZANILLA

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de flores de manzanilla picadas.
  • 2 cucharadas de dientes de león picadas.
  • 1/2 taza de agua hirviendo.
  • 1/2 taza de leche entera.

Modo de aplicación:

  1. Verter el agua hirviendo sobre las flores de manzanilla y las hojas de diente de león.
  2. Dejar reposar durante todo un día.
  3. Agregar la leche y batir enérgicamente. Dejar reposar durante 3 horas más.
  4. Colar y envasar. Guardar en la nevera. Utilizar a diario.

Comentarios