Reducir, Reutilizar y Reciclar. Reciclaje de Latas.

Posted on Posted in Reciclaje

¿Sabías que, en España, cada persona tira en un año alrededor de 13 Kg. de latas de aluminio y hojalata? Esta cantidad supone más de seis millones de latas con las que podríamos llenar 17.500 camiones de 50 toneladas cada uno. Cuántas veces hemos oído esta espectacular frase: Reducir, Reutilizar y Reciclar, llamada también las 3 “R”

Tenemos que sumarnos todos al reciclaje de latas, Un envase de aluminio continúa siendo un residuo sólido después de 500 años. Cuatro de cada cinco latas de refresco que se fabrican en el mundo son de aluminio y sólo el 50% se recupera para su reciclaje. En Estados Unidos, cerca del 90% de las latas de refresco son de aluminio y en 1989 se alcanzó un reciclaje del 60%.

Si bien las latas pueden ser recipientes adecuados para envasar productos alimentarios e industriales, no debemos olvidar que constituyen un residuo que representa el 2% del peso de las basuras domésticas. Las latas se revisten con estaño y a menudo se cierran con aluminio; de esta manera se garantiza una mejor estabilidad del producto, pero en cambio se dificulta el reciclado del mismo.

Las latas metálicas son fácilmente reciclables, pero se necesitan plantas recuperadoras con un nivel de sofisticación que permita separar la hojalata de la basura triturada. Se trata de una tecnologías bastante costosa pero en estos momentos puede recuperar casi el 2% del metal procedente de las latas que se encuentran en los residuos sólidos urbanos. Para la recuperación del acero de las latas es preciso desestañarlas y extraerles el aluminio. Éste es un proceso bastante contaminante, aunque mucho menos que el de producir acero de nuevo. Por eso es muy importante consumir lo menos posible productos domésticos fabricados con derivados del acero, como la hojalata. Las siderurgias pertenecen al grupo de las empresas más contaminantes que existen.

En cualquier caso, el reciclaje de latas es una medida imprescindible cuando se ha llegado a la minimización de su uso. Sería deseable disponer de contenedores especiales y que el envase metálico se utilizase únicamente para determinados productos. Pero actualmente se siguen enlatando todo tipo de productos, incluso los alimentarios.

Recomendaciones

  • Consumir preferiblemente productos con envases retornables.
  • Evitar las latas y procurar consumir comida fresca.
  • El mejor reciclaje es aquel que no llega a producirse.
  • Evitar la adquisición de productos con envase metálico si no es estrictamente necesario.

El reciclaje es tarea de todos. Reduce la cantidad de productos enlatados, reutiliza dichas latas para proyectos caseros y/o escolares; y dispón algún lugar destinado al reciclaje de latas.

RECUERDA…..   Reducir, Reutilizar y Reciclar.

Comentarios