Fresa.

Posted on Posted in Glosario propiedades frutas

Originaria de Europa, la fresa con su intenso color rojo, deliciosa fragancia y agradable sabor, hacen de esta fruta la más sensual. La fresa está recomendada para cualquier edad. A los niños les encanta bien madura, especialmente cuando está desprovista de acidez. Y durante el embarazo se convierte en una fruta importante, debido a su alto contenido en ácido fólico, vitamina cuya necesidad se dobla en el embarazo.

Podemos decir que es una fruta de por sí tentadora para casi la mayoría de las personas además del placer y seducción que nos produce al verla. Descubre las propiedades de la fresa y todos sus beneficios.

Tanto su forma como su brillo y color le dan en su conjunto una atracción especial. Y si a esto le agregamos el aroma y sabor que de ella emana cuando está madura podemos decir que su seducción es total, dándole ese toque de distinción que la hace la elegida entre muchos. Tanto para una simple ensalada de frutas o como protagonista principal en la decoración de un postre.

Es por ello que nos detendremos a hablar de ella en detalle y destacar todas su virtudes.

Las frutillas o fresas son plantas relativamente fáciles de cultivar y pertenecen a la familia de las rosáceas al igual que las frambuesas. Ya eran conocidas por los griegos y los romanos quienes no la cultivaban pero sí la recogían de los bosques como planta silvestre.

Recién en estos últimos años se comenzó a cultivar a gran escala y por lo tanto a hacerse más conocida por su sabor y sus virtudes.

Propiedades de la Fresa

  • Esta fruta pequeña y carnosa es de gran valor para nuestro organismo ya que tiene propiedades muy interesantes y buenas de conocer. Una de ellas en particular es la de ayudar en la eliminación del ácido úrico. Esto se debe a la cantidad de ácido salicílico que contiene, lo cual ayuda a eliminar mediante la orina el exceso de ácido úrico que forman quienes padecen de artritis, reuma o gota. Favorece por lo tanto a quienes padecen trastornos reumáticos.
  • Influye también en mejorar el funcionamiento del hígado, vesícula y riñones. Por su alto contenido en sílice colabora en limpiar la sangre y ayuda a los riñones.
  • Para quienes tienen problemas de estreñimientos y hemorroides es importante consumirlas en cantidades considerables ya que sus pigmentos, semillas o pepitas que las recubren no son digeribles y la celulosa y los fermentos actúan sobre el intestino como un laxante suave facilitando la eliminación de la materia fecal y ayudando a corregir el estreñimiento.
  • Es refrescante, tónico, mineralizante y al contener fósforo también ayuda a fortalecer el sistema nervioso.
  • Es bueno saber que la frutilla o fresa es rica en vitamina C tan importante para nuestro organismo como lo es prevenir los estados gripales, envejecimiento de la piel, debilidad muscular etc. Tomemos en cuenta que 100 gramos de frutillas contienen 60 miligramos de vitamina C y que este valor equivale a 10 veces más que las que contienen las naranjas.
  • Siendo una fruta rica en hierro es muy bueno su consumo para luchar contra la anemia, siendo además estimulante del apetito colaborando en ello sus cualidades aromáticas que al actuar sobre el olfato y el gusto estimulan el apetito. Es considerada como una de las frutas con mayor contenido de hierro: medio kilo de fresas aporta el 25% de las recomendaciones para una mujer adulta en periodo fértil y el 40% de las de un hombre.
  • Aportan además cantidades considerables de minerales como calcio, yodo, azufre, sílice, magnesio, bromo y cloro. Es particularmente rica en calcio lo que favorece al sistema óseo sobre todo en la pre y post menopausia.

Beneficios de la Fresa

Entre los principales beneficios de la fresa tenemos:

  • Hay dos condiciones muy interesantes que debemos resaltar: aporta muy pocas calorías siendo ideal para personas con sobrepeso y por su bajo contenido de azúcares es una fruta permitida para las personas diabéticas. Obviamente comiéndolas solas y en cantidades razonables.
  • Pero no terminan acá sus virtudes también actúa como crema de belleza natural a nivel del rostro mejorando su aspecto. Aplicando su pulpa bien machacada sobre el rostro y dejándola actuar durante 10 minutos. Luego se retira con un algodón humedecido lavándose bien la cara. Esto ayuda a tonificar y a revitalizar la piel.
  • Producen reacciones alérgicas en muchas personas, por lo cual se debe en esos casos de abstenerse de su consumo o bien comenzar a incorporarlas de a poco, pero nunca mezcladas con otras frutas y lejos de las comidas principales. Siempre previa consulta con el médico tratante.

Detalles que nos ayudan a conservar su sabor.

  • Comprarlas firmes y sin manchas. Conservarlas sin lavar en un envase hermético en la heladera hasta el momento de consumirlas.
  • Lavarlas enteras y con el cabo. No dejarlas mucho tiempo en el agua porque pierden sabor y nutrientes.
  • Una vez lavadas quitarles el tallo, prepararlas y servirlas enseguida.
  • Estando en perfectas condiciones pueden durar hasta 10 días en la heladera.
  • También se pueden conservar congeladas durante varios meses. Para congelarlas se lavan con el cabo, se dejan orear y se espolvorean con azúcar. Se guardan en cajas herméticas.
  • También se pueden licuar y se guardar como jugo. Se pueden mantener un año congeladas de esta forma.

Como sea, solas o acompañadas por cremas de diferentes sabores o en un helado o postre, serán siempre la gran tentación de grandes y chicos.

Comentarios