Paso 2 para Alcanzar la Felicidad.

Posted on Posted in Estar feliz, Ser mas creativo

Libera tu Corazón de las Preocupaciones. Todos queremos ser felices. Ese es nuestro objetivo final. Ahora bien, ¿qué significa ser feliz para cada uno? ¿Cómo puedo ser feliz?

Muchas veces nos decimos que vamos a ser felices cuando ganemos la lotería, cuando compremos “esa” casa, cuando consiga “ese” trabajo, cuando me quiera “esa” persona. Podemos ser felices mucho antes de todo eso, o sea, ahora

La razón por la hay que hacerlo es obvio. El problema es cómo puedo ser feliz. Consejos para ser feliz

No es fácil. Las preocupaciones suelen presentarse en forma de escenarios hipotéticos negativos del tipo “qué va a pasar cuando no tenga/no haga…” Más que nada nos asustamos porque no sabemos cómo reaccionar si llegara ese momento y nos sentimos abrumados por la incertidumbre.

Mi punto de vista es tener una actitud realista y tener listo un plan de crisis para cada una de ellas.

Te propongo el siguiente ejercicio. En una hoja en blanco anota todas las cosas que te dan miedo del futuro, todo lo malo que crees puede llegar a pasarte y que te quitan el sueño. Por ejemplo:

  • Que te desalojen
  • Tener una enfermedad incurable
  • No poder renovar el alquiler de tu casa
  • No encontrar al amor de tu vida
  • Que te roben

Una vez que tengas la lista, sé honesto contigo mismo y pregúntate cuáles son realmente las posibilidades de que pasen esas cosas. Me refiero a que si hace meses que no pagas el alquiler, que te desalojen es una posibilidad muy cierta y urgente pero si recién firmas el contrato de alquiler y estás pensando que quizás dentro de un año puede ser que la empresa donde trabajas cierre o te despidan entonces te angustias porque a lo mejor no puedes pagar el alquiler y te van a desalojar, eso no es urgente y para esa preocupación en especial puedes prepararte con anticipación.

Asigna prioridades de 1 a 10 a tus preocupaciones en base a:

  • La urgencia temporal y las posibilidades REALES de que eso suceda (1 sería lo más urgente y real que te pueda pasar y 10 lo menos).
  • Para organizarte mejor, pasa la lista a otra hoja empezando por tu preocupación número 1, continuando con la 2, hasta escribir las que les asignaste el número 10

Ahora concéntrate en la preocupación Nº 1 y fíjate qué puedes  hacer al respecto. Después que digas “¡Nada, no puedo hacer nada!” vuelve a pensar. Volvamos al tema del desalojo. Tienes forma de conseguir el dinero que debes? Puedes pedirle a alguien prestado? Hay alguna manera de conseguir el dinero (legalmente)? Dónde puedes ir a vivir en caso que llegue el aviso que tienes que dejar la vivienda? Dónde vas a poner tus pertenencias? Enfocarte en las alternativas posibles es más positivo que ponerte a llorar y va a darte mejores resultados que esperar que te salve algún superhéroe.

Haz lo mismo con todas tus preocupaciones. Cuando llegues a las que son menos urgentes, puede pasar que te des cuenta que no son verdaderas preocupaciones. Quizás son problemas de la sociedad (como el terrorismo o la falta de vivienda) y que en realidad no hay forma de medir el impacto cierto sobre tu vida. Si quieres sentirte más tranquilo, haz tus planes de contingencia. Prepárate para lo que pudiera llegar a pasar. Ten las cosas listas por si te encuentras en ese escenario.

Con estos consejos para ser feliz sin duda alguna te irá mucho mejor.

Comentarios