Padres Creativos, Hijos Felices.

Posted on Posted in Creatividad, Desarrolla tu talento, Estar feliz, Niños y adolescentes, Relaciones, Relaciones con los hijos, Relaciones familiares, Ser mas creativo

Para educar a nuestros hijos debemos ser padres creativos y así conseguiremos hijos felices. La creatividad de los padres ayudará a desarrollar la del niño. Aprende cómo desarrollar la creatividad en tus hijos con estos sabios consejos para padres.

¿Por qué es importante estimular en su hijo, su talento creativo?

La respuesta es muy sencilla: porque la creatividad e inventiva personal nos permite desarrollarnos a plenitud como personas. El término creatividad podemos definirlo como “el proceso a través del cual la mente humana produce asociaciones que generan resultados nuevos, partiendo de los estímulos existente en su entorno”. La creatividad se encuentra estrechamente relacionada con la supervivencia. Sin una mente capaz de crear, el ser humano no podría defenderse, conseguir sus alimentos, conservar su salud o relacionarse con otras personas.

Es en el seno de nuestra familia donde aprendemos, desde niños, a enfrentar los diferentes desafíos que la sociedad nos impone. Las complicaciones laborales, la insatisfacción por lograr cumplir las metas personales, el equilibrio en la pareja y hasta el propio sentido de la autoestima, se encuentran ligados estrechamente al desarrollo de la creatividad.

Mediante la realización de investigaciones sobre comportamiento humano, se ha demostrado la importante influencia del aprendizaje creativo para superar miedos, decepciones y problemas que se presentan a lo largo de la vida del adulto. Los niños creativos tienen mayores posibilidades de “sobrevivir” y “adaptarse” a entornos adversos, generando ideas que les permiten, no sólo mejorar su calidad de vida, sino también la de su familia.

El talento creativo prospera particularmente, en las primeras etapas del crecimiento (0 a 10 años) Esto se debe, a la permanente cantidad de estímulos totalmente nuevos que recibe el niño a diario. Durante estos años, las personas pasamos gran parte del día con nuestra familia. De ahí, la necesidad de fomentar actitudes que permitan expresar nuestros propios puntos de vista, impresiones, sensaciones y, fundamentalmente, permitir la diversidad de personalidades.

Si nuestros padres consideran que somos capaces de crear autónomamente y aceptan nuestra personalidad (única e irrepetible), educándonos a través de diálogos y ejemplos representativos, el resultado es un adulto extremadamente creativo y libre en la expresión de sus pensamientos. Este trabajo de “siembra” que cada padre se plantea con sus hijos es fundamental. Todos los días, mediante conversaciones, juegos, reflexiones, desafíos, momentos de humor y relax, cada padre estimula la inventiva en sus hijos.

Existen dos condiciones básicas de cómo desarrollar la creatividad en la familia.

1.- Libertad Dentro de la familia, es necesario que cada integrante perciba la existencia de un marco de libertad para poder opinar y expresar lo que realmente siente. Obviamente, esta expresión siempre se hallará sujeta al pensamiento de los demás. El marco de libertad en cada hogar es lo que efectivamente potencia lo que cada niño es capaz de crear por sí mismo. Para confirmar este punto, tenemos el ejemplo de grandes inventores, científicos, artistas y profesionales que, apoyados por sus padres, lograron grandes avances en su campo de conocimiento: Steven Spielberg, Bill Gates.

2.- Aceptación La verdadera aceptación abre en cada niño un espacio emocional muy valioso, porque le permite sentirse querido y potenciar su autoestima sin temor a ser automáticamente censurado o reprimido. Es notable la importancia de la “aceptación de las ideas” por parte de los progenitores. Si mamá y papá aprenden a “disfrutar” de la personalidad de cada niño, el proceso creativo se hace más rápido con los años, en lugar de disminuir con la llegada de la adultez. La aceptación de la personalidad de cada hijo es un proceso que demandará voluntad, apertura mental y una inmensa cuota de paciencia. Los casos más comunes sobre falta de aceptación se registran cuando la familia pretende “someter” a un estilo o forma de ser constituida y establecida como válida. Esa única forma de ser, restringe al niño a preconceptos, costumbres y normas muy difíciles de romper o actualizar.

También es ciertos que cada familia impone ciertos ritos familiares que deben ser respetados, pero cuanto más cerrado es el perfil de estos ritos, menos importante es el desarrollo creativo del infante. De esta forma, la vida se transforma en una suma de leyes o reglamentos consolidados e inflexibles que definen los actos anticipadamente.

El desarrollo de la creatividad constituye un desafío para cada padre y, al mismo tiempo, la valiosa oportunidad de dejar un legado a los hijos, a través de una forma de pensar los problemas y situaciones de la vida desde una perspectiva mucho más eficiente y autónoma. Mundialmente, la creatividad es un valor personal muy apreciado en diferentes entornos o ambientes.

La capacidad de adaptarse a diferentes situaciones o circunstancias (muchas de ellas estresantes y caóticas) y la posibilidad de aprovechar recursos de diverso tipo, se logra a través del uso y la aplicación de la creatividad. Creemos firmemente en el valor de crear espacios de libertad y aceptación en el seno de la vida familiar. Los resultados, trascenderán por generaciones y serán herramientas concretas para el desarrollo personal de cada integrante.

Excelentes consejos para padres que no debes dejar de seguir

Comentarios