Obesidad Infantil. Alerta Padres.

Posted on Posted in Estar en forma

Anteriormente, cuando veíamos niños obesos decíamos “hay que lindo, que gordito, se lo ve muy sano muy sonrojado”.

Actualmente sabemos que el sobrepeso infantil también pueden producir los mismos problemas de salud que los adultos: problemas en riñones, enfermedades del corazón, diabetes, alta presión arterial, colesterol alto y problemas psicológicos. Daño en el hígado también es común en el sobrepeso.

Comúnmente se habla de problemas glandulares, Tensión emocionales que despierta ansiedad por comer, aburrimiento porque los niños pasan muchas horas solos o mirando televisión y mal hábito de los mayores que viven en el hogar. Pero luego de hacer una batería de estudios en sangre y orina necesarios si todo sale bien, es un error dar por punto final el problema de sobrepeso. Ese es el punto en que se debe comenzar a trabajar seriamente en el problema.

Primero hay que poner TODA la casa a régimen. Los padres de los pacientitos me dicen “pero los otros niños no están en sobrepeso”. Régimen o dieta no significa no comer. Significa cambiar la forma que se come y que se come en el hogar. Las salidas a comer afuera del hogar a veces son mortales. Premiamos a los niños con salidas a comer todo lo que quieren. Generalmente, si hay un niño o más miembros de la familia con sobrepeso quiere decir que existe un hábito de comida no correcto.

Lo que fue denominado por un profesor de Stanford University “Síndrome X” es una persona que no es diabética pero tiene todos los síntomas y hábitos de una persona diabética. Eso es una adicción a los carbohidratos simple (pan blanco, harinas blancas, pastas, papitas, dulces, azucares, arroz blanco, en general todo lo que es refinado). Y todo esto debilita al bazo / páncreas. Esta adicción a los carbohidratos es tan fuerte que si el niño se siente débil corre a comer “algo” sino no puede levantar su energía. Es como una hipoglucemia “disfrazada”.

La familia debería ponerse a dieta, no por cambiar la alimentación para bajar de peso sino para vivir más saludables TODOS.

Las estadísticas indican que aquí en los Estados Unidos 1 de cada 5 niños están en sobrepeso con posibilidades de despertar enfermedades en el futuro. Especialmente cuando genéticamente existen problemas de corazón, diabetes, colesterol y triglicéridos incontrolables, etc.

Si usted piensa que dentro de su familia hay niños obesos, debería:

  1. Hablar con el pediatra: Si usted considera que su hijo tiene sobrepeso y el medico primario no le parece, pida una segunda opinión.
  2. Mirar a su familia: Si algún otro miembro de la familia o usted están en sobrepeso defina un PLAN familiar de dieta y alimentación correcta. No para que se haga cuando esta en tratamiento sino para que “aprendan” a comer correctamente.
  3. Prestar atención a la televisión: Este útil y divertido aparato puede ser terrible para los niños. Los pone aburridos, apáticos con sus obligaciones en la casa, influye en los deberes para su escuela, los mantiene a otros hiperactivos y comen sin saber que ponen en la boca mientras miran televisión. Debe organizar un horario de televisión y elegir aquellos programas que estimulen su crecimiento intelectual.
  4. Poner a sus hijos en actividades físicas fuera de la escuela: karate, natación, bicicleta, patineta, caminatas. Sea ejemplo, hágalo usted también.
  5. Organizar una alimentación balanceada: Baja en carbohidratos simples, sin frituras con mantequilla ni con NINGUN aceite, haga todo asado, hervido, al horno o sancochado. Cumpla con horarios para comer, no permita a la familia que “piquen”. Y mucha atención con los jugos pues pueden estar cargados de azúcar, lea el contenido.
  6. Por último, si su niño es hiperactivo o muy sensible al “stress” limite hablar de problemas que no concierne a los niños enfrente de ellos. Trate la hiperactividad de ellos para que no les perjudique en su desarrollo en la escuela también. Tengan actividades de salidas a museos, cine, teatro para niños, competencias de barriletes, pesca, picnic, etc. Busque actividades familiares.

Comentarios