¡No Me Distraigas! Que Pierdo la Concentración.

Posted on Posted in Desarrolla tu talento

Cómo lograr mejores niveles de Concentración: Ejercicios y técnicas para iniciarse en la práctica de la habilidad de concentrarse

Muchos de nosotros hemos usado esta expresión. La concentración es una habilidad mental fundamental para todas aquellas personas que estén buscando lograr un rendimiento personal y profesional sobresaliente.

¿Sabías que el ser humano promedio, pierde la atención y concentración en promedio entre 5 y 7 veces en un minuto? !Que espanto!! ¿No?

Quiere decir que la mayoría de nosotros nos la pasamos divagando mentalmente y saltando de rama en rama. Cuando no estamos concentrados, nuestra atención esta dispersa en varias cosas a la vez, o salta de una cosa a otra.

Pero usted puede estar pensando: ¿Y a mí que? ¿De que me sirve desarrollar la concentración?

Cuando no estamos concentrados en el presente, en lo que está sucediendo en el momento actual, perdemos mucha información valiosa. Si no estamos concentrados, dejamos de escuchar, y solamente nos limitamos a oír, lo cual no nos permite comprender bien y a la primera lo que nos están diciendo.

De igual forma, dejas de observar y solo estás viendo. Tampoco puedes lograr tu mejor nivel de desempeño, y mucho menos podrás lograr objetivos difíciles o que representen un verdadero desafío.

Se entiende por Concentración, la habilidad de “fijar la atención en un solo punto”, o “mantener un solo pensamiento en la mente” durante determinado tiempo, excluyendo los demás pensamientos.

“Los éxitos que hemos obtenido en la vida son consecuencia de esfuerzos concentrados… y los fracasos o logros a medias/nulos, son producto de concentración dispersa, inconsistente o insuficiente” (Manuel Rodríguez Salazar, conferencista y consultor en Efectividad Organizacional)

Contundente, y en algunos casos, difícil de aceptar ¿no? Pues yo estoy completamente de acuerdo que así funcionan las cosas, cuando hablamos de éxito Personal o profesional. Cuando logras tus objetivos, cuando realmente progresas y obtienes los resultados que estas buscando, es cuando te concentras en lo que realmente deseas.

El nivel de éxito o fracaso que logramos, está en relación directa a cómo hemos concentrado o dispersado nuestra atención.  Ni más ni menos.

El reto de esta semana es que te reflexiones, y te contestes con sinceridad las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el foco de atención en mi vida personal? ¿Lo que más me importa?
  • ¿Tengo prioridades u objetivos claros en los cuales concentrarme, para estar satisfecho profesionalmente?
  • ¿Trabajo en una meta a la vez, basado en mis prioridades?

A continuación te sugiero el siguiente ejercicio, que te permitirá ir desarrollando mayores niveles de atención y concentración en tu vida diaria:

  • Consigue un cronometro o cualquier otro aparato, de esos que traen alarmas con sonido. Programarlo a 3 minutos.
  • Busca un lugar tranquilo, lejos de radios, TV., etc. Siéntate cómodamente en una silla, con tu espalda recta y cierra tus ojos.
  • Realiza tres respiraciones profundas. Inicia el contador de tu cronómetro.
  • Regresa tu respiración a un ritmo normal. Ahora, Llevarás toda tu atención a tu respiración, observando como se llenan tus pulmones y como sale el aire.
  • Deja pasar todos los pensamientos sin detenerte en ninguna idea.
  • Cuando llegue a tu mente, cualquier pensamiento, solo ve contando en voz alta “uno”, “dos”, etc. Regresa de nuevo tu atención a la respiración.
  • Continua de esta forma, contando cada pensamiento que te llegue hasta que suene la alarma que programaste

Recomendaciones:

Este, así como otros ejercicios de concentración, parecerá muy sencillo, pero no lo es. Tal vez en tu primer intento llegues a contar hasta 20 o 25, pero con la práctica empezarás a contar cada vez menos números. Entre más seguido lo practiques, más beneficios obtendrás.

La concentración se logra como resultado de cultivarla, de repetirla una y otra vez, hasta que la integres como parte de tu personalidad.

Con este tipo de ejercicios de concentración, podrás paulatinamente ir logrando dejar pasar otras ideas, para empezar a proyectar toda tu atención en pensamientos o acciones determinadas, controladas por ti mismo.

Comentarios