Mi Hijo Necesita Ayuda y Yo También.

Posted on Posted in Educación

El mundo de la educación ha sido mi pasión desde niña, siempre me gustó enseñar a mis pequeños alumnos de la clase dominical de mi iglesia. Desde muy joven desarrollé grandes capacidades para la pedagogía y a la hora de decidir mi carrera universitaria se me presentó un gran dilema. Por una parte quería estudiar Arquitectura, pues también era muy hábil en el dibujo técnico y esas cosas y por otra parte estaba mi gran pasión; la educación. El aspecto económico decidió por mí y fue descartada la Arquitectura por tratarse de una carrera bastante costosa.

Ya teniendo claro lo que NO podía estudiar, afiné más mis aspiraciones y pensé: Estudiando educación tengo doble beneficio; por un lado haría lo que más me gusta hacer (trabajo con niños) y me serviría de gran utilidad en mi vida personal (cuando me convirtiera en mamá). Sentía la necesidad de ayudar a chicos que tenían dificultades en el proceso educativo y finalmente me dispuse a estudiar Psicopedagogía.

Actualmente puedo decir que el doble beneficio que desde un principio sabía que obtendría con esta carrera, realmente se cumplió en mi vida. Soy madre de dos hermosos hijos a los cuales mis conocimientos han ayudado invaluablemente en sus desenvolvimientos estudiantiles; y por otra parte, sigo haciendo lo que más me gusta hacer: trabajar con niños y ayudarlos a superar sus dificultades a nivel educativo. Me siento totalmente realizada como persona y como mujer; pero sentía que debía ir más allá. Si mis conocimientos pudieran ser de ayuda no solo a los niños sino a sus padres, ese doble beneficio que yo disfrutaba podía transmitirlo a ellos.

Queridos padres, representantes, maestros, amigos lectores… quiero a través de este ejemplar regalarles lo poco que sé, mis experiencias, ideas, estrategias, etc. para poder contribuir con el bienestar y superación de sus hijos, alumnos, queridos angelitos con estos consejos para padres

No pretendo conocer todo y quizá algunas de sus dudas o inquietudes no puedan ser resueltas, ya que cada caso, cada niño(a) es único(a) y algunas estrategias deberían ser diferentes dependiendo el caso; pero confiad, nunca les hará daño el incorporar estas actividades, siempre redundará en beneficio.

Las Dificultades en el Aprendizaje no son más que las dificultades que hacen referencia a los problemas que una persona presenta cuando quiere aprender algo. Se presentan justamente cuando se comienza la educación formal (escuela) y aparecen en el momento cuando debe comprender aquello que se le está enseñando, para asimilarlo e implementarlo como un nuevo conocimiento.

Desafortunadamente, muchos son los padres que se niegan a aceptar, o ver en su hijo, que algo anda mal en él. Son aquellos padres que le echan la culpa a la maestra, al colegio, a los amigos, a TODOS, menos a ellos mismos. Al igual que sucede con una persona con problemas de alcoholismo, la cual no puede salir de ese vicio hasta tanto no reconozca que es “alcohólico”; los padres deben saber reconocer y aceptar que su hijo(a) presenta dificultades en el aprendizaje. Nadie más que nosotros mismos para conocer a nuestro hijo(a) y reconocer las conductas que no son propias para lo que se espera de su edad, nivel académico, etc.

¿Necesita usted ayuda con su hijo(a)? Estamos trabajando en la publicación de este libro, este manual práctico que te acompañará en esta hermosa e impactante travesía educativa con interesantes consejos para padres y maestros

Comentarios