Manos y Pies Resecos y Despellejados (Manos y Pies que se Pelan).

Posted on Posted in Belleza natural, Productos naturales, Todo natural
El arte de la transición
Click sobre la imagen e ir al libro

¿Por qué se presenta la resequedad y el despellejamiento?

  • Falta de una buena hidratación.
  • Falta de vitaminas en tu dieta como la vitamina A, E y C.
  • Falta de aceites esenciales para mantener la piel lubricada y humectada.
  • Exposición frecuente a detergentes abrasivos o a ciertas sustancias contenidas en jabones, cremas o químicos.
  • Una alimentación deficiente.
  • Exceso de calor, ya sea ambiental o corporal.
  • Exceso de estrés o ansiedad.
  • Inadecuada sudoración o hidratación del cuerpo.
  • Hongos.
  • Alergias.

¿Cuáles son los síntomas de un despellejamiento?

  • La piel de las palmas y las plantas de los pies se siente muy áspera.
  • Los pellejitos se levantan con mucha facilidad y son muy ásperos.
  • Por lo general, el despellejamiento no es doloroso.
  • La piel (el pellejito) muda con facilidad.
  • En ocasiones, brotan ciertos granitos (erupciones cutáneas) en la palma de la mano. Estos granitos se revientan para luego formar una zona despellejada.
  • Puede haber enrojecimiento de la zona e inflamación de los dedos.

Tratamientos naturales para evitar que se despellejen las manos y los pies:

  1. Revisa tu dieta, pues si no estas bien alimentada tu cuerpo lo puede manifestar de innumerables formas, y el despellejamiento es una de ellas. Incluye diariamente alimentos ricos en vitamina C, A y E. Los jugos de cítricos en ayunas te ayudarán a mantener tu piel en excelentes condiciones, si los combinas con jugos de vegetales ricos en vitamina A como la zanahoria o las algas marinas, tu piel estará muy bien nutrida, y ayudarás a evitar que se reseque. En tu dieta diaria no deben faltar, el aguacate, el aceite de oliva extra virgen, el pescado, los vegetales verde oscuro, la papaya y los cítricos.
  2. Bebe al menos dos litros de agua cada día, esto ayudará a mantener tu piel bien hidratada y tú sangre bien fluida. Además, el adecuado consumo de agua mantendrá fresco todo tu cuerpo, lo cual es necesario para que las glándulas sudoríparas logren controlar la temperatura corporal y se evite un sobrecalentamiento de tu piel.
  3. La retención de orina también es algo que pudiese provocar la falta de suficiente sudoración y de un cuerpo fresco, por lo que debes vigilar que tu evacuación de orina sea fluida y constante.
  4. Aplica una crema humectante y emoliente en tus manos y tus pies. Las cremas elaboradas a base de aloe o cera de abeja son una maravilla para mantener la buena hidratación y tersura de la piel.
  5. Procura usar calcetas en época de calor y evita los calzados sin medias, ya que estas ayudarán a mantener fresco el pie.
  6. Sumerge cada noche tus palmas o tus pies en agua tibia con sal de mar y unas gotas de aceite de oliva extra virgen. La sal de mar erradicara los hongos en caso de que esta sea la causa y el aceite le dará tersura y alimento a la piel.
  7. Evita los estados de estrés prolongados, los cuales no son nada benéficos para tu piel y tu salud en general.
  8. Si estás cerca del mar, no dudes en bañarte pues el agua del mar es un elixir para la piel.

¿Son necesarios los medicamentos para tratar este problema?

Por lo general este suele ser un problema que puede solucionarse de forma muy sencilla. Recuerda, además, que tu cuerpo tiene una capacidad autocurativa asombrosa, sólo requiere que le des los elementos necesarios para que el se equilibre, regenere y recupere de lo que sea.

Además de lo anterior, te recomiendo que untes aceite de oliva extra virgen en tus manos y pies todas las noches, y permitas que sus aceites de absorban mientras duermes. También es muy bueno aplicar de vez en cuando alguna mascarilla de yogurt con miel en estas partes del cuerpo. Si se trata de hongos, aplica arcilla verde que es excelente para evitarlos.

Comentarios