Los Mitos y Errores Más Extendidos en Nutrición.

Posted on Posted in Belleza natural, Remedios naturales, Salud física

Extracto del Libro: “Dieta Vitalista

Existen diversidad de mitos y errores en nutrición que se han extendido ampliamente a lo largo de la historia dado que es un tema que interesa mucho y preocupa a un elevado porcentaje de la población.

En muchos casos estos temas se abordan con desconocimiento y no manejamos correctamente las bases de una nutrición saludable, o lo que es lo mismo, cómo comer sanamente

Muchas veces queremos agrupar los alimentos en buenos y malos, que engordan y adelgazan, útiles y perjudiciales para la salud cardiovascular, etc. pero la nutrición es una ciencia compleja que cualquier simplificación es equivocada. Es un ciencia relativamente moderna y está encubierta en una aparente sencillez, sin embargo se trata de una materia compleja que necesita estudio y actualización permanente.

En las siguientes líneas develare los mitos y controversias que más se han extendido a lo largo de los años:

1.- Clasificar los alimentos en buenos y malos:

Ningún alimento puede ser considerado perfecto puesto que no tiene todos los nutrientes que necesitamos ni tampoco hay alimentos con propiedades “mágicas”. Además, ningún alimento puede ser considerado perjudicial ya que tomado en cantidades moderadas es aceptable. Se debe seguir una dieta correcta y el consumo aislado de un alimento no puede transformar una alimentación inadecuada en adecuada. Tampoco el consumo esporádico de un producto puede hacer que una dieta deje de ser correcta.

Se ha llegado a señalar que la leche es innecesaria en una dieta a partir de la pubertad, sin embargo su eliminación total de la dieta puede suponer un riesgo nutricional y sanitario para algunos individuos. Se ha escuchado decir que la lechuga disminuye el colesterol y que el limón destruye los glóbulos rojos y que las nueces son buenas para el cerebro (por su forma similar), pero todas estas afirmaciones carecen de base científica.

2.- Clasificar los alimentos en los que engordan y adelgazan:

El concepto del balance energético (al ingerir más calorías de las que se queman se aumenta de peso y al consumir menos se adelgaza) es bien conocido y comprendido por la mayoría de los individuos, sin embargo cuando se quiere bajar de peso o regularlo se tiende a buscar dietas o alimentos milagrosos.

Aunque lo que influye en el peso es la dieta total y no un alimentos en particular, algunos productos han conseguido mala fama en el control de peso. Específicamente el pan, pasta y carnes son los que más frecuentemente se limitan en las dietas de adelgazamiento. Las grasa y el alcohol son considerados peligrosos por muchos individuos. Se ha llegado a señalar que algunos alimentos como los pepinos o las manzanas tiene calorías negativas, porque dicen que necesitan en su masticación más calorías de las que proporciona el alimento. Lo que no saben es que hace falta masticar aproximadamente 3 minutos para quemar 1 kcal y una manzana, por ejemplo, tiene 80 kcal entonces seria necesario masticar más de 240 minutos para que la manzana tuviera “calorías negativas”.

El vinagre se relaciona con la posibilidad de disolver las grasas, pero ninguna enzima puede lograr escapar de la barrera intestinal intacta como para llegar a los adipocitos y contribuir a disolver los lípidos que allí se almacenan.

3.- Sobre la distribución de los alimentos en el tiempo:

No hay fundamento científico que certifique que por tomar fruta al final de la comida se acumula más grasa o se producen fermentaciones peligrosas para la salud. Muchas personas que creen este tópico no suelen tomar fruta en otro momento del día y dejan de consumirla, por lo que la dieta y el estado nutricional se ven perjudicados. Dejan de comer sanamente por simples comentarios

Las dietas disociadas surgieron pensando que el aparato digestivo no podía digerir algunas mezclas de alimentos, pero luego se comprobó que esto no era cierto. La utilidad de estas dietas en la perdida de peso no depende de la separación de los alimentos en el tiempo sino que al existir limitaciones en las elecciones la persona come menos y toma menos calorías.

Existen otras pautas respecto al momento en que conviene o no beber (antes, durante o después de la comida). En realidad es admisible beber en cualquier momento, sin embargo si se bebe mucho durante la comida se contribuye al llenado del estómago y a sentir antes la sensación de saciedad lo cual es positivo en personas que se preocupan por su peso pero puede ser negativo, por ejemplo en niños inapetentes.

Extracto del Libro: “Dieta Vitalista

4.- En relación al control del colesterol y las enfermedades cardiovasculares:

Los alimentos no son buenos o malos en función del colesterol que tienen, hay que considerar muchas más cosas. El consumo de huevos disminuyo drásticamente al poner en relieve que contenían bastante colesterol, sin embargo la colesterolemia esta condicionada por diversas influencias y uno de los factores es la ingesta de grasa saturada con una repercusión mucho más marcada que la asociada al consumo de colesterol.

En este aspecto lo importante es la dieta total y no el consumo de un alimento aislado. Considerando al huevo, hay que recordar que además de colesterol tiene otros componente que parecen inhibir la absorción de este y aporta nutrientes que intervienen en el metabolismo de los lípidos de manera favorable.

5.- Todas las grasas vegetales siempre son buenas y las animales malas:

Algunas grasas vegetales como la del coco y palma son mas saturadas que las de origen animal y pueden ser más perjudiciales que éstas en el control de la colesterolemia.

Para el control del colesterol es más urgente aconsejar el aumento del consumo de verduras y hortalizas y cereales integrales, ya que el consumo actual de estos alimentos es menor que el aconsejado.

6.- Sobre la alimentación de gestantes y lactantes:

Un tópico que ya se ha desterrado es el que decía que la mujer embarazada debía comer por dos. En la actualidad la principal pauta para las embarazadas es el control de peso, sin embargo no se suele vigilar la dieta ni hacer valoraciones nutricionales para saber si el aporte de nutrientes que consiguen es el adecuado para el correcto desarrollo del feto.

Sabiendo que una dieta restringida en calorías esta asociada con un aporte insuficiente de nutrientes y que las ingestas recomendadas de vitaminas y minerales son muy elevadas durante el embarazo, es factible esperar que surjan deficiencias que afecten negativamente a la madre y al neonato.

Recientes estudios revelan que los niños que tiene más bajo peso al nacer pueden tener mayor riesgo cardiovascular y de sufrir de diabetes y otras enfermedades degenerativas más tarde.

Considerar que la leche materna es el mejor alimento para un niños NO es un tópico, es una realidad, pero hay que saber que la composición de la leche materna puede cambiar en función del estado nutricional de la madre. Toda mamá que está en periodo de lactancia debe mantener una nutrición saludable para que así la calidad de su leche sea la óptima para su bebé.

7.- Ideas equivocadas en la alimentación del deportista:

Existen en el mercado gran cantidad de productos diseñados especialmente para deportistas que carecen de estudios científicos que demuestren su eficacia, sin embargo los atletas los demandan sin importarles los riesgos de usar productos que no han sido testados debidamente.

Un tópico que se ha extendido es la mitificaron de las proteínas, pensando que el músculo se destruye durante el ejercicio y que hay que recuperarlo con un alimento similar, concretamente con músculo de otros animales o suplementos de proteínas. La razón por la que el público aplica emplea esta práctica es debido a que no se dan deficiencias de proteínas, sin embargo su exceso puede ser peligroso.

La mala información en nutrición, los mitos, errores y fraudes evitan que el público pueda llegar a tener una buena salud nutricional la cual es imprescindible para conseguir una salud óptima. En la mayoría de los casos los tópicos en nutrición favorecen la aparición de malnutrición o de sobre-nutrición ya que mucha gente tiende a exagerar los mensajes, pensando que “si algo es bueno, mucho más es mejor” o por el contrario pensando que “esos productos son dañinos y conviene suprimirlos de la dieta por completo”.

Es necesario evitar y corregir estos mitos y errores ya que las medidas que se aconsejan para luchar contra una enfermedad puede ser causa de otra o llevar a desequilibrios nutricionales, además las influencias equivocadas son difíciles de neutralizar.

Si una persona esta dispuesta a sacrificarse por conseguir una mejora en su salud, es deseable que siga un camino correcto y no pautas equivocadas.

Comentarios