Las Algas para la Belleza.

Posted on Posted in Belleza natural

Hoy hablaremos del Alga Espirulina. Ésta es muy apreciada en todo el mundo al ser considerado un alimento muy completo por su elevada cantidad de proteínas vegetales(de 50 a 70% mientras que la carne sólo 20%).

Además, tiene un reducido grado de colesterol y grasas saturadas lo que lo hace ideal para vegetarianos, deportistas y ancianos

Sin embargo, además de sus virtudes y propiedades como alimento sano, también es beneficioso en el mundo de la belleza natural ya que:

  • Ayuda al rejuvenecimiento de las pieles maduras
  • Fortalece el cabello, uñas y piel.
  • Elimina de toxinas acumuladas y es anticelulítica
  • Hidrata y atenúa las arrugas.

A continuación presentamos algunas recetas de belleza natural las cuales contienen como ingrediente fundamental la utilización del alga Espirulina.

Mascarilla de Alga

Ingredientes:

  • Tres hojas de alga o 3 pastillas de alga spirulina o chlorella.
  • ¼ de taza de agua

Preparación:

  1. Machacar las tres hojas de alga Espirulina. (En caso de no encontrar las hojas, se puede usar las cápsulas que se venden en las farmacias botánicas las cuales se deben extraer su polvo), Mezclar la pasta de las hojas o el polvo de las cápsulas con el agua y aplicar directamente en la cara.
  2. Dejar reposar unos 15 minutos y retirar con agua fría.
  3. Se puede utilizar, en lugar de agua, una infusión de manzanilla y tomillo para obtener resultados más espectaculares.

Mascarilla de Alga y Arcilla

Ingredientes:

  • 5 cucharadas de arcilla roja
  • 3 cápsulas de polvo de algas
  • ¼ de taza de agua

Preparación:

  1. Mezclar la arcilla y algas con agua (en lugar de agua se puede utilizar una infusión de tomillo y manzanilla).
  2. Hacer una pasta homogénea y aplicar en el rostro.
  3. Dejar reposar unos 25 minutos y luego retirar con agua templada y finalmente fría.

Baño de Algas

Ingredientes:

  • 3 puñados de hojas de algas (no harina de algas)
  • 2 puñados de sal gruesa
  • 2 gotas de aceite esencial puro de lavanda

Preparación:

  1. Calentar el agua de baño a temperatura de unos 35º. Colocar las hojas de algas que pueden estar trituradas y la sal gruesa.
  2. En lugar de usar directamente las algas se puede poner en un saquito de tela y sumergirlo en la bañera unos minutos antes.
  3. Por último se añade las gotas de aceite de lavanda para dar un toque relajante.
  4. Se recomienda permanecer durante unos 20 minutos y después realizar una ducha fría.

Comentarios