La Influencia de la Primavera en el Aspecto Psicológico.

Posted on Posted in Estar feliz

Aunque la primavera en general, es un momento que todos estamos esperando durante el inverno, pero debido al cambio climático y a la inestabilidad del buen tiempo en general, puede ser un momento de inicio de determinados problemas de índole psicológica que si no se tienen un conocimiento adecuado de los mismos y se intentan paliar desde el principio puede ser algo que llegue a ocupar parte de nuestra vida y dificultarnos el bienestar en general.

Con el comienzo de la primavera, las hormonas se alteran, el cuerpo debe adaptarse a un nuevo clima y hasta que esto sucede pueden ocurrir situaciones de:

  • Cansancio: La tan famosa astenia primaveral.
  • Bajadas de tensión
  • Somnolencia.
  • Pérdida del apetito
  • Desmayos
  • Apatía
  • Mareos

Todos estos síntomas son normales, pero no debemos dejarnos llevar por ellos. Teniendo en cuenta estos síntomas que hemos comentado, el comienzo de la primavera puede ser un momento conflictivo de origen de los siguientes trastornos 0 cambios físicos y psicológicos:

Ansiedad: Las bajadas de tensión, los mareos o desmayos pueden asustar y si es así, lo que empezó siendo algo circunstancial y sin importancia termina por repetirse de un modo continuo en forma de ataques de pánico sobre los que finalmente se percibe un total descontrol de la situación y una gran ansiedad constante.

Depresión: La astenia primaveral me lleva a estar más apático e inapetente, el estado de ánimo puede bajar un poco. Si a este cuadro se le une algún problema específico de la vida y me dejo llevar por la inactividad, el estado de ánimo empeora, entrando en una espiral muy peligrosa que me lleva a una falta de motivación absoluta y una pérdida de ilusión por las cosas que antes sí me importaban.

Trastorno de alimentación: Con la primavera empieza también entre las jóvenes la tan conocida “operación bikini” donde se pretenden adelgazar esos kilos de más de cara al verano cuando es menester poder lucir un mejor tipo con el bañador. Este interés por la pérdida de peso tan potenciada durante esta época del año por la prensa, la televisión y en general todo el círculo de alrededor, puede llevar a algunas personas a unas serie de factores de riesgo a iniciar una dieta estricta y poco adecuada que con el tiempo finalice en un problema de anorexia o bulimia con todo lo que ello implica.

Según todo esto, es importante cuidar mucho siempre, más en primavera, el cuerpo y la mente (por los cambios físicos y psicológicos) mediante:

La realización de ejercicio físico

  • La buena alimentación: Incluyendo el consumo de productos con azúcar para evitar las bajadas de tensión a aquellas personas que son propensas.
  • No dejarse llevar por los bajones en el estado de ánimo.
  • Continuar con el ritmo normal del día a día sin exigirse demasiado e intentando ver los problemas que surjan sin alterarse demasiado y buscando soluciones.
  • Tomar mucha fruta y alimentos nutritivos.
  • Dormir al menos 7 u 8 horas diarias.

Comentarios