La Adolescencia, Esos Difíciles Años.

Posted on Posted in Educación, Estar feliz, Niños y adolescentes, Relaciones, Relaciones con los hijos, Relaciones familiares, Transtornos alimenticios

La adolescencia es una etapa de la vida que puede ocasionar muchos conflictos a las familias en los que cada uno ve las cosas según el lado en el que esté.

¿Qué es la adolescencia?

Para la Organización Mundial de la Salud la adolescencia es la etapa de la vida entre los 11 y los 19 años de edad. Divide esta etapa en dos fases, adolescencia temprana o pre-adolescencia entre los 12 y los 14 años y adolescencia tardía entren los 15 y los 19 años. Por supuesto cada persona es diferente y los márgenes pueden variar.

Durante esta etapa se producen una seria de cambios físicos, emocionales, sociales e intelectuales, todos ellos necesarios para que el niño llegue a ser una persona adulta.

Es una etapa dura para padres y adolescentes, pero con paciencia, amor y mucha comprensión se conseguirá superar con buena nota.

Cambios en la adolescencia

Los cambios en la adolescencia y la pubertad van unidos, aunque son diferentes. La pubertad, los cambios físicos pueden empezar antes de que se inicie el periodo de la adolescencia.

  • Sus cuerpos empiezan a cambiar, a desarrollarse, más pronto en las niñas que en los niños.
  • Las niñas maduran antes que los niños, alcanzan su desarrollo un par de años antes que ellos, aunque más tarde se igualan.
  • Los cambios físicos que se producen durante esta etapa son muchos: a los chicos les cambia la voz, crecen, aparecen las espinillas, el vello, crecen los genitales. A las chicas se les ensanchan las caderas, crecen, su cuerpo toma unas formas más redondeadas, su voz es más fina, crecen los pechos, cambian los genitales, aparece el vello y llega la primera regla.
  • Llega un momento en que nuestros hijos adolescentes tienen sus propias ideas, sus puntos de vista, generalmente diferentes del nuestro, y que pueden originar los primeros problemas.

En la adolescencia los jóvenes prefieren estar fuera de casa y relacionarse con personas ajenas al entorno familiar, aunque es algo que a los padres normalmente no les gusta pero es necesario para que el adolescente desarrolle su propia identidad un poco alejado de las influencias familiares.

Los padres debemos saber estar al lado de los adolescentes, ayudándoles a crecer, haciéndoles saber que no somos sus enemigos, evitando de esta manera los posible problemas de la adolescencia.

Problemas de la adolescencia

Ya tenemos claro que es una etapa difícil, ellos piensan que ya son mayores y que están en poder de la verdad absoluta, que los padres no saben de que va todo esto y que solo pretenden fastidiarles un poco la vida.

Por regla general, los problemas no van a ser tan grandes que no se puedan resolver con un poco de paciencia y mano izquierda, pero si en alguna ocasión estos problemas nos desbordan no debemos dudar en acudir a los profesionales que nos aconsejen y nos puedan ayudar.

Algunos de los problemas más frecuentes que se pueden presentar durante la adolescencia son:

  • Problemas emocionales: Son difíciles de reconocer, pero pueden sumir al adolescente en una depresión, llegando a pensar que la vida no tiene sentido y que nadie les entiende. Es muy probable que el adolescente presente problemas de autoestima.
  • Problemas de conducta: Están un poco rebeldes, y no quieren aceptar la autoridad paterna, llegando incluso a desafiarla. En esta época de la vida el grupo de amigos es muy importante y muy grande la influencia que puede ejercer sobre el adolescente.
  • Problemas de sexualidad: Pueden tener dudas sobre su orientación sexual, los padres deben estar abiertos a mantener conversaciones sobre sexo con los adolescentes, ayudándoles con las dudas que puedan tener. Es importante que conozcan que riesgos puede comportar practicar sexo sin protección, que sepan de las enfermedades de transmisión sexual o del riesgo de un embarazo.
  • Problemas en el colegio: Sus prioridades cambian, pueden decidir que el colegio es un rollo y que no hay nada interesante que puedan aprender allí.
  • Problemas con las drogas y alcohol: Es un momento de la vida en que se quieren tener toda clase de nuevas experiencias, debemos intentar averiguar cual es el grado de experimentación al que puede llegar nuestro hijo.
  • Problemas en la alimentación: Los problemas de peso, sobre todo de sobrepeso, son muy importantes en la etapa de la adolescencia, pues el aspecto físico es algo a lo que se le da mucha importancia. Debemos animarles a practicar algún tipo de deporte y a seguir una dieta sana y equilibrada.
  • Problemas en la relaciones padres-hijos: Aprender a dialogar con los adolescentes, dejar claro quienes son, en última instancia, los que ostentan el mando, evitando en todo momento una crisis de autoridad. Los padres debemos guiarlos, saber aconsejarles y también dejarles su espacio.

Comentarios