Irritación Después de Afeitarse o Rasurarse.

Posted on Posted in Remedios Caseros

Muchas personas se afeitan o  rasuran un área del cuerpo con el objetivo de ver su piel más tersa y suave, mientras que otras lo hacen para seguir la tendencia de moda.

Independientemente de las razones que tengamos para afeitarnos, en ocasiones, después de hacerlo puede que se presente una irritación de la piel y hasta una urticaria. ¿Porqué se da esta situación?

El motivo principal se debe a la forma cómo una persona se afeita. Si se unta jabón y rápidamente pasa la rasuradura o máquina de afeitar puede que se lastime la capa superior de la piel lo que provoca la molesta irritación.

Si presentamos ese problema, podemos recurrir a algunos remedios caseros que se pueden aplicar.

Remedios Populares

  1. Extraer el contenido o gel trasparente de una penca de aloe vera o sábila y aplicar directamente sobre la zona de piel irritada.
  2. Lavar un aguacate de tamaño mediano y cortar por la mitad. Extraer la pulpa y aplicar de forma directa sobre el área de piel afectada.
  3. Lavar y cortar en rebanadas un pepino grande o dos pequeños. Colocar varias rebanadas en la zona irritada.
  4. Lavar, pelar y cortar en rebanadas un pepino. Cortar un aguacate y extraer su pulpa. Poner ambos ingredientes en una licuadora. Licuar y aplicar esta mezcla sobre la zona irritada.
  5. Colocar unas flores de caléndula en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar, colar y dejar refrescar. Lavar la zona con esta infusión.
  6. Colocar directamente una cucharada de miel sobre la piel enrojecida y con picor.

Recomendaciones Preventivas

Si lo que deseas es evitar la irritación del afeitado aquí te dejamos varias recomendaciones:

  1. Cambiar la rasuradora o máquina de afeitar desechable después de usarla tres o cuatro veces con el fin de evitar o minimizar la irritación por la afeitada. Si el filo de la navaja se encuentra gastado, se tendrá que ejercer más presión, causando mayor irritación.
  2. Alternar un mes el uso de la máquina de afeitar desechable con una rasuradora eléctrica lo cual reduce el riesgo de irritación.
  3. Afeitarse después del baño. Es mejor que la piel se encuentre bien hidratada antes de recorrerla con una máquina de afeitar y el mejor momento para ello es después del baño diario. De esta forma, ésta no se resecará y los vellos se ablandarán y se mantendrán más derechos lo que facilita el proceso de afeitado. En el caso del rostro, se recomienda aplicar durante 10 minutos una franela con agua tibia antes de rasurarse.
  4. No afeitarse con jabón, ya que puede resecar la piel e irritarla con más facilidad. En su lugar, usar una crema para afeitar. Pero no compre cualquier crema. Se recomienda aquellas que contengan sábila o aloe vera. Evitar el uso de productos que contengan perfume, peróxido de benzoilo o mentol, pues pueden producir irritación en la piel.
  5. Si a pesar de utilizar una crema de afeitar se siente irritación, se puede usar elementos naturales como el queso para untar, mantequilla de cacahuate (sin trocitos), mantequilla o mayonesa, ya que estos elementos tienen una base oleosa, lo que brinda la humedad y la protección al momento de afeitarse.
  6. Pasar la rasuradora hacia abajo. Se aconseja cortar el vello en la misma dirección que crece, con un movimiento suave hacia debajo, ya que, de esta manera, no se irritarán tanto los folículos pilosos.
  7. Evitar el uso de lociones para después de afeitar que contengan mucho alcohol, ya que resecará la piel y aumentará la irritación. Como alternativa, se puede usar hamamelis que sólo tiene un poco de alcohol y le da suavidad a la piel. Igualmente, se puede ésta usar para limpiar una herida producto de la afeitada. También es recomendable el uso de un poco de agua de rosas.
  8. Optar por una crema depiladora. En el caso de las mujeres con problemas constantes de irritación después del afeitado en las piernas, se recomienda el uso de una crema depilatoria, de las que disuelven el vello. Estos productos son menos dañinos para los folículos pilosos.

Recomendaciones finales:

Si la irritación persiste luego de varios días se debe acudir al doctor, mucho más si se presentan síntomas como pus, inflamación, calor en la zona o pulsaciones, ya que puede ser indicio de una infección. Igualmente, los granitos recurrentes al afeitarse deben ser atendidos por un especialista, pues al rasurarse nuevamente éstos pueden empeorar.

Comentarios