Huertos en la Ciudad.

Posted on Posted in Huerto en casa

¿Qué es un Huerto en la Ciudad?

Los huertos urbanos, o huertos en la ciudad, son un lugar comunitario destinado a la práctica de la agricultura en una ciudad. En España se empezaron a implantar de forma regulada en Barcelona el año 1996 y se han ido extendiendo a otras comunidades.

En un principio los huertos en la ciudad estaban pensados para que los jubilados de los barrios donde se implantaran pudieran tener una alternativa de ocio, venían a ser como un huerto urbano casero. Pero cada vez más se está variando con otras alternativas. Incluso se están usando los que están cerca de los colegios para la educación ambiental y de la naturaleza de los niños urbanitas, que difícilmente tienen oportunidad de acercarse a una plantación y menos tener la experiencia de cultivar si no llega a ser por estos huertos urbanos. El huerto es una excelente alternativa para traer la agricultura a las ciudades en micro espacios compartidos por una comunidad o caseros.

Filosofía de los huertos en la ciudad

Los huertos urbanos responden por lo general a una filosofía de expansión de la agricultura ecológica en las ciudades. Así como son considerados una actividad educativa y recreativa de participación social y con pretensiones ecológicas. No es el objetivo conseguir del huerto urbano casero una gran cosecha de productos, sino una conciencia medioambiental.

Cómo funcionan los huertos en la ciudad

Los huertos urbanos coordinados por los ayuntamientos funcionan por solicitudes que pasan a sorteo de las personas inscritas. Una vez adjudicado, el beneficiado tendrá una parcela unos años y recibirá las herramientas necesarias y asesoramiento técnico.

Un buen huerto urbano casero debe comprometerse al buen mantenimiento  y algún que otro requisito, como asumir los gastos de la siembra, no montar casetas y que el producto sea para autoconsumo.

Huertos urbanos de sociedad de vecinos
Algunas sociedades de vecinos que cuentan con terrenos ajardinados en propiedad o solares han decidido por decisión propia crear sus huertos urbanos, también llamados huertos comunitarios. Estos huertos se gestionan de forma diferente. Los interesados se sortean las parcelas. En otros casos, entre todos comparten el trabajo y deciden lo que quieren plantar.

En algunos casos incluso hacen mini-huertos urbanos personas particulares en azoteas o balcones. Aunque son mas difíciles de mantener porque estos cultivos están muy expuestos a la interperie y sólo se sustentan en macetas.

Función medioambiental y educativa de los huertos en la ciudad

La función educativa de los huertos urbanos para los niños es que les permite sumergirse en el mundo de la naturaleza desde la práctica. Algo fundamental en una sociedad urbana donde hay niños que piensan que los frutos salen del supermercado y la leche de las cajas. Además, se les da un conocimiento medioambiental y la oportunidad de apreciar un trabajo a veces tan poco valorado como es el del agricultor.

Los huertos en la ciudad como terapia

La utilización de la agricultura como terapia está cada vez más extendida vistos sus beneficios, sobretodo para personas con discapacidades tanto físicas como psíquicas. Es por eso que los huertos urbanos también ponen a disposición de asociaciones de discapacitados las posibilidades terapéuticas sin tener que trasladarse lejos, con todo lo que esto supone para estas personas y los centros donde son atendidas.

En general, podemos concluir que en cualquiera de sus modalidades los huertos urbanos suponen una experiencia enriquecedora, terapéutica y ecológica que redunda en beneficio de aquellos que la practican.

Comentarios