Huerta en Casa: Salvia.

Posted on Posted in Huerto en casa

Huerta en Casa: Salvia.

La salvia, la primera mujer de las plantas aromáticas, es originaria de las zonas a clima templado de Europa y es conocida desde los tiempos más antiguos.

Técnica de Cultivo:

  • La salvia es una planta bastante rústica que vivas bien si expusiera en lleno sol. Soy en efecto plantas termófilas y eliofile vale a decir que quieren el calor y el sol. Generalmente el área de cultivo llega hasta 900 m de altitud s.l.m. no mas en cuánto los climas demasiado enfrías no son tolerados. Sobrevive con dificultad en los entornos con inviernos largos y fríos.
  • Es una planta que puede ser también criada en piso conque se respeten sus exigencias de cultivo aunque es a lo abierto y en llena tierra que crece de la mejor manera.
  • La salvia agradece una buena circulación del aire.
  • Generalmente después de 4-5 años tienden a degenerar por cuyo después de tal período es bien reemplazarle.

Riego:

  • La salvia debe ser regada con moderación, estando atentos a no dejar peligrosos estancamientos hídricos en el terreno qué soy la principal causa de muerte de estas plantas. También soportan la sequía y no quieren la excesiva humedad atmosférica.
  • Dejar secar el terreno entre un annaffiatura y otra.

Suelo- Trasplante:

  • La salvia prefiere suelos neutrales o ligeramente calcáreos y arenosos, muy permeables de modo que favorecer un buen drenaje y una buena circulación del aire. Soy que evitar los suelos ácidos y pesados.

Abono:

  • Por la salvia se usa un abono líquido, oportunamente diluido en el agua de riego, cada 15 gg a partir de la primavera y por todo el verano. En los otros períodos los abonos deben ser suspendidos.
  • Ya que la salvia es una planta que predominantemente es cultivada por sus hojas aromáticas es preferible usar un abono que tenemos un título bastante elevado de Nitrógeno (N) qué favorece precisamente el desarrollo de las partes verdes. Tengáis cura por tanto que además de tener los asillamados “macroelementos” cuál Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K) y qué entre este el nitrógeno sea en “mayor cantidad”, qué también tenga los “microelementos” cuál el Magnesio (Mg), el Hierro (Fe), el Manganeso (Mn), ), el Cobre (Cu), el Cinc (Zn), el Boro (B), el Molibdeno (Mo), todo importantes por un correcto y equilibrado crecimiento de la planta.

Floración:

  • La Salvia officinalis florece de la primavera y por todo el verano y las semillas maduran de agosto a septiembre.

Poda:

  • Una vez acabada la floración la salvia se aventaja de una poda qué estimula el nuevo crecimiento de la planta.

Multiplicación:

  • La multiplicación de la salvia ocurre por semilla o por esqueje herbáceo.
  • En elegir la técnica que adoptar hace falta tener presente que la multiplicación por semilla tiene con si la desventaja que, sucediendo la variabilidad genética, no se tiene la certezza que se tendrán plantas iguales a las plantas madre, en el caso que se quiera conseguir una determinada planta de salvia o no se ha ciertos de la calidad de la semilla que está utilizando, es hacer bien la multiplicación por esqueje.

Multiplicación por semillas:

  • Se efectúa al principio de la primavera distribuyendo las semillas de salvia en filas paralelas sobre un mantillo por semillas. Puesto que las semillas son pequeñas, para enterrarlas ligeramente, empújadlos bajo el mantillo utilizando un trozo de madera plana o bien podéis verter sobre del nuevo mantillo.
  • El recipiente que contiene las semillas debe ser tenido a la sombra, a una temperatura alrededor de 18°C y constantemente húmedo (usáis un pulverizador para humedecer totalmente la tierra), hasta el momento de la germinación qué ocurre después de 2-3 semanas de la siembra.
  • Al contrario de los esquejes, las semillas de salvia tienen un bajo germinabilità por cuyo es preferible usar de ello una discreta cantidad.
  • El recipiente debe ser revestido de una cubierta de plástico transparente (o con una losa de vidrio) qué garantizará una buena temperatura y evitará a la tierra de secarse demasiado rápidamente.
  • La hoja de plástico (o la losa de vidrio) debe ser removida cada día para controlar el grado de humedad de la tierra y sacar el agua de condensación que se forma sobre el plástico (o en el vidrio).
  • Puesto que las semillas han germinado (al alrededor de después de un mes), se aparta la cubierta de plástico transparente (o la losa de vidrio) y a medida que las plantas crecen, se aumenta la cantidad de luz (nunca el sol directo) y se cerciora una buena ventilación. Entre todas las plantas natas, indudablemente habrán aquellas menos vigorosas con respecto de otras. Te localizas ella y te eliminas ella de este modo garantizaréis más espacio a las plantas más robustas.
  • Cuando sean suficientemente grandes que poder ser manejadas, le trasplantaréis teniendo en todo caso mucho cuidado a no arruinar alguna parte de la planta (sería preferible usar un tenedor por estas operaciones que enhebraréis debajo de la tierra para tomar la planta entera y ponerla en la nueva maceta) usando una tierra tal como indicado por las plantas adultas de salvia.

Multiplicación por esqueje:

  • Los esquejes de salvia se pueden retirar o dentro de marzo-abril o dentro de junio-julio. Se retiran ápices vegetativos largos unos 8-10 cm de plantas de 2-3 años de edad.
  • Se encomienda de cortar con una hoja de afeitar o con un cuchillo afilado teniendo cura que el utensilio que se usa por el corte sea limpiado y desinfectado (preferiblemente a la llama) para evitar infectar los tejidos.
  • Después de haber eliminado las hojas puestas más en bajo, se hunde la parte corta en un polvo para favorecer la radicación.
  • Esta operación no es muy importante para la salvia en cuantos los esquejes generalmente tienen una buena capacidad de brotadura.
  • Sucesivamente se instalan los esquejes de salvia en una mezcla formada por una parte de turba y una de arena grosera. Se hacen agujeros con un lápiz, muchos cuánto son los esquejes y se instalan como indicado en la foto.
  • Tener sucesivamente cura de compactar delicadamente la tierra.
  • La caja o la maceta se cubren con una hoja de plástico transparente (o una bolsita puesta a capucha) y se coloca a la sombra y a una temperatura alrededor de 18°C La tierra siempre debe ser tenida ligeramente húmeda (siempre regar sin mojar los planos en radicación con agua a temperatura entorno). Cada día se aparta el plástico para controlar la humedad de la tierra y eliminar del plástico el agua de condensación.
  • Puesto que  inician a comparecer los primeros retoños de salvia, quiere decir que el esqueje ha arraigado. A aquel punto se aparta el plástico y se coloca la maceta en una zona más luminosa, a la misma temperatura y se espera que los esquejes se robustezcan.
  • Puesto che soy suficientemente grandes y tienen producto nuevos chorros vigorosos, se establecen en la maceta o en el terreno definitivo.
  • No molestes los esquejes de salvia hasta cuando no hayan puesto los nuevos retoños.

Plagas y Enfermedades:

La salvia puede estar sometido a muchas enfermedades. En caso de que sea utilizada para cocinarse desaconsejan los tratos químicos. Es preferible renovar las plantas, considerando su bajo coste.

1.- Las hojas son revestidas por un moho blanquecino

  • Éste es el clásico síntoma de un ataque de mal blanco causado por un hongo, el Erysiphe spp.
  • Remedios: generalmente los ataques de estos hongos no son nunca preocupantes por la salud de la planta de salvia. Se aconseja eliminar las partes golpeadas.

2.- Sobre las hojas aparecen manchas de color negro, de pequeñas dimensiones esparcieron sobre la lámina foliar que al final confluyen entre ellos

  • Si observas esta sintomatología es probable que estés en presencia de un ataque de Peronospora spp., un hongo que puede causar graves daños. En efecto las hojas golpeadas desecan asumiendo la forma a puro y por lo tanto caen.
  • Remedios: es muy difícil combatir esto hongo pero se logra contenerlo usando productos a base de cobre.

3.- Podredumbres radicales y basales

  • La salvia puede padecer de varias formas de podredumbres radicales y basales en presencia de elevada humedad y cultivos muy espesos. Los hongos que causan este tipo de enfermedad pueden ser: Pythium spp. y Rhizoctonia spp.
  • Remedios: la lucha es esencialmente preventiva vale a decir que hace falta adoptar todas las atenciones de cultivo para evitar estancamientos hídricos en la tierra.

4.- Malformaciones de las hojas

  • Éste es el clásico síntoma de ataque de Nematodos qué manifiesta en un primer momento lesiones sobre las hojas, amarilleos, presencia de gotas y por lo tanto malformaciones.
  • Remedios: es muy difícil combatir este ataque. La lucha es preventiva reduciendo la humedad y evitando el riego foliar. Una vez en curso se aconseja eliminar las partes infectas.

5.- Hojas que inician a amarillear, aparecen salpicadas de manchas de amarillo y castaña

  • Sucesivamente a estas manifestaciones las hojas se abarquillan asumen un aspecto casi polvoriento y caen. Observando cuidadosamente se notan también sutiles telarañas sobre todo en la página inferior de las hojas. Con estos síntomas muy probablemente estamos en presencia de un ataque de ácaros o “araña roja” o “arañuela” un ácaro muy molesto y dañino.
  • Remedios: aumentar la frecuencia de las nebulizaciones (la falta de humedad favorece su desarrollo) y eventualmente, sólo en el caso de infestaciones particularmente graves, usar productos químicos specíficos. Si la planta de salvia no es particularmente grande, se puede probar también a limpiar y hojas para eliminar mecánicamente el parásito usando un copo de algodón mojado y enjabonado. Después de qué la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón.

6.- Presencia de pequeños animales blanquecinos sobre la planta

  • Si notáis estos pequeños animales estáis en presencia de afidios o como comúnmente son llamados “Pulgones”. Te observas ellos con una lupa y te confrontas ellos con la foto a lado, se son inconfundibles no puede equivocar.
  • Remedios: tratar la planta de salvia con antiparasitarios específicos registrados por esta planta fácilmente localizables de un buen viverista.

Recolección y Conservación:

  • Las hojas de salvia para ser conservadas tienen que ser recogidas entre mayo y julio antes o al principio de la floración. Se utilizan también las cumbres florales que deben ser recogidas al principio de la floración.
  • Por el empleo cotidiano en cocina las hojas de salvia pueden ser recogidas entre la primavera y el otoño. Los mejores son aquellos de las cimas y no tienen que ser lavadas pero frotáis con un paño húmedo.
  • Las hojas y las flores de salvia se hacen secar a la sombra y se mantienen en bolsitas de papel o tela.

Comentarios