Huerta en Casa: Laurel.

Posted on Posted in Huerto en casa

Huerta en casa: El Laurel

El laurel es una planta muy difusa, sobre todo en los países a clima templado sea en llano qué en colina y crece espontáneo en todos los Países del Mediterráneo, en las manchas y en los bosques y es muy utilizado en los jardines y en los parques como planta ornamental más allá de que estimado por su fragancia aromática.

El laurel es una planta dioica vale a decir que existen plantas que sólo llevan flores masculinas y plantas que sólo tienen flores femeninas que llevan es decir los órganos reproductivos femeninos (y estambres estériles) antepuestos a la formación del fruto, previa polinización de parte de las flores masculinas.

El fruto del laurel es una baya, parecido a una pequeña aceituna que se pone negro-azulada con la maduración.

Las bayas sólo contienen una semilla y maduran en otoño (octubre y noviembre) y son muy aromáticas.

Técnica del Cultivo:

  • El laurel es una planta muy rústica que se conforma muy bien a crecer en muchas situaciones ambientales sea en maceta que en lleno campo. Puede ser expuesta tranquilamente en lleno sol, pero crece bien también en los lugares sombreados.
  • Es una planta que puede ser criada en piso porque si se respetan sus exigencias de cultivo, también se conforma con nuestra casa.
  • Las temperaturas de cultivo del laurel son aquellas típicas de las regiones a clima mediterráneo. Temperaturas bajo 0°C son toleradas por breves períodos de tiempo.
  • El laurel agradece una buena circulación del aire pero no tolera las corrientes de aire.

Riego:

  • El laurel debe ser regado con moderación durante la primavera y el verano cada cuál vuelve la capa superficial del terreno se seca. A partir del otoño y por todo el invierno se disminuyen los riegos y se suspenden si las temperaturas bajan bajo 7°C.
  • Atención a los estancamientos hídricos que soy la principal causa de muerte de las plantas de laurel.

Suelo- Trasplante:

  • Si cultiváis en maceta las plantas de laurel deben ser trasplantadas cada dos años en cuánto aunque son plantas que no crecen muy rápidamente, las raíces ocupan mucho espacio.
  • El trasplanto de laurel debe ser efectuado en primavera utilizando un buen mantillo fértil, blando en cuántos las plantas de laurel no agradecen los estancamientos hídricos por lo tanto sea la maceta que la tierra tienen que garantizar un buen drenaje.

Abono:

  • Para abonar el laurel se usa un abono líquido, oportunamente diluido en el agua de riego, cada 15 gg a partir de la primavera y por todo el verano. En los otros períodos los abonos deben ser suspendidos.
  • Por todas las plantas verdes, luego también por el laurel, vale a decir por aquellas plantas que desarrollan muchas hojas es preferible usar abonos que tienen un título bastante elevado de Nitrógeno (N) qué favorece precisamente el desarrollo de las partes verdes. Tengáis cura por tanto que además de tener los asillamados “macroelementos” cuál Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K) y qué entre este el nitrógeno sea en “mayor cantidad”, qué también tenga los “microelementos” cuál el Magnesio (Mg), el Hierro (Fe), el Manganeso (Mn), ), el Cobre (Cu), el Cinc (Zn), el Boro (B), el Molibdeno (Mo), todo importantes por un correcto y equilibrado crecimiento de la planta de laurel.
  • Disminuir ligeramente las dosis con respecto de cuanto indicado en la confección. Si utilizáis una buena tierra y trasplantáis regularmente, daréis a vuestra planta una buena escolta de base de elementos nutritivos.

Floración:

  • El laurel normalmente florece en primavera y los frutos maduran en otoño.

Poda:

  • Para poder tener una bonita planta de laurel es oportuno podar las plantas cada año, hacia el fin del invierno.

Multiplicación:

  • La multiplicación del laurel ocurre por semilla o por multiplicación de los vástagos que brotan desde el suelo o por esqueje.
  • En elegir la técnica que adoptar hace falta tener presente que la multiplicación por semilla tiene con si la desventaja que, sucediendo la variabilidad genética, no se tiene la certezza que se tendrán plantas iguales a las plantas madre, en el caso que se quiera conseguir una determinada planta de laurel o no se ha ciertos de la calidad de la semilla que está utilizando, es hacer bien la multiplicación por esqueje o por división de la planta madre.

Multiplicación por semillas:

  • Se efectúa en otoño distribuyendo las semillas de laurel sobre un mantillo por semillas. Para enterrar las semillas de manera uniforme podéis empujarlos bajo el terreno utilizando un trozo de madera plana.
  • Una operación importante de hacer antes de la siembra es devolver la capa externa de los tegumentos de la semilla permeable a la absorción del agua y de los gases. Para hacer este se hunden las semillas de laurel en agua hirviente y se dejan en remojo hasta cuánta el agua será no enfría; o bien se puede “arañar” la superficie de la semilla con del papel vidriado a grano sutil o incidir la capa externa con un cuchillo teniendo cuidado de no perjudicar aquella pequeña depresión que él nota en la semilla.
  • Hecha esta operación las semillas deben ser padecidos trasplantados.
  • Sería buena norma, para prevenir eventuales ataques de hongos, también suministrar con el agua de riego un fungicida a amplio espectro, en las dosis indicadas en la confección.
  • El recipiente que contiene las semillas de laurel debe ser tenido a la sombra, a una temperatura alrededor de 20 – 23°C y constantemente húmedo (usáis un pulverizador para humedecer totalmente la tierra), hasta el momento de la germinación.
  • El recipiente debe ser revestido de una cubierta de plástico transparente (o con una losa de vidrio) qué garantizará una buena temperatura y evitará a la tierra de secarse demasiado rápidamente. Mojáis el terreno cada vez que el sustrato está sobre el punto de secarse.
  • La hoja de plástico (o la losa de vidrio) debe ser removida cada día para controlar el grado de humedad de la tierra y sacar el agua de condensación que se forma sobre el plástico (o en el vidrio).
  • Puesto que las semillas han germinado, se aparta la cubierta de plástico transparente (o la losa de vidrio) y a medida que las plantas crecen, se aumenta la cantidad de luz (nunca el sol directo) se reduce la temperatura alrededor de 18°C y se cerciora una buena ventilación. Entre todas las plantas natas, indudablemente habrán aquellas menos vigorosas con respecto de otras. Te localizas ella y te eliminas ella de este modo garantizaréis más espacio a las plantas más robustas.
  • Cuando sean suficientemente grandes de poder ser manejadas, le trasplantaréis teniendo en todo caso mucho cuidado a no arruinar alguna parte de la planta (sería preferible usar un tenedor por estas operaciones que enhebraréis debajo de la tierra para tomar la planta entera y ponerla en la nueva maceta) usando una tierra tal como indicado por las plantas adultas de laurel.

Multiplicación por esqueje:

  • Entre el fin del mes de julio y septiembre se retiran de las porciones de rama bien desarrollada larga unos 10-13 cm.
  • Se encomienda de cortar con una hoja de afeitar o con un cuchillo afilado teniendo cura que el utensilio que se usa por el corte sea limpiado y desinfectado (preferiblemente a la llama) para evitar infectar los tejidos.
  • Después de haber eliminado las hojas puestas más bajo, se hunde la parte corta en un polvo para favorecer la radicación.
  • Sucesivamente se instalan los esquejes de laurel en una mezcla formada por una parte de turba y una de arena grosera. Se hacen agujeros con un lápiz, muchos cuánto son los esquejes y se instalan como indicado en la foto, uno por maceta. Tener sucesivamente cura de compactar delicadamente la tierra.
  • La caja o la maceta se cubren con una hoja de plástico transparente (o una bolsita puesta a capucha) y se coloca a la sombra y a una temperatura alrededor de 15°C La tierra siempre debe ser tenida ligeramente húmeda (siempre regar sin mojar las plantas en radicación con agua a temperatura entorno). Cada día se aparta el plástico para controlar la humedad de la tierra y eliminar dal plástico el agua de condensación.
  • Puesto que inician a comparecer los primeros retoños, quiere decir que el esqueje ha arraigado. A aquel punto se aparta el plástico y se coloca la maceta en una zona más luminosa, a la misma temperatura y se espera que los esquejes se robustezcan.
  • Puesto que son bastante grandes se establecen en la maceta definitiva utilizando la tierra tal como indicado por las plantas adultas de laurel y se tratan como tales.
  • No molestes los esquejes hasta cuando no hayan puesto los nuevos retoños.

Plagas y Enfermedades:

1.- Las hojas amarillean y caen a partir de las ramas más bajas

  • Si observáis esta sintomatología quiere decir que hay una falta de agua.
  • Remedios: regular mejor los riegos.

2.- Puntos rojizos en la página inferior de las hojas

  • Los puntos rojizos en la página inferior de las hojas podrían significar que usted está en presencia de Cochinillas. Para ser seguro, sugerimos a utilizar una lupa y observar. Se caracterizan por tener una especie de escudo protector, de color oscuro y consistente. Te confrontas ella con la foto al lado. Se son características no puede equivocar. Además si probáis a sacarle con una uña, vienen fuera fácilmente.
  • Remedios: sácadle con un copo de algodón mojado de alcohol o si la planta es grande y en maceta, podéis lavarla con un agua y jabón neutral frotando muy delicadamente con una esponja para remover los parásitos. Después de qué la planta de laurel debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón. Por las plantas más grandes y plantadas a lo abierto, podéis usar productos químicos específicos. Los tratamientos con insecticidas anticochinillas, para que sean mucho más eficaces, deben ir dirigidos contra las larvas, que son más sensibles que el adulto.

3.- Botones y jóvenes hojas deformadas y presencia de extrañas deformaciones

  • Si observáis esta sintomatología estáis en presencia de Psilla spp., un insecto particularmente difuso. Las picaduras de los jóvenes determinan una deformación de la página superior sobre todo de las jóvenes hojas y de los botones dónde se forman hinchazones Las hojas golpeadas se enrollan hacia la página inferior, volviéndose de consistencia carnosa y de color amarillento. En consecuencia de este la planta de laurel para o ralentiza sensiblemente su crecimiento.
  • Estas alteraciones son determinadas por las picaduras de los insectos, sobre todo de las formas juveniles, que con su aparato bucales pican los tejidos de la planta para chupar la savia.
  • Remedios: el remedio es sobre todo preventivo y agronómico en efecto este insecto prospera en las partes interiores de las plantas de laurel aquellos más espesas dónde está presente una buena humedad. Hace falta por tanto tener la planta con la cabellera abierta, con oportunas podas de modo que hacer circular el aire y mantener un entorno seco. Puesto che el ataque está en curso, eliminar las partes golpeadas y entresacarse la planta. Generalmente ésta es suficiente a eliminar la población de insectos indeseados. Si el ataque es particularmente macizo, intervenís con productos específicos registrados por esta planta.

4.- Hojas que inician a amarillear, aparecen salpicadas de manchas de amarillo y castaña

  • Sucesivamente a estas manifestaciones las hojas se abarquillan asumen un aspecto casi polvoriento y caen. Observando cuidadosamente se notan también sutiles telarañas sobre todo en la página inferior de las hojas. Con estos síntomas muy probablemente estamos en presencia de un ataque de ácaros o “araña roja” o “arañuela” un ácaro muy molesto y dañino.
  • Remedios: aumentar la frecuencia de las nebulizaciones (la falta de humedad favorece su desarrollo) y eventualmente, sólo en el caso de infestaciones particularmente graves, usar productos químicos specíficos. Si la planta de laurel no es particularmente grande, se puede probar también a limpiar y hojas para eliminar mecánicamente el parásito usando un copo de algodón mojado y enjabonado. Después de qué la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón.

5.- Presencia de pequeños animales blanquecinos sobre la planta

  • Si notáis estos pequeños animales estáis en presencia de afidios o como comúnmente son llamados “Pulgones”. Te observas ellos con una lupa y te confrontas ellos con la foto a lado, se son inconfundibles no puede equivocar.
  • Remedios: usar productos químicos específicos registrados por esta planta.

Recolección y Conservación:

  • Las hojas de laurel se pueden recoger todo el año aunque colecciones en lleno verano, tienen una mayor concentración de esencias aromáticas. Los frutos se recogen en otoño, cuando están maduros.
  • Las hojas se pueden consumir para uso culinario fresco o bajíos. Por el secado se instalan a la sombra, en un lugar ventilado y una vez secas duran acerca de un año. Después de tal período perdona gran parte de su aroma y asumen un sabor amargoso.

Comentarios