Deja que los alimentos sean tu medicina

Sigue la dieta vitalista - Nada de pastillas, grageas o brebajes milagrosos

Share →
Buffer
luzurbana-3294718092

Durante el embarazo suelen haber muchos problemas y los tratamientos con homeopatía suelen ser de gran ayuda en la mayoría de los casos habituales

La misma palabra “obstetricia” deriva del latín “stare”, que significa: “estar al lado”. El cuerpo de la mujer sabe parir instintivamente y reaccionará adoptando posiciones que la animen a moverse de las formas que le convengan y a emitir los sonidos que necesite hacer.

La obstétrica moderna ha pasado de “estar al lado” de forma natural, paciente y atenta, con el fin de que la mujer pueda reaccionar naturalmente con plena confianza, a una practica “dominante e invasora”. La mayoría de las mujeres está desconectada de sus conocimientos y de sus poderes innatos sobre el parto y como los especialistas en el embarazo, acaban por fiarse más de las análisis y de las maquinas, para que les digan la manera de “asistir” a su propio parto.

Para la mayoría de las mujeres, el embarazo y el parto han dejado de ser la fuente poderosa y capacitadora, que es en realidad, para convertirse en un proceso racional y controlado.

Una posible explicación de los partos prematuros

Durante siglos las parteras asistieron a las madres durante el embarazo y el proceso del parto, estando junto a ellas y proporcionándoles ayuda médica y emocional. Pretender que una mujer embarazada sea exactamente igual que todas las demás y que no tenga necesidades especiales, es una actitud miope que pone en peligro la salud de la futura madre y de su bebé.

El embarazo es un periodo privilegiado que hace necesario que la mujer se organice para tener más descanso y cuidados. De otro modo, ella podría experimentar un mayor cansancio o un parto prematuro o sufrir de toxemia gravídica. El índice de partos prematuros no ha bajado en los cincuenta últimos años. Ocurre en el 10% de los embarazos y es la causa de más muertes al nacer que ningún otro factor, a la excepción de los defectos de nacimiento. Mientras no se preste más atención a la conexión mente-cuerpo, no es probable que ese índice se reduzca.

Homeopatía, embarazo y emociones

En consulta homeopática observemos que los factores psíquicos como “los miedos, las distintas presiones y dominaciones de toda clase, los trastornos graves consecuentes del abandono, los desprecios, la ansiedad, el estrés, las mujeres que no reciben apoyo por parte de su pareja, amigos o familiares, la identificación errónea del papel de madre, las creencias negativas acerca del parto, las consecuencias de maltratos, de violaciones, etc.,” a menudo dejan prever partos donde la intervención obstétrica, desde la cesárea hasta un aumento del uso de oxitocina o la inducción del parto, se hará necesaria.

Cuando las mujeres que tienen graves conflictos emocionales respecto a la maternidad, no resuelven antes de su embarazo estos problemas, sus conflictos pueden exacerbarse durante y después del parto y provocar crisis emocionales graves. El principal factor causal de estos problemas es que el embarazo no sea deseado o esté demasiado planeado o también, que por una razón u otra, estas mujeres fueron obligadas a ser madres.

Recorrer este camino no es nada fácil y aún menos cuando una mujer está embarazada y va a dar a luz. Así, en el momento de la dilatación, la mujer que sufre de vaginismo, tendrá más dificultad a dilatar, no porque hay algo que no “funciona” en su cuerpo, sino porque inconscientemente, existe un bloqueo psíquico.

Dar a luz es, por decirlo así, una “penetración invertida” en el momento de la salida del bebé. Ya sea durante el acto sexual o durante el parto, la vagina debe “abrirse” y “dilatarse” para dejar paso al “otro”.

En resumen, si el embarazo y el parto son o deberían ser momentos privilegiados en la vida de una mujer, también pueden desvelar una problemática íntima y dolorosa como lo es el vaginismo y, ¿por qué ocultarlo?, actitudes bastante egoístas.

Además existen otros factores más sutiles que son necesarios de entender con el fin de conseguir un tratamiento homeopático exitoso. Se trata de los “antecedentes y bloqueos ocasionales”, que no detallaremos aquí y que deben entenderse como unas “obstrucciones al tratamiento” que actúan de manera indirecta.

Una vez que se ha efectuado la consulta homeopática, destacando la historia medical de la futura madre y sus síntomas con sus modalidades y después de su repertorización, se puede prescribir la homeopatía o medicamento homeopático adecuado. Veamos más detalladamente la relación entre homeopatía y embarazo y de igual forma la homeopatía remedios

Durante el embarazo

  • Todos los malestares digestivos del primer trimestre (vómitos, nauseas, cólicos, hipersialorrea, flatulencia, hipo, eructos, etc.)
  • Las hemorragias y la prevención de los abortos espontáneos.
  • Los trastornos psíquicos (tristeza, depresión, cansancio extremo, etc.)
  • Los problemas urinarios (cistitis, albuminuria, etc.)
  • Los problemas respiratorios (disnea o dificultad para respirar)
  • Los dolores de espalda durante el embarazo.
  • Los dolores de dientes en mujeres preñadas.
  • Los trastornos circulatorios venosos típicos del embarazo.
  • Los movimientos del feto cuando provocan dolores o despiertan a la madre.
  • La mala posición del feto en los últimos meses (cuando “no se da la vuelta”)

Homeopatía y prevención del parto

  • Prevenir las hemorragias y/o disminuir el sangrado.
  • Preparación al parto
  • Para deshacer la aprensión.
  • Para aliviar los dolores tanto de falso parto como de parto.
  • Para facilitar la dilatación.
  • Para deshacer la rigidez del cuello uterino.

El post parto

  • Retención de la placenta y dificultad de expulsar los loquios.
  • Hemorragias del posparto.
  • Para facilitar la cicatrización después de una cesárea o una episiotomía.
  • Retención de orina.
  • Manía posparto (trastorno psíquico)
  • Fiebre puerperal.
  • El baby blues.

Lactancia y homeopatía

  • Problemas mamarios (grietas, mamitis, mastitis abscesos, etc.)
  • Falta de leche o leche demasiado abundante.

Homeopatía y cuidado del recién nacido

  • Cuando ha nacido cianótico o en estado de colapso.
  • Cuando hay mucosidades que obstruyen la respiración.
  • Cuando hay completa insensibilidad.
  • Elongación, deformación de la cabeza debida a un parto difícil o a los fórceps.
  • Hernia del ombligo o de la ingle.
  • Escaldaduras del bebe.
  • Cólicos.
  • Vómitos de leche.

Existen muchos remedios homeopáticos para los problemas del embarazo con una eficacia tremenda, comprobada por la experiencia clínica. Pero nunca hay específicos o genéricos. Siempre se debe buscar en homeopatía remedio en adecuación con el cuadro clínico. Así, por ejemplo, Caulophyllum puede ser de gran ayuda por una parturienta mientras por otra, la medicina homeopática unicista recomendará Pulsatilla o Cimifuga.

'); var s = document.createElement('script'); s.type = 'text/javascript'; s.src = '//cdn.chitika.net/getads.js'; try { document.getElementsByTagName('head')[0].appendChild(s); } catch(e) { document.write(s.outerHTML); } }());
Print Friendly
%d personas les gusta esto: