¿Falta de Tiempo o Adicta a la Adrenalina?.

Posted on Posted in Creatividad, Herramientas de Éxito, Ser mas creativo

¿Te levantas cansada todos días?. ¿Te es difícil concentrarte en lo que estás haciendo por un largo periodo de tiempo?. ¿Estás llena de compromisos?. Si has contestado si a más de una pregunta, probablemente eres adicta a tu propia adrenalina.

Si eres una de esas personas que tienen falta de tiempo constantemente, considera las siguientes preguntas:

  • ¿Te levantas cansada todos días?
  • ¿No tienes tiempo para ti mismo?
  • ¿No tienes más tiempo para dedicarle a tu familia?¿No tienes tiempo para estar con tus amistades?
  • ¿A duras penas entregas el trabajo en la fecha limite?

Para saber si eres adicta a tu propia adrenalina, deberás considerar las siguientes preguntas:

  • ¿Te es difícil concentrarte en lo que estás haciendo por un largo periodo de tiempo?
  • ¿Llegas tarde a donde vas?
  • ¿Estas llena de compromisos?
  • ¿Prometes más de lo que puedes cumplir?
  • ¿Te colocas en situación de emergencia a toda hora?

Si has contestado afirmativamente a más de una pregunta es bastante probable que seas adicta a tu propia adrenalina.

La vida contemporánea nos lleva a estar presionadas con proyectos, metas, ideas, podrías, deberías, compromisos, preocupaciones y obligaciones. Y de allí proviene la adicción de nuestra propia adrenalina. ¿Quién puede vivir una vida plena de esta manera?

En tiempos pre-históricos era importante para el hombre crear la fuente de energía que la adrenalina proporciona para poder defenderse peleando o escapando. Pero esta reacción química en nuestros cuerpos no fue creada para ser usada diariamente y ayudarnos a sobrellevar nuestras vidas.

¿Qué es lo que provoca la adrenalina?

Simplemente miedo, sigue siendo igual que en la pre-historia. Cuando la adrenalina se dispara primeramente nos da la sensación de una gran energía pero finalmente nos deja agotadas. Ahora bien:  ¿Miedo a qué?. Los tiempos han cambiado, el miedo al mamut se ha convertido en miedo a falta de tiempo, falta de dinero o falta de energía. Pero píensalo ¿puedes sobrevivir sin estos tres elementos?

Comienza a notar cuando estas estresada. ¿Estas presionada porque vas a llegar tarde? ¿Tienes que cumplir con deberes, citas, reuniones? Si es así, el miedo a la falta de tiempo se presenta.

¿Es acaso la falta de dinero lo que te estresa?, ¿va a alcanzar para todas las necesidades y compromisos adquiridos? La sociedad y la publicidad nos hacen provocarnos de tantas cosas, ¿vas a poder mantener esas exigencias y status?

Tal vez sea la falta de energía, que también puede ser concebida como falta de capacidad.

Puede ser una u otra, pero ¿por cuanto tiempo más podrás seguir en este ritmo?

Rompiendo el ciclo

La solución a la falta de tiempo, dinero o energía es crear reservas de estos tres elementos y establecer límites alrededor de ellos.

Solución a la falta de tiempo:

  • Aclara para que cosas no tienes tiempo.
  • Describe las prioridades de acuerdo a lo que es importante para ti y así obtener claridad de valores. Busca maneras de aliviar rápidamente la sensación de agobio y así abrir espacio para el trabajo de fondo.
  • Pregúntate ¿Qué debo de eliminar de mi lista?
  • Para de trabajar a las 5 o 6 PM y en fines de semana.
  • Promete menos y entrega mas de lo esperado.
  • Sé realista en los tiempos de realizar un trabajo.
  • Llega 10 minutos antes a las reuniones.

Solución a la falta de dinero:

  • Establece un presupuesto realista.
  • Incluye pagarte a ti misma primero, un mínimo de un 10% para la cuenta de ahorros.
  • Resiste la tentación de comprar cosas que no necesitas, así sea que estén en rebaja, hazte la siguiente pregunta: ¿lo necesito o no?
  • Reduce tu deuda hasta eliminarla.

Solución a la falta de energía:

  • Toma unas vacaciones o comienza a hacer ejercicio para restaurar tu energía.
  • Escribe todo lo que está flotando en tu cabeza, permite que el papel lo aguante y libera tu cuerpo y mente desde asuntos pendientes a cosas que quieres cambiar.
  • Ten claridad en los limites, que estas permitiendo y aprende cuando decir no
  • Revisa que actividades puedes delegar en otras personas.

Cuando eliminas la adrenalina de tu vida regresas a estar en contacto contigo mismo, con tus valores personales, tus sentimientos y tu espíritu, que simplemente no han estado presentes porque has estado muy ocupado.

Comentarios