Eyaculación Precoz.

Posted on Posted in Relaciones, Relaciones de pareja, Sexualidad

Ver también: Solución a la eyaculación precoz, saber como masturba a una mujer.

La eyaculación precoz es una disfunción sexual que consiste en una dificultad o imposibilidad para ejercer un control sobre el reflejo eyaculatorio.

Cuando el hombre se encuentra en el máximo apogeo de su excitación sexual, atraviesa un proceso fascinante: en las horas precedentes, el esperma producido por los testículos ha realizado un recorrido a través de los tubos para almacenarse en unas bolsas especiales denominadas vesículas seminales. Mientras se procede al juego sexual, las sensaciones producidas por el contacto del pene, la excitación emocional, junto a un sentimiento placentero procedente de numerosas caricias y contactos íntimos, visuales, orales etc. provocan una serie de fenómenos internos que culminan en una sensación embriagadora denominada orgasmo acompañado comúnmente de la eyaculación.

como masturbar mujer
Libro: Como masturbar mujer

El semen de la vesícula es impulsado hacia la parte posterior de la uretra, cuyas paredes se hinchan hasta doblar o triplicar sus dimensiones normales. Dicha dilatación es sumamente agradable tanto para el hombre como para su pareja. Durante esta fase, el amante experimentado mantiene un control absoluto y puede acelerar un clímax rápido e ininterrumpido, o bien retrazarlo con el fin de prolongar esta fase de éxtasis

¿Pero qué sucede cuando dicho control no se produce y la eyaculación se realiza con excesiva rapidez?

Es en estos casos cuando los especialistas nos indican que estamos frente a una disfunción sexual muy común en muchos hombres: la eyaculación precoz.

Existen dos tipos de eyaculación precoz: La que se produce antes de la penetración y otra entre los cinco y diez segundos después de la misma, tiempo que se puede extender hasta el minuto como máximo de control (Robert Charman, sexólogo). Los sexólogos Masters y Johnson analizan este trastorno en función a la respuesta de la pareja. Para ellos eyaculador precoz es el hombre que no consigue controlar su proceso eyaculatorio durante un periodo de tiempo suficiente para satisfacer a su compañera en por lo menos un 50% de encuentros íntimos.

Si bien esta última definición incluye la satisfacción de la mujer, dicha teoría tiene limitaciones si tomamos en cuenta que el lapso de tiempo que necesita la mujer para llegar al orgasmo, varía en cada caso. Además, ciertas mujeres no pueden alcanzarlo por motivos ajenos a la eyaculación. Para Helen S. Kaplan, la precocidad no puede ser medida por el tiempo que se evita la eyaculación durante la penetración, porque muchos eyaculadores precoces tienen esta disfunción antes del acto sexual: por unas cuantas caricias, al escuchar la voz de una mujer excitante, frente a un despampanante cuerpo desnudo, entre otros factores. El hombre precoz eyacula muchas veces antes del contacto.


Para Kaplan, la precocidad es la ausencia de control voluntario sobre el reflejo eyaculatorio, independientemente de las intromisiones penenanas o si sucede antes de que la mujer alcance el orgasmo.

¿Con cuánta frecuencia ocurre la eyaculación precoz?

Kinsey, uno de los investigadores más destacados de la sexualidad humana, consideraba la eyaculación precoz como una señal de superioridad masculina. Afirmaba que la habilidad del hombre para llegar demasiado a prisa al orgasmo constituía un indicio de contar fisiológicamente con una excelente respuesta sexual. El problema radicaba cuando la esposa llegaba a quejarse de insatisfacción, lo que originaba en él un sentimiento de culpa. En la actualidad, la visión de Kinsey también ha sido superada. Hoy se reconoce como uno de los requisitos esenciales para el buen comportamiento, la capacidad de controlar la eyaculación. Es natural que muchos hombres traten de negar la precocidad argumentado ser muy viriles, sobre todo si carecen de pareja sexual estable, aunque pueda dejar tras de si una serie de mujeres insatisfechas.

¿Qué sienten los eyaculadores precoces?


El sexólogo Wilhelm Reich en su libro “La Función del Orgasmo”, afirma que para ellos es una evacuación seguida de una sensación de insatisfacción. Helen Kaplan señala que en la medida que se aproximan al orgasmo sentirán lo que ella denomina: “Anestesia genital”. En casos más graves, existe una fase intermedia y dolorosa para el hombre: en la evolución de la eyaculación precoz, se puede agravar dicha disfunción con la impotencia, porque el proceso eyaculatorio se encuentra en tal forma alterada que el fluido seminal es liberado sin control y presión por un pene flácido y lánguido. Tal escurrimiento seminal es la peor humillación que un eyaculador precoz puede experimental frente a su pareja.

Desde el punto de vista físico, inflamaciones en la uretra o próstata, pueden ser la causa de algún problema eyaculatorio. Pero los factores psicológicos son determinantes. Según Karl Abraham y otros especialistas, la precocidad es síntoma de una conducta neurótica. El psiquiatra Clifford Sager, señala que procuran realmente llegar al orgasmo lo más pronto posible porque a un nivel inconsciente interpretan la intención de la mujer al retardar la eyaculación como un mecanismo de dominación.

Para Masters y Johnson la formación de la sexualidad en los individuos juega un papel fundamental. Según un estudio a un determinado número de personas que padecían este disturbio, era muy común que en su adolescencia su sexualidad haya sido forzada a culminar muy rápido, debido a factores como: el trato con prostitutas, relaciones juveniles en el interior de coches, lugares públicos o por practicar el coito interrumpido, apresuramientos que serían condicionantes de la eyaculación precoz.

Otros autores afirma que el principal factor desencadenante de la eyaculación precoz es la ansiedad. Sostienen que todo individuo experimenta mucha ansiedad cuando alcanza un alto grado de excitación, siendo para otros investigadores un factor indirecto de la precocidad eyaculatoria.

¿Existe tratamiento para la Eyaculación Precoz?

Una de las terapias más efectivas para superar la eyaculación precoz fue la del Urólogo James Semans. Consiste en un tratamiento cuyo objetivo era prolongar el mecanismo reflejo neuromuscular de la eyaculación. Consiste en estimular el pene durante la erección, hasta que el hombre experimente una sensación inminente de eyaculación. En ese momento la estimulación debe detenerse, para que la sensación se atenúe. Posteriormente se reinicia, hasta que la sensación preorgásmica aparezca de nuevo y, entonces, debe ser nuevamente interrumpida.

Kaplan plantea una reformulación de la misma técnica. Para ella los métodos más eficaces son las que refuerzan gradualmente la percepción de las sensaciones eróticas genitales. Ella busca hallar en el paciente, el dominio sobre el reflejo de tensión sexual, porque el principal factor de la precocidad no es la rapidez del reflejo orgásmico, sino la ausencia de control voluntario. Los eyaculadores precoces no perciben claramente las sensaciones preorgásmicas, lo que les priva, a su vez, del poder regulador de las influencias nerviosas superiores.

Finalmente, se debe tener presente que casi todos los hombres han tenido momentos en que tratando de obtener placer y satisfacción, se han excitado tanto que han llegado al orgasmo con demasiada rapidez.

Recomendaciones Finales:


Trabajar en el autocontrol es fundamental para una buena relación sexual y debemos saber que dicha disfunción tiene solución. La mayoría de técnicas de ayuda están enfocadas para ser trabajadas en pareja y con un tiempo mínimo progresivo y constante de seis meses, pero también se desarrollan técnicas solitarias con excelentes resultados. No olvidar los factores psicológicos, el trabajo interior del paciente debe ir junto con el físico, viviendo más tranquilamente, sin menos ansiedad y culpa por dicha disfunción sexual.

 

Comentarios