Estimulación Prenatal.

Posted on Posted in Creatividad, Desarrolla tu talento, Niños y adolescentes, Salud física, Ser mas creativo

La estimulación prenatal temprana es la que se realiza durante el embarazo para potenciar los sentidos del bebé y aumentar o facilitar su capacidad de aprendizaje.

¿Qué es la estimulación prenatal?

La estimulación prenatal temprana intenta estimular a los bebés desde el vientre materno con el fin de desarrollar sus capacidades naturales potenciándolas y afinando sus sentidos y su mente. De igual forma ayuda a estrechar los vínculos paternales ya que es interesante la participación activa del padre. Así el bebé irá familiarizándose con la voz de su progenitor y no sólo con la de la madre que oye constantemente desde el útero.

¿En qué consiste la estimulación prenatal?

La estimulación prenatal consiste en una serie de estímulos que se realizan a través del vientre materno. Hoy se conoce bien en qué momentos el bebé comienza a ser sensible a determinados estímulos con lo que se pueden poner en práctica actividades que estimulen y ayuden al desarrollo del bebé desde la matriz.

El avance de la ciencia con respecto a los procesos mentales del bebé, incluso durante la gestación, permite tener un conocimiento fiable de los efectos positivos que tiene la estimulación prenatal.

Técnicas de estimulación prenatal

Existen 4 técnicas de estimulación prenatal, que van de acuerdo con los sentidos; éstas son:

  • Las quinestésicas: también llamadas táctiles, se pueden empezar a aplicar a partir de la quinta semana. Consisten en acariciar, hacer presión suavemente en algunos puntos y masajear delicadamente el vientre materno.
  • Las auditivas: a partir de la sexta semana se puede empezar a aplicar. Tiene que ver con algo que todas las madres por instinto han hecho alguna vez: hablarle al bebé. Hay que hacerlo dulce y lentamente, ambos progenitores siempre que se pueda, para que la estimulación prenatal estreche el vinculo con el padre. Ponerle música suave y agradable que sea relajante para la madre.
  • Las visuales: A partir de las 10 semanas de gestación, el bebé percibe los cambios de luz a través de la madre. Cosas simples, como el poner alguna luz que podamos ir moviendo por el vientre materno, estimula la atención visual de su hijo. También se puede poner al sol la barriga de la madre y tapar intermitentemente con algo opaco.
  • Las motrices: no hasta el 5º mes de embarazo ya que antes puede ser perjudicial para su niño, por lo que hay que hacerlas con asesoramiento cuando inicie los ejercicios de preparación al parto. La finalidad de esta técnica de estimulación prenatal es la de estimular el equilibrio del bebé.

¿Qué beneficios tiene la estimulación prenatal para mi bebé?

La estimulación prenatal tiene beneficios probados científicamente. Los niños tienen un desarrollo óptimo de los sentidos, lo que implica una mayor capacidad de aprendizaje, incentivada además porque son niños sin miedo a explorar su mundo. Están dotados de una mente muy flexible a la hora de relacionarse con su ambiente, así como mayor agudeza perceptiva y concentración.

Como ya lo hemos mencionado, se estrecha particularmente el vínculo con el padre, que por lo general siempre queda relegado en las primeras fases de la vida del bebé.

Nuestros consejos

Todas las técnicas de estimulación temprana, llegado el momento de su aplicación, pueden combinarse entre si. Usted puede, por ejemplo, poner música y masajear su vientre;  o poner luz y hablarle.

Pero es importante señalar que no debemos excedernos a la hora de estimular a nuestro bebé porque tampoco debemos sobre-estimularlo o estresarlo, ni a la madre tampoco. Debe ser un momento de placer y relax para los padres y su niño. De no ser así, como dice un dicho popular, “será peor el remedio, que la enfermedad”.

Comentarios