Empieza Hoy A Vivir Sin Estrés.

Posted on Posted in Categorías Expertos, Como vivir mejor, Herramientas de Éxito, solucionar problemas, Stress

Nos hemos acostumbrado de tal manera a convivir con el estrés, que demasiado a menudo no reparamos en lo perjudicial que resulta para nosotros hasta que no tenemos algún problema de salud originado por él o hasta que no padecemos algún ataque de ansiedad.

Cuando ello ocurre, nos damos cuenta de la espiral de tensión en la que vivimos y sabemos internamente que debemos cambiar algunas cosas en nuestra vida para recuperar la salud y el equilibrio psico-físico en nuestro organismo.

De hábitos y cambios

Y es en ese momento, cuando muchas personas se encuentran con que son presa de sus viejos hábitos: sabemos que nos convendría hacer ejercicio, pero nos hemos vuelto sedentarios; sabemos que deberíamos comer mejor, pero nos hemos vuelto perezosos para comprar y cocinar nosotros mismos alimentos sanos; sabemos que deberíamos apreciar y disfrutar más de la compañía de nuestros seres queridos aquí y ahora, mientras están con nosotros y no luego y entonces, en algún momento en el futuro cuando haya logrado ciertos objetivos o cuando las circunstancias sean de determinada manera, momento que raramente llega tal cual, sino que lo hace – si lo hace – acompañado a menudo de un alto precio a pagar: relaciones deterioradas o rotas, problemas de salud, etc.; sabemos que deberíamos revisar nuestras prioridades, a que estamos dando importancia, qué es lo que nos hace felices; sabemos que muchas veces estamos siendo desagradecidos con la vida y con todo lo que nos está dando y sin embargo pasamos mucho más tiempo quejándonos y ansiando lo que no tenemos que agradeciendo y disfrutando lo que sí tenemos y que en muchos casos es lo más precioso que uno puede tener en la vida: salud, seres queridos, libertad de elección cada día en muchas más cosas de las que nos planteamos…

Te hago una propuesta…

Lo que hoy te propongo es hacer algo muy sencillo para romper con esos viejos hábitos y empezar, ahora mismo, a generar por ti mismo los cambios que quieres ver en tu vida. La verdad es que lo más importante es que, hoy mismo, realices un pequeño acto inusual, distinto, algo que hace mucho que no haces o no has hecho nunca, en la dirección de los cambios que te gustaría ver.

Por ejemplo, si sabes que llevas tiempo comiendo mal y que no estás dando importancia a alimentarte bien y simplemente comes lo primero que tienes a mano o lo que te ponen delante; hoy puedes hacer algo distinto como pasarte por una tienda de camino a casa y comprar frutas y verduras saludables y luego hacer con ellas tu comida o tu cena. Algo tan simple como esto. Cuando estés degustando el plato que has preparado, saboréalo, nota como tu cuerpo agradece las verduras y frutas frescas y sanas…

O por ejemplo, si sabes que llevas tiempo acumulando peso de más y también que llevas una vida demasiado sedentaria, con demasiada televisión u ordenador y que hace tiempo que en realidad no te mueves y no respiras profundamente mientras estiras tu cuerpo, realizando algún ejercicio suave de forma regular, puedes probar hoy a ponerte cómodo, bien en casa o en algún parque cercano y simplemente hacer unos estiramientos: brazos arriba lentamente mientras inspiras profundamente por la nariz y abajo lentamente mientras expiras suavemente por la boca. Adelante, repítelo algunas veces más, suavemente y sin prisa. Después puedes hacer unos ejercicios sencillos de rotación de cintura, caderas y luego quizás simplemente caminar un rato relajadamente.

Cambia por un momento tu reloj por tu brújula

“Hasta el camino más largo empieza por un solo paso” y no es tan importante que ese paso sea muy grande como que esté dado en la dirección correcta, la que sabemos que nos llevará a donde queremos estar: una vida con mejor salud, con más equilibrio y con más satisfacción cada día por todas las pequeñas y grandes cosas que tenemos con nosotros y que no estamos viendo ni apreciando por nuestros niveles de estrés.

En realidad es tan sencillo como esto: ¿cuándo tomarás la decisión de realizar ese pequeño acto, de dar ese pequeño paso? No sé si vas hacerlo ahora, inmediatamente o un poco más tarde hoy mismo. Quizás vas a decidirlo en este preciso momento o tras leer este artículo y meditarlo un momento. La decisión es tuya y algo dentro de ti te indicará el momento y la forma de hacerlo hoy a tu manera.

Que tengas un gran día.

Comentarios