¿Dónde Sembrar su Huerto Doméstico?

Posted on Posted in Huerto en casa

Huerta en casa: ¿Dónde Sembrar su Huerto Doméstico?

Un huerto bien planeado puede resultar en una siembra rápida y eficiente. El organizar un huerto antes de sembrar puede ahorrar pasos y tiempo más adelante en la temporada, incrementar la productividad del huerto y permitir al horticultor más tiempo libre.

Ubicación:

Los puntos a tomar en cuenta para la ubicación del huerto son:

  • Mucha luz solar y suelos nivelados que se drenan bien son factores importantes en decidir donde colocar un huerto.
  • Coloque la parcela cerca de la casa para que sea conveniente durante su tiempo libre. Así también es más fácil cosechar y preparar las verduras.
  • Un huerto debe ser consistente con el diseño del jardín de su casa. Junto con los árboles ornamentales, arbustos, y flores, un huerto puede embellecer cualquier propiedad.

Suelo:

  • Las verduras crecen mejor en un suelo fértil con buen drenaje, donde el agua se mueve rápidamente. Cuando no hay buen drenaje, el agua reemplaza el aire en el suelo y se sofocan las raíces y éstas no se desarrollarán sin una fuente constante de oxígeno.
  • El mejorar el drenaje y la estructura del suelo puede ayudar un suelo que no es ideal. Materia orgánica (compost, germinaza, estiércol, y ladrido molido) mezclada con suelos compactos los abrirá y mejorará el drenaje. De ser necesario, se puede instalar atanor agrícola para facilitar el drenaje.
  • El sitio debe ser bastante plano para evitar problemas de erosión. Si una pendiente es la única opción disponible, coloque las hileras transversalmente en la pendiente para formar terrazas en contorno. Esto debe ayudar a minimizar la erosión de la tierra durante lluvias fuertes.

Luz solar:

  • Evite sembrar un huerto cerca de edificios, árboles, o arbustos que pudieran sombrear el huerto.
  • Un mínimo de 6 horas de luz solar completa diariamente es necesario para producir verduras sanas de la mejor calidad. Si el mejor sitio con el mejor drenaje tiene sombra, coloque verduras de temporadas de cultivo frescas, como son la lechuga, rábanos, zanahorias y col, en la sombra parcial. Estas verduras pueden tolerar la luz solar de baja intensidad. Las verduras de temporadas de cultivo calurosas, como son el maíz dulce, habichuelas verdes, jitomates y pimientos, necesitan la luz solar completa.
  • Un huerto debe ser ubicado lejos de árboles y arbustos, no solamente debido a la sombra, sino porque también compiten para la humedad del suelo y los nutrientes de las plantas.

Suministro de Agua:

  • Un suministro de agua debe estar cerca puede facilitar la horticultura.
  • El agua es más importante durante la germinación de las semillas, trasplantación y el desarrollo de las frutas.

Tamaño:

  • El tamaño del huerto depende del tipo y cantidad de verduras que se van a sembrar, la cantidad de terreno disponible y el tiempo disponible para atenderlo.
  • Un tamaño manejable es 100 pies cuadrados (10 pies por 10 pies), pero un espacio o más grande o más pequeño se puede utilizar. El huerto debe ser suficiente grande para ser interesante y agradable, pero no demasiado grande para que se vuelva pesado.
  • Los huertos pueden producir una abundancia de verduras. Siembre solamente la cantidad que necesite. Una familia grande puede utilizar las verduras de un huerto de medio acre.

Planificación y Diseño:

  • Un huerto bien planeado usualmente es más eficiente y productivo que un huerto que se siembra al azar. En enero o febrero, empiece a planear el huerto en papel. El plan debe incluir las variedades que se van a sembrar, el espacio entre las hileras y plantas y las fechas de siembra estimadas.
  • Haga un croquis del área del huerto indicando las dimensiones del mismo.
  •  Coloque las verduras para que la siembra, cultivación, control de plagas y la cosecha se puedan realizar con lo menos esfuerzo posible.
  • Siembre las verduras perennes, como son el ruibarbo, espárrago, fresas y frutas arbustivas a lo largo de un borde del huerto. Estas hortalizas se quedan en el mismo lugar por varios años y deben colocarse donde no estorbarán o estarán dañadas a la hora de preparar el suelo. Cuando sea posible, siembre las verduras altas al norte de las verduras que no crecen tan altas para evitar que las sombreen las verduras altas.

Selección de Hortalizas:

  • En el primer año que pone el huerto, seleccione verduras que son fáciles de sembrar, como son la lechuga, cebollas, chícharos, espinacas, jitomates, habichuelas verdes, remolacha, y calabaza de verano.
  • El tamaño del huerto también determina lo que se puede sembrar. Algunas verduras requieren de mucho espacio para crecer. Para superar este obstáculo, variedades enanas o arbustivas de varias verduras están disponibles; requieren de mucho menos espacio para crecer que las variedades normales.
  • La intercalación, siembra secuencial el enrejado, y la utilización de tutores permiten más espacio en un huerto pequeño para sembrar el tipo de verduras deseado.
  • Al escoger variedades para el huerto doméstico, considere muchos factores, como son la resistencia a enfermedades, fecha de maduración, rendimiento, tamaño, forma y color. Solicite los catálogos de las empresas que venden semillas y compare sus productos.

Siembra secuencial:

  • Las verduras de temporada de cultivo corta tales como los chícharos o espinacas, pueden quitarse después de que dejen de dar fruto. Siembre las zanahorias, remolacha, acelga, o ejotes para una cosecha posterior.

Intercalación:

  • Verduras que empiezan lentamente, que se siembran más tarde, como son los jitomates, pimientos, calabacitas arbustivas, y pepinos pueden ser trasplantadas entre las hileras de chícharos, espinacas y otras verduras de temporada de cultivo corta.
  • Las verduras de temporada de cultivo corta dejarán de dar fruto cuando empieza el clima caluroso y entonces pueden quitarse.

Utilización de tutores y enrejado:

  • Algunas verduras como los jitomates, pepinos y frijoles trepadores pueden ser apoyadas con tutores, varas, enrejado o cercas para que crezcan verticalmente en lugar de al ras del suelo. Así ocupan mucho menos espacio.

Rotación de cultivos:

  • Es importante modificar el plan del huerto cada año. Muchos organismos de enfermedades son transmitidos por la tierra y pueden infestar una verdura cada año cuando la misma verdura se siembra en el mismo sitio.
  • Las plantas en la misma familia botánica muchas veces son susceptibles a las mismas enfermedades; por ejemplo, los jitomates, pimientos, berenjena, y papas pertenecen a la misma familia, Solanaceae.
  • La rotación de cultivos también ayuda a controlar las infestaciones de insectos. Algunos insectos sobreviven al invierno en la tierra y empiezan a comer cuando su anfitrión específico está presente. Si una verdura se cambia a otro sitio en el huerto, se disminuirá la población de los insectos.

Comentarios