Doce Propósitos Saludables de Año Nuevo.

Posted on Posted in Medicina natural

Ha llegado fin de año y hacemos un análisis de todo lo sucedido y, a la vez, tomamos lápiz y papel y anotamos todo aquello que queremos cambiar en nuestras vidas, los llamados propósitos del nuevo año.

Algunos de estos propósitos que usualmente aparecen en nuestras listas son dejar de fumar, perder peso o aprender inglés, entre otros. Si no les ponemos una fecha concreta, lo más probable es que no se lleguen a concretizar.

Para ello, les planteamos un calendario de buenos propósitos saludables para su realización mes a mes. Si bien es cierto que no resulta fácil cambiar la vida de golpe, con este calendario se puede organizar ese cambio de una manera paulatina con lo cual podremos orientarnos hacia una vida más saludable. Vale la pena aclarar que si algún cambio de los descritos no forman parte de tu vida, siéntete en la libertad de adaptarlos a tus propias metas

PROPÓSITOS POR CADA MES

ENERO: Tomar abundante agua

  • Es un mes de depuración o desintoxicación por todo lo que hemos comido en exceso en diciembre y de iniciar un año con buen pie en lo que se refiere a la salud.
  • Una forma de hacerlo es tomando entre 1,5 y 2 litros de agua diarios, ya que mantener el organismo bien hidratado es básico para evitar problemas de salud que pueden hasta llegar a convertirse en serias dolencias renales. No olviden tomar agua aunque no se tenga sed, ya que en ese momento suele existir cierto grado de deshldratación.

FEBRERO: Dejar el cigarrillo

  • En la lista de propósitos de Año Nuevo muchos tienen, sin duda alguna, el abandono del tabaco, ya que éste, según estudios ampliamente realizados, es el responsable de diferentes enfermedades, entre las que destacan las cardiovasculares y ciertos cánceres.
  • Para tener éxito en la lucha contra el cigarrillo, es necesario la concienciación absoluta (fuerza de voluntad) de esta forma se puede superar el síndrome de abstinencia causada por la falta de nicotina en el organismo.
  • Un médico de Atención Primaria, también, puede ayudar mediante la prescripción de un tratamiento farmacológico para suavizar los síntomas de dicho síndrome o aconsejar sobre otras muchas opciones (psicólogo, relajación, ejercicios…).

MARZO: Activar el organismo

  • Nuestro organismo requiere, para que funcione adecuadamente, la realización de actividad física. Por ello, exhortamos a usar un calzado cómodo y procurar tiempo para caminar todos los días (por lo menos 30 minutos). Es necesario recordar que la práctica de ejercicio moderado y regular es mucho más eficaz que el deporte más intenso, pero practicado ocasional.

ABRIL: Comer más frutas y verduras

  • Todos los expertos en nutrición y en medicina han confirmado la necesidad de agregar más frutas y verduras (por lo menos tres raciones al día) para lograr una dieta equilibrada, ya que éstas contienen cantidades importantes de vitaminas, minerales, fibra y otras sustancias beneficiosas.
  • Además, poseen pocas calorías y grasas saturadas y nada de colesterol lo cual disminuye el riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, la obesidad, ciertos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Las de temporada son más nutritivas, económicas y sabrosas y se pueden presentar de una forma más atractiva para ser mejor aceptadas especialmente por los niños.

MAYO: Reducir el consumo de sal

  • Según un informe dela Organización Mundial dela Salud, la población de muchos países consume demasiada sal en su dieta. El ideal sería un consumo no mayor de cinco gramos. Si se excede de esa cantidad, pueden aparecer problemas de hipertensión y la retención de líquidos. Por ello, lo más recomendable es reducir la sal en nuestra alimentación y mirar el etiquetado de los alimentos para conocer su contenido.

JUNIO: Evitar las comidas con grasa saturada y preferir aquéllas con grasa monoinsaturadas y poliinsaturadas.

  • La comida rápida (conocida también como chatarra) debe ser olvidada para siempre, ya que ésta conlleva la aparición de enfermedades cardiovasculares y la obesidad.
  • En su lugar, se debe adoptar una dieta donde esté presente el aceite de oliva, ya que, en las últimas décadas, se ha confirmado sus muchos beneficios para el organismo entre ellos su poder antioxidante al retrasar el envejecimiento de las células o como protector de enfermedades como el cáncer, la diabetes o algunas patologías digestivas, debido a su contenido en grasas monoinsaturadas.
  • Igualmente, importante es el consumo (de tres y cuatro veces a la semana) de pescado, especialmente el azul, debido a su grasa poliinsaturada de tipo omega 3, ya que tiene efectos beneficiosos para el sistema cardiovascular.

JULIO: Hacer revisiones médicas

  • Dependiendo de la edad, la condición física y la salud, es necesario efectuar revisiones o chequeos médicos.
  • En este sentido, las revisiones anualmente deben incluir pruebas básicas como un análisis de sangre y orina completa, electrocardiograma, pruebas de visión, de reflejos y audiometrías, junto con una exploración general (peso, tensión arterial…). Es, igualmente, importante completar las revisiones ginecológicas y odontológicas.

AGOSTO: Enseñar buenos hábitos

  • Las vacaciones pueden ser aprovechadas para dedicarles a los hijos un tiempo valioso y es una excelente oportunidad para enseñarles, mediante el ejemplo, una de las lecciones más valiosas como la importancia de mantener buenos hábitos de vida (alimentación, ejercicio, etc.) para prevenir las enfermedades.

SEPTIEMBRE: Aprender algo nuevo

  • Siempre resulta positivo para mantener la motivación, el deseo de vivir y hasta el cerebro activo el aprender algo nuevo y este mes se puede iniciar cursos de idiomas (inglés, francés, etc.) o algún curso que se haya querido tomar, pero siempre se pospone como manualidades, electrónica, etc.

OCTUBRE: Evitar saltarse de comida pensando de forma equivocada que puede rebajar de peso de esa manera.

  • Muchas personas piensan que entre menos comen, pueden adelgazar de una manera más rápida y eficaz. Sin embargo, es importante no saltarse, principalmente el desayuno, ya que se tendrá hambre luego y se comerá de forma desorganizada (picar) sin contar que reduce el rendimiento físico e Intelectual.

NOVIEMBRE: Combatir el estrés

  • Muchas personas sienten como el estrés va afectando negativamente su vida y pierden con facilidad el control. Debido a ello, es importante, para combatir el estrés, aprender técnicas de relajación y de respiración. De esta forma se podrá afrontar, de una manera más tranquila y eficaz, los diferentes problemas laborales y personales que se presenten.
  • Puede ayudar, además, la realización de actividades placenteras como un tratamiento en un spa, un masaje relajante o una sesión de aromaterapia.

DICIEMBRE: Evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas

  • Varios estudios avalan que el consumo moderado de vino tinto en las comidas (una copita), tiene un efecto protector en el sistema cardiovascular. Sin embargo, un consumo superior a esta cantidad puede tener resultados perjudiciales para la salud. Debido a ello, se debe evitar asociar bebidas alcohólicas en abundancia diversión (fiesta, celebración, etc.) y el ocio y tratar de ser más mesurado en este aspecto.

Comentarios