Cultivo de Scindapsus.

Posted on Posted in Jardineria guerrilla

También conocida como Potos, Poto, Ecindapso, Epipremnum.

El género Scindapsus pertenece a la familia Araceae y es originario de las islas Salomón. Comprende especie y variedades sempervirentes, muy estimadas sobre todo por su facilidad de cultivo.

Los Potos, son vegetales trepadoras que pueden ser cultivados sea llorada como colgante qué como trepadoras si dotáis con oportuno tutor. Tienen raíces aéreas que se desarrollan a los nudos de los fustes, hojas de un bonito color verde intenso, coriáceas, brillantes qué a menudo presenta venas blancas, amarillas o argentadas.

Son plantas trepadoras que pueden desarrollarse por muchos metros sea en altura que en largo. En caso de que se desee desarrollarle en altura es arreglar bien a un tutor o bien se puede dejar la planta colgar de una papelera suspendida.

Técnica de Cultivo:

  • Los potos son plantas que se conforman fácilmente con todos los entornos. No tienen detalles exigente climático tanto que las temperaturas pueden oscilar entre los 13 y los 27 °C. Temen pero las corrientes de aire frío de las que van esmeradamente protegidos, especialmente durante la estación fría.
  • Quieren la luz que favorece la variegación de las hojas pero no los rayos directos del sol. Una escasa luminosidad hará perder la vena de las hojas.
  • Para limpiar las hojas del potos tengáis la prudencia de “ducharse” periódicamente El modo más simple es poner la planta dentro de la bañera y doblando la planta de modo que el agua no llegas a la tierra, limpiar las hojas con el chorro de la ducha y dejar luego escurrir y secar las hojas.

Riego: 

  • En el período primaveral – veraniego la planta del potos debe ser regada abundantemente teniendo pero la prudencia de esperar que la tierra sea seca antes de la siguiente riego. En el período otoño – invernal se sigue la misma regla.
  • Es buena norma procurar humedad a la planta con frecuente nebulización con agua a temperatura entorno (tres – cuatro veces la semana en el período veraniego) y siempre por la mañana, para evitar que las gotas de agua, concentrando la luz del sol, provoquen quemaduras. En el período invernal deben ser reducidas en proporción a la temperatura.
  • Para garantizar un entorno húmedo es buena norma posar la maceta de la planta de potos en un posamaceta lleno de guijarros y luego llenarlo de agua. Hace falta tener cuidado que el fondo de la maceta no sea sumergido en el agua en cuánto de este modo el terreno se saturaría de agua haciendo podrir las raíces.
  • Este sistema permite, cuando está caliente, evaporar el agua del posamaceta que por consiguiente humedece el aire.

Suelo – Trasplante:

  • El potos se trasplanta cada año en primavera (marzo – abril), sin pero exceder con las dimensiones de la maceta porque de este modo la planta favorecería el desarrollo del aparato radical en detrimento de aquel avión. Se procede generalmente al trasplanto cuando la tierra inicia a ser insuficiente en relación al desarrollo de las raíces vale a decir cuando este últimas inician a rebosar de la maceta.
  • Se utiliza una mezcla a reacción ácida formada por dos partos de turba y una de arena fin o bien de una mezcla de mantillo de hojas, turba y arena fina en partos iguales.
  • Sobre el fondo de la maceta (qué siempre encomiendo sea de terracota y no de plástico para favorecer la respiración de la tierra) disponéis una capa drenante o de barros o de arcilla expandida.
  • Si se quiere hacer crecer el potos en altura y no a mata, es al momento del trasplanto que se coloca un tutor.

Abono:

  • Por el potos se usa un abono líquido, oportunamente diluido en el agua de riego, una vez al mes.
  • Por todas las plantas verdes, luego también por el potos, vale a decir por aquellas plantas que desarrollan muchas hojas es preferible usar abonos que tenga un título bastante elevado de Nitrógeno (N) qué favorece precisamente el desarrollo de las partes verdes. Tengáis cura por tanto que además de tener los asillamados “macroelementos” ” cuál Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K) y qué entre este el nitrógeno sea en “mayor cantidad”, qué también tenga los “microelementos” cuál el Magnesio (Mg), el Hierro (Fe), el Manganeso (Mn), el Cobre (Cu), el Cinc (Zn), el Boro (B), el Molibdeno (Mo), todo importantes por un correcto y equilibrado crecimiento de la planta de potos.
  • Disminuir ligeramente las dosis con respecto de cuanto indicado en la confección. Si utilizáis una buena tierra y trasplantáis regularmente, daréis a vuestra planta una buena escolta de base de elementos nutritivos.

Floración:

  • En piso el potos no florece.

Poda: 

  • Generalmente el potos no se poda. Van solista cortes las hojas que poco a poco desecan para evitar que se conviertan en vehículo de enfermedades parasitarias. En el potos es oportuno eliminar los jóvenes retoños en cuánto de este modo la planta será estimulada a desarrollar nuevas ramas y por lo tanto habrán llorado con hojas más espesas.
  • Se poda en primavera a la reanudación vegetativa de la planta.

Multiplicación: 

  • El potos puede ser reproducido por esquejes de fuste (arraigada en tierra o en agua) o por división de la planta.

Multiplicación por Esqueje de Fuste Arraigado en Tierra: 

  • Hacia marzo – abril, se retiran las cimas de los fustes largos 15 – 20 cm cortándolas con un cuchillo afilado, limpio y desinfectado.
  • Después de haber eliminado las hojas puestas más en bajo, se hunde la parte corta en un polvo para favorecer la radicación. Sucesivamente se instalan los esquejes de potos en una mezcla formada por una parte de turba y una de arena fin.
  • Se enhebra el esqueje de potos hasta la altura de las hojas cortas, sustentándola con un fil de hierro y se compacta delicadamente alrededor la tierra.
  • Se pone la maceta en una zona no muy luminosa y dónde es posible tener una temperatura constante de acerca de 21°C. Se cierra la maceta (diámetro máximos 7 cm), con del plástico transparente para garantizar calor y humedad. Usadas de los palitos que arreglaréis del mantillo para tener el plástico lejano del esqueje.
  • Cada día se aparta el plástico para controlar la humedad de la tierra y eliminar del plástico el agua de condensación.
  • Puesto che inician a comparecer los primeros retoños, quiere decir que el esqueje ha arraigado. A aquel punto se aparta el plástico y se coloca la maceta en una zona más luminosa, a la misma temperatura y se espera que los esquejes se robustezcan. Puesto che son bastante grandes se establecen en la maceta definitiva utilizando la tierra tal como indicado por las plantas adultas de potos y se tratan como tales.

Multiplicación por Esqueje de Fuste Arraigado en Agua: 

  • El potos arraiga bien también en agua. Retiráis un esqueje apicale de fuste y arréglala en un vaso colmado de agua. Cuando el esqueje tenga bien arraigado, trasplántala delicadamente en una maceta de pequeñas dimensiones con la tierra indicada por las plantas de potos adultas.

Multiplicación por División de la Planta:

  • Otro modo de multiplicar el potos es dividir las raíces con los relativos tallos al momento del trasplanto. Con la ayuda de un cuchillo afilado, limpio y desinfectado, se divide la planta en dos o más porciones según sus dimensiones luego las individuales porciones se trasplantan como si fueran individuales plantas adultas.

Plagas y Enfermedades: 

1.- Hojas con manchas morenas seguidas por amarilleo y caída de las hojas

  • Quiere decir que la planta de potos ha estado sometida a corrientes de aire, o bien a temperaturas demasiado o bien ha sido regada excesivamente.
  • Remedios: se apartan las hojas golpeadas, se traslada el potos en un lugar más caliente y se reducen los riegos.

2.- Fuste que podre en proximidad de la tierra

  • Quiere decir que la planta de potos recibe demasiada agua.
  • Remedios: elimináis las partes dañadas, dejáis secar la tierra después de qué reguláis por consiguiente los riegos.

3.- Hojas con pérdida de venas

  • Si las hojas de potos presentan este síntoma y se convierten en todo verdes, quiere decir que la iluminación es escasa.
  • Remedios: hace falta desplazar la planta en un lugar más luminoso (no sol directo).

4.- Hojas que inician a amarillear, aparecen salpicadas de manchas de amarillo y castaña

  • Sucesivamente a estas manifestaciones las hojas se abarquillan asumen un aspecto casi polvoriento y caen. Observando cuidadosamente se notan también sutiles telarañas sobre todo en la página inferior de las hojas. Con estos síntomas muy probablemente estamos en presencia de un ataque de ácaros o “araña roja” o “arañuela” un ácaro muy molesto y dañino.
  • Remedios: aumentar la frecuencia de las nebulizaciones (la falta de humedad favorece su desarrollo) y eventualmente, sólo en el caso de infestaciones particularmente graves, usar productos químicos specíficos. Si la planta de potos no es particularmente grande, se puede probar también a limpiar y hojas para eliminar mecánicamente el parásito usando un copo de algodón mojado y enjabonado. Después de qué la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón.

Curiosidad: 

  • El nombre del género “Scindapsus” deriva del griego “skindapsos = no identificado” para indicar una especie con una postura parecida a la yedra pero que no fue yedra.
  • El nombre que comúnmente en pasado se dio a estas plantas “Potos”, en realidad es errado en cuanto se refiere a plantas que ya no son cultivadas. Pero este nombre las identifica por tanto los floricultores siguen a adoptar esta terminología.

Comentarios