Cultivo de Philodendron.

Posted on Posted in Jardineria guerrilla

El Philodendron es la más popular y difusa planta de piso y la planta “amiga de los árboles” porque en naturaleza crece sobre los árboles de las selvas tropicales qué utiliza como respaldo.

El Filodendro (Philodendron), es una de las plantas más difusas en nuestros pisos.

Pertenece a la familia de las Araceae y su particularidad son las hojas muy grandes, brillantes y de consistencia cuoiosa que también pueden alcanzar un largo de un metro y un ancho de 50 cm. En todo caso hace falta tener presente que en este género existe un gran dimorfismo vale a decir que muy espeso las plantas jóvenes presentan características muy diferentes de las plantas adultas de filodendro, sobre todo por cuánto concierne las hojas.

Una particularidad común a todas las especies de filodendro es tener raíces aéreas qué crecen a nivel de los nudos y que son utilizadas para fijarse a un soporte (soy en efecto consideradas plantas epifitas aunque considerando el vasto número de especie también existen de terrestre).

Las hojas tienen forma y dimensiones diferentes entre ellos según la especie y tienen en común el hecho que cuando nacen quedan envueltas en estípulas hasta cuando el pecíolo no se haya completamente se desarrollado.

Las flores de filodendro son recogidas en inflorescencias típicas de la familia y son constituidos por una espata blanquecina con al centro un espádice amarillo-blanquecino.

En naturaleza el filodendro produce un fruto (baya) de sabor parecido a la piña En nuestras casas es muy raro que fructificas.

Técnica de Cultivo:

  • Las consideraciones bajo expuestas se refieren a las especies de filodendro que comúnmente se encuentran en nuestros pisos.
  • El filodendro es una planta que quiere la luz pero no el sol directo qué puede quemar las hojas.
  • Para limpiar las hojas que, da su tamaño se empolvan fácilmente, utilizar un harapiento estofado muy blando y proceder con delicadeza para no perjudicar las hojas. Una recomendación que se aplica a los helechos pero que el consejo para todas las plantas: NO USES productos que lustran las hojas. Estos productos obstruyen los estomas de la planta impidiéndolas sus normales funciones fisiológicas.
  • El filodendro no quiere las bajas temperaturas. Ya temperaturas bajo los 13°C son dolor soportado.
  • Las flores generalmente comparecen durante el período veraniego aunque es bastante raro que eso ocurra en casa.

Riego: 

  • Durante el período veraniego el filodendro a menudo debe ser regado. Es importante progreso al riego cuando la capa superficial de la tierra se ha secado y estando atentos a no dejar agua en el posamaceta.
  • En los días más calientes el filodendro se aventaja mucho de nebulizaciones sobre las hojas qué crean un microclima húmedo, agradecido a la planta.
  • Durante el otoño y el invierno los riegos deben ser disminuidos y siempre se espera que la tierra sea un poco seca antes de proceder al siguiente riego.

Suelo – Trasplante:

  • El filodendro se trasplanta cada año hacia febrero / marzo hasta a una dimensión máxima de la maceta de 50 cm. Se tiene que utilizar un substrato rico en sustancia orgánica, bastante grosero con turba, hojas de haya y tierra arreglando sobre el fondo de la maceta de los barros de terracota de modo que favorecer el drenaje del agua. Puesto che la maceta ha alcanzado las dimensiones indicadas sobre, cada año, se aparta la capa superficial de tierra por unos 3 cm y se sustituye con sustrato nuevo.
  • Estas plantas a menudo necesitan un tutor, son optimales aquellos bañados de musgo que se instalan al acto del trasplanto.

Abono:

  • Durante todo el período primaveral y veraniego, hace falta abonar el filodendron cada 3 semanas con un abono líquido suministrado junto al agua de riego.
  • Por cuánto concierne el tipo de abono que suministrar en comercio existen de muchos tipos pero es buena norma leer la etiqueta dónde es precisada la composición. Por todas las plantas verdes, luego también por el filodendron, vale a decir por aquellas plantas que desarrollan muchas hojas es preferible usar abonos que tenemos un título bastante elevado de Nitrógeno (N) qué favorece precisamente el desarrollo de las partes verdes. Tengáis cura por tanto que además de tener los asillamados “macroelementos” ” cuál Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K) y qué entre este el nitrógeno sea en “mayor cantidad”, qué también tenga los “microelementos” cuál el Magnesio (Mg), el Hierro (Fe), el Manganeso (Mn), el Cobre (Cu), el Cinc (Zn), el Boro (B), el Molibdeno (Mo), todo importantes por un correcto y equilibrado crecimiento de la planta.

Floración:

  • En cultivo es raro que el filodendro florezca.

Poda: 

  • Generalmente el filodendro no se poda. Van solista cortes las hojas basales que poco a poco desecan para evitar que se conviertan en vehículo de enfermedades parasitarias.
  • Si se quiere tener un desarrollo más compacto de la planta se puede actuar el despuntes o pinzadola de los ápices vegetativos vale a decir quitar los extremos de los brotes tiernos de la planta.
  • Tengáis cura que el utensilio que usadas por el corte sea limpiado y desinfectado (preferiblemente a la llama), para evitar infectar los tejidos.

Multiplicación: 

  • El filodendro se multiplica por esqueje.

Multiplicación por Esqueje: 

  • Al principio del verano, se corta enseguida bajo el nudo un ápice de la planta de Filodendro con alguna hoja y con pequeñas raíces aéreas largas al menos 15 cm y con al menos tres nudos.
  • Se encomienda de cortar con una hoja de afeitar o con un cuchillo afilado teniendo cura que el utensilio que se usa por el corte sea limpiado y desinfectado (preferiblemente a la llama).
  • Después de haber eliminado las hojas puestas más en bajo, se hunde la parte corta en un polvo para favorecer la radicación.
  • Sucesivamente se instalan los esquejes de filodendro en una mezcla formada por una parte de turba y una de arena grosera. Se hacen agujeros con un lápiz, muchos cuánto son los esquejes y se instalan como indicado en la foto. Tener sucesivamente cura de compactar delicadamente la tierra.
  • Utilizar una maceta de pequeñas dimensiones, no más de 7 cm.
  • La caja o la maceta se cubren con una hoja de plástico transparente (o una bolsita puesta a capucha) y se coloca a la sombra y a una temperatura alrededor de los 24°C. La tierra siempre debe ser tenida ligeramente húmeda (siempre regar sin mojar las plantas en radicación con agua a temperatura entorno). Cada día se aparta el plástico para controlar la humedad de la tierra y eliminar del plástico el agua de condensación.
  • Puesto che inician a comparecer los primeros retoños de filodendro (unos 5-6 semanas ), quiere decir que el esqueje ha arraigado. A aquel punto se aparta el plástico y se coloca la maceta en una zona más luminosa, a la misma temperatura y se espera que los esquejes se robustezcan.
  • Dejáis el esqueje donde se encuentra hasta febrero-marzo cuando la trasplantéis en la maceta y en el sustrato definitivo tal como indicado por las plantas de filodendro adultas.
  • No molestes los esquejes hasta cuando no hayan puesto los nuevos retoños.
  • Muchas especies arraigan aunque puestas sencillamente en agua.

Plagas y Enfermedades: 

1.- Hojas amarillentas

  • Quiere decir que la planta de filodendro recibe demasiada agua.
  • Remedios: reducís los riegos.

2.- Hojas con evidentes quemaduras

  • Cuando las hojas de filodendro presentan este síntoma quiere decir que la planta ha sido expuesta al sol directo especialmente si ha sido mojada cuando fue al sol.
  • Remedios: arreglar la planta en un lugar luminoso pero no al sol directo.

3.- Manchas sobre la página inferior de las hojas

  • Manchas sobre la página inferior de las hojas podrían significar que estáis en presenzia de Cochinilla y en particular de la Cochinilla algodonosa o Cotonet. Para ser seguro, sugerimos a utilizar una lupa y observar. Se caracterizan por tener una especie de escudo protector, de color blanco. Además si probáis a sacarle con una uña, vienen fuera fácilmente.
  • Remedios: Sacadle con un copo de algodón mojado de alcohol o si la planta es grande y en maceta, podéis lavarla con un agua y jabón neutral frotando muy delicadamente con una esponja para remover los parásitos. Después de qué la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón. Por las plantas más grandes y plantadas a lo abierto, podéis usar productos químicos específicos. Los tratamientos con insecticidas anticochinillas, para que sean mucho más eficaces, deben ir dirigidos contra las larvas, que son más sensibles que el adulto.

4.- Hojas que inician a amarillear, aparecen salpicadas de manchas de amarillo y castaña

  • Sucesivamente a estas manifestaciones las hojas se abarquillan asumen un aspecto casi polvoriento y caen. Observando cuidadosamente se notan también sutiles telarañas sobre todo en la página inferior de las hojas. Con estos síntomas muy probablemente estamos en presencia de un ataque de ácaros o “araña roja” o “arañuela” un ácaro muy molesto y dañino.
  • Remedios: aumentar la frecuencia de las nebulizaciones (la falta de humedad favorece su desarrollo) y eventualmente, sólo en el caso de infestaciones particularmente graves, usar productos químicos specíficos. Si el filodendro no es particularmente grande, se puede probar también a limpiar y hojas para eliminar mecánicamente el parásito usando un copo de algodón mojado y enjabonado. Después de qué la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón.

5.- Hojas con manchas morenas especialmente a lo largo de los márgenes

  • Las manchas morenas muy a menudo son síntoma de temperaturas demasiado bajas (debajo de 13°C).
  • Remedios: desplazáis la planta en un lugar más idóneo.

Curiosidad: 

  • La palabra Filodendro deriva del griego y quiere decir “Filos = amigo” y “Dendros = árbol”, luego “amigo de los árboles” por el crecimiento como llorado epifita (plantas que posseggono raíces aéreas y crecen enclavadas a los árboles que utilizan como respaldo) sobre los árboles.

Comentarios