Cultivo de Hortensia.

Posted on Posted in Jardineria guerrilla

Con el nombre de “Hortensia” se entienden todas las plantas pertenecientes al género Hydrangea y a la familia Saxifragaceae, que comprende especie sea arbustivas que trepadores leñosas originarias y particularmente difusos en las regiones orientales de Asia y Himalaya, pero también en Américas.

Poseen fustes robustos con hojas dentadas o lobadas; las hojas en la mayor parte de las especies de hortensia son opuestas y tres por cada nudo.

Las flores, reunidos en inflorescencias más o meno esféricas, dichos corimbos o mazorcas, llevan sobre todo flores más estériles aquellos exteriores, por cuyo son reemplazados por los sépalos, adultos y petaliformi, mientras las otras partes florales ha fracasado. Las inflorescencias de hortensia pueden ser de muchos colores, que van de lo blanco a muchos matices de rojo, rosa, malva, azul y violeta. Los colores son determinados en parte por el patrimonio genético de la planta (algunas variedades de hortensia son exclusivamente rojas o rosa) y en parte dependen del tipo de terreno sobre que crecen: en los terrenos a reacción ácida asumen una coloración azul-violeta, mientras en los terrenos alcalinos se ponen rosa o lila.

Técnica de Cultivo:

  • El hortensia es un matorral perenne que se desviste en invierno y vuelve a hablar en primavera, a los primero de marzo. Florece en primavera (abril) y en piso su floración también puede durar 6-8 semanas, conque sea colocada en un lugar bastante luminoso (pero no expuesta directamente a los rayos solares), fresco (la temperatura no tiene que superar nunca 16-18 °C porque la floración se para) y al mismo tiempo sea regada abundantemente, de modo que el mantillo siempre quede húmedo.
  • A pesar de estas tretas es muy difícil hacer reflorecer la planta por más años consecutivos si la tenemos en nuestro piso. La solución mejor es trasplantar la hortensia en jardín o en una gran maceta en terraza, cuando nuestra hortensia inicie a mustiarse, cosa que normalmente ocurre después de 2-3 semanas, si no son respetadas las condiciones optimales de temperaturas y humedad.

Riego: 

  • En el período primaveral-veraniego los riegos de las hortensias tienen que ser abundantes y frecuentes, de modo que el sustrato siempre esté húmedo (pero no empapado).
  • Además es aconsejable a menudo pulverizar la cabellera (con agua no calcárea) para crear un entorno húmedo congenial a la planta de hortensia, estando pero atentos al hecho que una excesiva humedad puede favorecer el desarrollo de mohos y parásitos.

Abono:

  • En el período primaveral-veraniego es oportuno abonar nuestra hortensia una vez a la semana añadiendo un abono líquido al agua de riego.
  • La hortensia es una planta que extirpa una gran cantidad de Potasio. Usted es calculado que en media la relación de remoción anual de N:P.K (Nitrógeno:Fósforo:Potasio) es de 1 : 0,7 : 2,3 por tanto es aconsejable distribuir un abono que siga esta regla, vale a decir un título alto en Potasio.

Floración:

  • La época de floración de la hortensia varia de especie a especie y siempre ocurre entre la primavera y el verano.

Poda: 

  • La poda es una operación muy delicada por la hortensia.
  • Por las plantas que están a lo abierto, en los climas fríos es podar bien a fin invierno de modo que las ramas, las hojas y todas las otras partes bajíos de la planta que deberán ser cortados luego, protejan del frío las ramas más jóvenes; mientras en las regiones a climas más templados, se puede podar enseguida después de la floración para permitir a la planta de emitir de las gemas laterales que proveerán el año siguiente.
  • Por las plantas de hortensia que están en piso, se puede podar en otoño (septiembre) dejando máximas dos gemas por rama y colocándola en un entorno frío (va muy bien a una terraza cubierta).
  • Se tiene que partir del presupuesto que casi todas las hortensias florecen de la gema apicale (a excepción del Hidrangea Paniculata e Hidrangea arborescens que florecen sobre las ramas nuevas luego se pueden podar en primavera y de las Hortensias trepadoras que no deben ser podadas) pues vale la regla que más chorros serán emitidos, más inflorescencias serán y hace falta estar atentos a no cortar las ramas antes de la floración (ésta provocaría la emisión de gemas laterales que producirán flores el año siguiente) pero después.
  • Las partes de cortar son obviamente las flores y las ramas secas cortando sobre la primera pareja de gemas.
  • No se cortarán las ramas crecidas en el año fácilmente reconocible porque presenta a la cumbre una gema.

Color de las Flores – Tipo de Terreno:

  • El color de las flores de la hortensia es influenciado por la reacción del terreno. Las variedades a flores rosas se ponen azules si son cultivadas en suelos ácidos (ph 4,5) mientras las variedades de hortensias a flores azules se ponen rosas en terrenales alcalinos (ph 7,5 y mas). En los valores intermedios (entre ph 4,5 e 7,5) el color asumirá coloraciones intermedias del azul intenso, al azul claro, al azul, a lo rosa, a lo rosa intenso.
  • A partir de los cultivar rosas de hortensia para conseguir flores azules se aporta Aluminio al mantillo y con un abono rico en K2O y pobre en P2O5 qué provoca la precipitación de los fosfatos de aluminio. En práctica se realizan 5-7 riegos del verano al otoño (julio – septiembre) con 5-10 gr de sulfato de aluminio por litro de agua.

Multiplicación: 

  • Las Hortensias se propagan por esqueje
  • Cuando acaba la floración, se pueden retirar esquejes apicales de ramas floríferas, largas unos 10-15 cm.
  • Se encomienda de cortar con una hoja de afeitar o con un cuchillo afilado teniendo cura que el utensilio que se usa por el corte sea limpiado y desinfectado (preferiblemente a la llama) para evitar infectar los tejidos.
  • Después de haber eliminado las hojas puestas más en bajo, se hunde la parte corta en un polvo para favorecer la radicación.
  • Sucesivamente se instalan los esquejes de hortensia en una compota formada por una parte de mantillo fértil y una de arena grosera.
  • Hadas de los agujeros con un lápiz, muchos cuánto son los esquejes foliar y te la arreglas como indicado en la foto. Tengáis sucesivamente cura de compactar delicadamente el mantillo.
  • La caja o la maceta se cubren con una hoja de plástico transparente (o una bolsita puesta a capucha). La tierra siempre debe ser tenida ligeramente húmeda (siempre regar sin mojar las plantas en radicación con agua a temperatura entorno). Cada día se aparta el plástico para controlar la humedad de la tierra y eliminar del plástico el agua de condensación.
  • Puesto che inician a comparecer los primeros retoños de hortensia (después de unos 40 gg), quiere decir que el esqueje ha arraigado. A aquel punto se aparta el plástico y se trasladan, con el mismo tipo de mantillo, en pequeños barros (si las habéis hecho arraigar en cajas) de 10 cm de diámetro, que se colocan a lo abierto y a la sombra, pero al amparo del frío y de las corrientes de aire.
  • Se trasplanta en macetas más grandes en la primavera siguiente y se tendrá que todavía esperar un año antes de trasladarle a casa.

Plagas y Enfermedades: 

1.- Hojas que se ponen marronas a lo largo de los márgenes y tienden a rizarse

  • Esta sintomatología es índice de riegos insuficientes.
  • Remedios: regular los riegos.

2.- Amarilleo más o meno difuso entre las nervaduras de las hojas de las hortensias acompañado por escaso desarrollo y clorosis de los botones

  • Generalmente es debido a un exceso de caliza en el terreno, qué a su vez impide la correcta asimilación del hierro y del manganeso (miembro fundamentales de la clorofila, el pigmento verde de las hojas).
  • Remedios: es oportuno utilizar mantillos ligeramente ácidos (ricos en turba) y agua no calcárea; es útil también suministrar del sulfato de hierro y manganeso o también de los compuestos quelatos (qué permiten la asimilación del hierro) como el Sequestrene.

3.- Escaso desarrollo de la planta de hortensia acompañado por ulceraciones del fuste, de hipertrofias sobre las nervaduras centrales de las hojas y de una irregularidad en la floración

  • Es posible que la hortensia sea infestada por nemátodos (fitofagos de aspecto vermiforme, largos pocos milímetros que viven en el terreno).
  • Remedios: se consulta en este caso de reemplazar el mantillo si la planta está en maceta, después de haber limpiado esmeradamente las raíces. Si en cambio la planta de hortensia es cultivada a lo abierto se puede usar un nematocida granulado, insecticida que se encuentra comúnmente en comercio.

4.- Manchas amarillo rojizo sobre las partes verdes de la planta qué sucesivamente se cubren de moho blanco

  • Se trata del asillamado “mal blanco” (Erysiphe polygoni) qué se manifiesta sobre las hojas de hortensia en la página inferior mientras sobre aquella superior puede quedar verde o ponerse ligeramente rojiza. La enfermedad puede interesar todas las partes verdes de la planta de hortensia y los jóvenes botones golpeados aparecen deformados.
  • Remedios: si la infestación es muy extensa, se combate con tratos a base de azufre u otros fungicidas en caso de fuerte infestación. Si éste es en cambio escasa y limitada a pocas zonas, es suficiente eliminar rápidamente la parte golpeada.

5.- Manchas claras con halo moreno sobre los pétalos, sobre los botones y sobre los pedúnculos fiorali qué sucesivamente se cubren de moho gris

  • Se trata del asillamado “moho gris” (Botrytis cinerea) mucha característica. Sus ataques son favorecidos por entornos demasiado húmedos.
  • Remedios: se puede combatir cómodamente, eliminando las partes infectas, aireando el entorno y disminuyendo la humedad. Si es muy difusa se puede recurrir a tratos con fungicidas específicos fácilmente localizables de un buen viverista.

6.- Areas necróticas sobre hojas, pecíolos y botones que luego se secan y se destrozan

  • Esta sintomatología puede ser causada por muchos hongos cuál Ascochyta sp., Cercospora sp., Phyllosticta sp., Septoria sp. Las partes golpeadas presentan áreas necróticas foliar redondeantes de diámetro variable de 1 a 5 cm. Las partes golpeadas de la hortensia presentan las hojas amarillentas y bajíos. Estos hongos son favorecidas por elevada humedad, de abonos desequilibrados y de una excesiva densidad colturale.
  • Remedios: eliminar las partes infectas, aireando el entorno y disminuyendo la humedad y tratando con fungicidas específicos fácilmente localizables de un buen viverista.

7.- Hojas que inician a amarillear, aparecen salpicadas de manchas de amarillo y castaña

  • Sucesivamente a estas manifestaciones las hojas se abarquillan asumen un aspecto casi polvoriento y caen. Observando cuidadosamente se notan también sutiles telarañas sobre todo en la página inferior de las hojas. Con estos síntomas muy probablemente estamos en presencia de un ataque de ácaros o “araña roja” o “arañuela” un ácaro muy molesto y dañino.
  • Remedios: aumentar la frecuencia de las nebulizaciones (la falta de humedad favorece su desarrollo) y eventualmente, sólo en el caso de infestaciones particularmente graves, usar productos químicos specíficos. Si la planta de hortensia no es particularmente grande, se puede probar también a limpiar y hojas para eliminar mecánicamente el parásito usando un copo de algodón mojado y enjabonado. Después de qué la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón.

8.- Presencia de pequeños animales blanquecinos sobre la planta

  • Si notáis estos pequeños animales estáis en presencia de afidios o como comúnmente son llamados “Pulgones”.
  • Remedios: usar productos químicos específicos localizable de un buen viverista.

Curiosidad: 

  • Los muchas variedades de hortensias que hoy encontramos en comercio han sido conseguidas de una especie labrada en Japón la Hydrangea Macrophylla introducida en Europa en el 1790.

Comentarios