Cultivo de Dracaena.

Posted on Posted in Jardineria guerrilla

También conocida como Drácena, Drago.

La Dracaena, son plantas muy populares, debido a la facilidad de su cultivo y a la notable ornamentación de sus hojas. Pertenece a la familia de las Liliaceae, es una de las especies más presentes en nuestras casas sea por la belleza de sus frondas sea por su longevidad y sencillez de cultivo. Son plantas originarias del África tropical y Asia.

Técnica de Cultivo:

  • La Dracena siendo una planta originaria de los climas calientes no quiere el frío en efecto vivas bien en entornos calientes y húmedos a temperaturas alrededor de los 26°C. Bajo los 15°C la planta inicia a sufrir.
  • No quiere el sol directo pero necesita mucha luz.
  • En las regiones a clima templado puedo ser tenidas a lo abierto todo el año lejos pero de las corrientes de aire.
  • Para limpiar las hojas utilizadas un paño húmedo. No USES productos que lustran las hojas. Estos productos obstruyen los estomas de la planta impidiéndolas sus normales funciones fisiológicas.

Riego: 

  • La Draacena solicita un mantillo constantemente húmedo pero sin estancamientos de agua. Pues durante el período primaveral – veraniego, a menudo debe ser regada. Ya que quiere los entornos húmedos tiene necesidad de cotidianas nebulizaciones sobre las hojas.
  • Durante el período otoño – invernal, se riega justo el tan de no hacer secar la tierra.

Suelo – Trasplante:

  • La dracena generalmente se trasplanta cada dos años, en primavera pero, si encuentra las condiciones ambientales ideales es posible que sea necesario trasplantar cada año en cuánto es una planta a rápido acrecentamiento. Además es una planta que quiere espacio por sus raíces.
  • Se usa un mantillo turboso y ya que es una planta que no quiere en ningún modo los estancamientos del agua es buena costumbre disponer sobre el fondo de la maceta de los pedacitos de barro, de modo que favorecer el drenaje.

Abono:

  • Durante todo el período primaveral y veraniego, la dracaena debe ser abonado cada semana con un abono líquido suministrado junto al agua de riego en cantidades mínimas (1/3 de aquel indicado en las confecciones). Durante el período otoño-invernal se tienen que suspender los abonos.
  • Por cuánto concierne el tipo de abono que suministrar en comercio existen de muchos tipos pero es buena norma leer la etiqueta dónde es precisada la composición. Por la dracena, es preferible usar abonos que tenga un título bastante elevado sea de Nitrógeno (N) que de Potasio (K) qué favorecen principalmente el desarrollo de este planta. Verificad por tanto que además de tener los asillamados “macroelementos” ” cuál Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K) y qué entre este el nitrógeno y el Potasio sea en “mayor cantidad”, qué también tenga los “microelementos” cuál el Magnesio (Mg), el Hierro (Fe), el Manganeso (Mn), el Cobre (Cu), el Cinc (Zn), el Boro (B), el Molibdeno (Mo), todo importantes por un correcto y equilibrado crecimiento de la dracaena.

Floración:

  • Las dracena son apreciadas por la belleza de sus hojas, verdes o inestablemente pintadas y por sus flores blanco-nata que brotan en el período veraniego aunque muy raramente florecen cuando son cultivadas en maceta.

Poda: 

  • Generalmente la dracaena no se poda. Van solista cortes las hojas basales que poco a poco desecan para evitar que se conviertan en vehículo de enfermedades parasitarias.
  • Tengáis cura que el utensilio que usadas por el corte sea limpiado y desinfectado (preferiblemente a la llama), para evitar infectar los tejidos.

Multiplicación: 

  • La dracena se puede multiplicar por esquejes terminales de tallo .
  • De la planta madre de dracaena, en primavera, se retira de una rama lateral una porción de fuste largo al menos 10 cm. Deben ser sacadas todas las hojas viejas.
  • Después de haber eliminado las hojas, se hunde la parte corta en un polvo para favorecer la radicación. Sucesivamente se instalan los esquejes de dracaena en una mezcla formada por una parte de turba y una de arena grosera.
  • La maceta con el esqueje tiene que ser pequeño, no más de 7 cm y maceta y esqueje deben ser cerrados con plástico transparente. Usadas de los palitos que arreglaréis en la tierra para tener el plástico lejano del esqueje.
  • Colocáis la maceta en una posición donde hay luz abundante pero no el sol directo y una temperatura alrededor de los 20-24°C. La tierra siempre debe ser tenida ligeramente húmeda (siempre regar sin mojar las plantas en radicación con agua a temperatura entorno). Cada día se aparta el plástico para controlar la humedad de la tierra y eliminar del plástico el agua de condensación.
  • Puesto che inician a comparecer los primeros retoños, quiere decir que el esqueje de dracena ha arraigado. A aquel punto se aparta el plástico y se coloca la maceta en una zona más luminosa, a la misma temperatura y se espera que los esquejes se robustezcan. Puesto che son bastante grandes se establecen en la maceta definitiva utilizando la tierra tal como indicado por las plantas de dracaena adultas y se tratan como tales.

Plagas y Enfermedades: 

1.- Las hojas se presentan mustias

  • Muy espeso este síntoma es asociado con muchos factores, todos legados a una mala técnica de cultivo. En efecto sea un exceso de agua y humedad o bajas temperaturas pueden provocar esta patología.
  • Remedios: es necesarias palpaduras el terreno para averiguar su estado. Si es demasiado sequedad, proveer por consiguiente, si demasiado húmedo suspender los riegos hasta cuando el mantillo no se seque y luego retomar con moderación. Si no os encontráis frente a la una o la otra situación, desplazáis la planta en un lugar más caliente.

2.- Puntos rojizos en la página inferior de las hojas

  • Los puntos rojizos en la página inferior de las hojas podrían significar que usted está en presencia de Cochinillas. Para ser seguro, sugerimos a utilizar una lupa y observar. Se caracterizan por tener una especie de escudo protector, de color oscuro y consistente. Te confrontas ella con la foto al lado. Se son características no puede equivocar. Además si probáis a sacarle con una uña, vienen fuera fácilmente.
  • Remedios: Sacadle con un copo de algodón mojado de alcohol o si la planta es grande y en maceta, podéis lavarla con un agua y jabón neutral frotando muy delicadamente con una esponja para remover los parásitos. Después de qué la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón. Por las plantas más grandes y plantadas a lo abierto, podéis usar productos químicos específicos. Los tratamientos con insecticidas anticochinillas, para que sean mucho más eficaces, deben ir dirigidos contra las larvas, que son más sensibles que el adulto.

3.- Aparición de márgenes y ápices foliares y al centro de la hoja de áreas necróticos circundáis de un halo marrón

  • Si las hojas aparecen con esta sintomatología vuestra dracaena tiene un ataque de hongos y en particular un ataque de Colletotrichum spp., enfermedad mejor nota como “Antracnosis”.
  • Remedios: hace falta intervenir químicamente con productos a base de Ditiocarbamatos o Benzimidazolos.
  • En todo caso por la prevención (como por todas las enfermedades debidas a hongos), es importante no tener un entorno excesivamente húmedo.

4.- Hojas con evidentes manchas necróticas con contorno amarillento

  • Si las hojas presentan este síntoma es muy probable que vuestra dracena tiene un ataque de hongos y en particular un ataque de Fusarium spp. generalmente en concomitancia de clima caliente y demasiado estofado. Las manchas tienen un aspecto en un primer momento circular y aceitoso y son circundadas por un halo amarillo sucesivamente tienden a alargarse asumiendo una consistencia de papel.
  • Remedios: en primer lugar son preventivos. Ya que las excesivas humedades asociadas a altas temperaturas son el clima ideal comportarse por consiguiente.

5.- Presencia de pequeños animales blanquecinos sobre la planta

  • Si notáis estos pequeños animales estáis en presencia de afidios o como comúnmente son llamados “Pulgones”.
  • Remedios: usar productos químicos específicos localizable de un buen viverista.

Curiosidad: 

  • El nombre “Dracaena” deriva del griego “drakaina = dragón ” refiriéndonos a la “Dracaena draco”. Este árbol en efecto, de la población local de las islas Canarias, i Guanci, fue considerado un dragón y le atribuyeron propiedades mágicas (porque dotado con muchas capacidades terapéuticas). Tal creencia fue debida al hecho que la savia, coagulándose, se pone roja (la sangre del dragón).
  • Este dracena ya fue conocida en la antigua Roma, en efecto la savia fue usada como colorante y sucesivamente en la edad media, de los alquimistas por sus propiedades terapéuticas.

Comentarios