Cultivo de Begonia.

Posted on Posted in Jardineria guerrilla

A la familia de las Begoniaceae pertenecen más que mil especies todo originarias de las zonas tropicales y subtropicales de los dos hemisferios y acerca de 10.000 cultivar y híbrido. Este género casi la representa totalidad de la familia de los Begoniaceae.

A la familia de las Begoniaceae pertenecen más que mil especies todo originarias de las zonas tropicales y subtropicales de los dos hemisferios y acerca de 10.000 cultivar y híbrido. Este género representa casi la totalidad de la familia de las Begoniaceae.

El género begonia es subdividido en tres grandes categorías según el tipo de raíz:

Begonias con raíz rizomatosa: soy plantas sempervirentes y su particularidad es la presencia de un rizoma al sitio de la raíz vale a decir un fuste perenne subterráneo funzionante como órgano copia. Las hojas son pintadas inestablemente. Los fustes son frotadores y las flores son algo llamativas;

Begonias con raíz tuberosa: son plantas caracterizadas del tener la raíz formada por un gran tubérculo negruzco. Generalmente son plantas anuales, también hay las formas perennes, y producen flores muy grandes simples o dobles y muy pintados;

Begonias con raíz fasciculada: soy plantas sempervirentes y su particularidad son las raíces fasciculadas o hacináis (vale a decir las raíces secundarias de primordine se acrecientan tal como la raíz principal). Algunas Begonias de este tipo son arbustivas otras tienen un curso frotador pero todas producen flores a panícula.

Las características comúnes de todo y tres las categorías son las hojas qué crecen asimétricas y alternadas a lo largo del fuste carnoso y abastecido de grandes nudos y el hecho que son plantas monóicas, vale a decir que las flores masculinas y las flores femeninas están sobre la misma planta y diferentes entre ellos.

Las flores masculinas generalmente son más llamativos y formados por cuatro tépalos (en las plantas en que no existe la distinción entre cáliz y corola los elementos qué constituyen la flor son tépalos), de muchas dimensiones de dos en dos; las flores femeninas son formadas en cambio por cuatro tépalos iguales entre ellos y con un ovario del que, una vez fecondato, si origina un fruto que toma el nombre de cápsula a forma triangular contenedor muchos semillas de pequeñas dimensiones.

Técnica de Cultivo:

BEGONIE RIZOMATOSAS

  • La temperatura optimal de cultivo está alrededor de los 15°C durante todo el arco del año. Quieren la luz intensa pero no el sol directo. Durante el invierno las temperaturas no tienen que estar debajo de los 13°C pero mantenidas en todo caso en un entorno fresco.

BEGONIE TUBEROSAS

  • Tienen necesidad de mucha luz pero nunca sol directo. Si las temperaturas superan los 18°C es necesario crear alrededor de la planta un entorno húmedo poniendo la maceta sobre una capa de grava dónde siempre estará presente un hilo de agua.
  • In otoño – invierno, cuando las hojas inician a caer y la planta se desviste, se puede dejar el tubérculo en la maceta, a la sequedad (los tubérculos pueden ser también sacados por la maceta y guardados en un lugar fresco, oscuro, seco, bajo una capa de turba o arena, práctica necesaria en el caso de tubérculos de Begonia cultivada a lo abierto) y a una temperatura alrededor de los 7-10 °C.
  • A marzo – abril, se coge el tubérculo y se mete a morada en un compuesto formado por turba y tierra de brezo de modo de tener una tierra ligeramente ácida y se planta el tubérculo con la parte cóncava dirigida hacia arriba de modo que dejar destapadas las gemas a una temperatura de 15 °C dejando al menos 3 cm entre el bordo de la maceta y el tubérculo. Las macetas se tienen a la oscuridad por algún día por lo tanto se llevan gradualmente a la luz, hasta a llegar a la luz intensa (pero nunca sol directo).
  • Puesto che nacen los primeros botones, se trasladan las jóvenes plantas a macetas con del mantillo turboso. De este modo ya somos a fin junio se tendrá la floración que dura generalmente hasta a septiembre.

BEGONIE FASCICULADA

  • La temperatura optimal de cultivo está alrededor de los 15°C durante todo el arco del año pero logran también vivir temperaturas alrededor de los 10°C. Quieren la luz intensa pero no el sol directo. Cuando las temperaturas superan los 20°C es necesario poner la planta a la sombra. El entorno de cultivo tiene que ser aireado pero sin corrientes de aire. Quieren la humedad por tanto es buena norma reponer la maceta sobre una capa de grava dónde siempre estará presente del agua. Quieren las nebulizaciones pero teniendo cuidado con no mojar las flores qué de otro modo pudieran mancharse.
  • Sea las hojas que las flores tienen que ser extirpados enseguida apenas marchiten porque de otro modo hacen podrir las hojas sanas con los que soy a contacto.
  • Al fin de febrero, si las raíces han ocupado todo el mantillo a ellos disposición, es necesario podarla ligeramente de modo que reponer vigor y una forma más regular a la planta.
  • Todas las Begonias, independientemente de la especie, solicitan una humedad del aire bastante elevado pero al mismo tiempo no tendrá que ser estancada en cuanto son plantas fácilmente atacables de hongos. Pues es buena norma mantenerse un entorno húmedo pero al mismo tiempo garantizar un repuesto del aire sin pero crear de las corrientes que son muy nocivas por la begonia.

Riego: 

  • Las begonias a menudo deben ser regadas según la temperatura externa teniendo cura pero de hacer secar superficialmente la tierra entre un riego y la otra. Durante el período invernal los riegos deben ser reducidos drásticamente y sólo regáis cuando la superficie del mantillo es seca.
  • Sólo las begonias tuberosas necesitan un cuantitativo de agua inferior. En otoño, cuando las hojas empiezan a caer, se suspenden los riegos.

Suelo – Trasplante:

  • Las Begonias rizomatosas y los fasciculadas se trasplantan cada año a abril con una tierra formada de tres partos de tierra turbosa y una parte de arena grosera, teniendo cura, para asegurar un buen drenaje, de poner sobre el fondo de la maceta de los trozos de barro. Por las begonias tuberosas, ves lo indicado sobre.

Abono:

  • Por el abono las begonias siguen todas la misma regla: durante el invierno se suspenden los abonos mientras por toda la primavera y el verano se tiene que abonar regularmente cada 15 gg. con un título más elevado de Potasio.
  • Por cuánto concierne el tipo de abono que suministrar a la venta existen de muchos tipos pero es buena norma leer la etiqueta que precisa la composición. Por estas plantas que producen una gran cantidad de flores, es preferible usar abonos que tenemos un título bastante elevado en Potasio (P). Verificad por tanto que además de tener los asillamados “macroelementos” cuál Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K) y qué entre este el Potasio sea en “mayor cantidad” qué también tenga los “microelementos” cuál el Magnesio (Mg), el Hierro (Fe), el Manganeso (Mn), el Cobre (Cu), el Cinc (Zn), el Boro (B), el Molibdeno (Mo), todo importantes por un correcto y equilibrado crecimiento de la planta.

Poda: 

  • Generalmente la begonia no se poda. Van solista cortes las hojas basales que poco a poco desecan para evitar que se conviertan en vehículo de enfermedades parasitarias
  • Tengáis cura que el utensilio que usadas por el corte sea limpiado y desinfectado (preferiblemente a la llama), para evitar infectar los tejidos

Multiplicación: 

BEGONIE RIZOMATOSAS

  • Se pueden multiplicar por semilla o por división del rizoma pero el método más difuso es la multiplicación a través de ESQUEJES FOLIAR (típica multiplicación de la Begonia rex y de la Begonia masoniana).
  • Se toma una hoja sana y vigorosa y se divide en muchas porciones cuadradas de acerca de 2-3 cm de lado.
  • Reponéis las individuales porciones con la página inferior dirigida hacia abajo, sobre una bandeja con turba y arena en partos iguales preventivamente humedecidos. Fijáis las individuales porciones con del alambre de modo que hacerle adherir perfectamente a la tierra.
  • Por la Begonia masoniana que tiene las hojas muy arrugadas y por lo tanto resulta difícil hacerle adherir perfectamente a la tierra, es mejor poner directamente un trozo de hoja en la tierra de modo que la nervadura más grande sea enterrada.
  • La bandeja debe ser revestida con del plástico transparente o con del vidrio. La bandeja debe ser puesta en una zona luminosa pero no con luz demasiado intensa y haciendo de modo de mantener un entorno húmedo y a una temperatura alrededor de los 21 °C.
  • Después de 5/6 semanas nacerán las nuevas plantas.
  • Apenas nacen las nuevas plantas de begonia, van enseguida mies a la luz intensa pero no al sol directo.
  • Cuando sean suficientemente grandes de poder ser manipuladas, le trasplantaréis teniendo en todo caso mucho cuidado a no arruinar alguna parte de la planta (sería preferible usar un tenedor por estas operaciones que enhebraréis debajo de la tierra para tomar la planta entera y ponerla en la nueva maceta) usando una tierra tal como indicado por las plantas adultas.

BEGONIE TUBEROSAS

  • Se multiplican comúnmente por esqueje o por división de los tuberos a abril cuando nacen los primeros botones.
  • Los esquejes son retirados por los chorros basales, largas alrededor de los 10 cm y preferiblemente tomadas con una pequeña porción de tubérculo y se plantan en una mezcla constituida por arena y turba en partos iguales. Se reponen en un entorno con temperaturas alrededor de los 20°C.
  • Los tubérculos más grandes pueden ser también cortados en porciones de modo que cada porción tenga al menos un botón.

BEGONIE FASCICULADAS

  • Se multiplican sea por esqueje de hojas y fuste que por semillas.
  • Por cuánto concierne la MULTIPLICACIÓN POR SEMILLAS se realiza en enero – febrero distribuyendo las semillas el más uniformemente posible en expedientes paralelos sobre un mantillo por semillas. Puesto que las semillas son pequeñas, para enterrarlos ligeramente, empújadlos bajo el mantillo usando un trozo de madera plana.
  • Sería buena norma, para prevenir eventuales ataques de hongos, también suministrar con el agua de riego un fungicida a amplio espectro de acción, en las dosis indicadas en la confección.
  • La bandeja que contiene las semillas debe ser tenida a la sombra, a una temperatura alrededor de los 20 – 23°C y constantemente húmedo usáis un pulverizador para humedecer totalmente la tierra, hasta el momento de la germinación.
  • La bandeja debe ser revestida una cubierta de plástico transparente o de cristal qué garantizará una buena temperatura y evitará a la tierra de secarse demasiado rápidamente.
  • Puesto che las semillas han germinado se aparta la cubierta de plástico transparente o el cristal y a medida que las plantas crecen, se aumenta la cantidad de luz (nunca el sol directo) se reduce la temperatura alrededor de los 18°C y se cerciora una buena ventilación. Entre todas las plantas natas, indudablemente habrán aquellas menos vigorosas con respecto de otras. Te localizas ella y te eliminas ella de este modo garantizaréis más espacio a las plantas más robustas.
  • Cuando sean suficientemente grandes que poder ser manejadas, le trasplantaréis teniendo en todo caso mucho cuidado a no arruinar alguna parte de la planta (sería preferible usar un tenedor por estas operaciones que enhebraréis debajo de la tierra para tomar la planta entera y ponerla en la nueva maceta) usando una tierra tal como indicado por las plantas adultas.
  • Se pueden multiplicar también por esqueje de hojas y fuste.

Plagas y Enfermedades: 

1.- Hojas con evidentes quemaduras

  • Si las hojas de begonia presentan este síntoma quiere decir que la planta ha sido expuesta al sol directo especialmente si se ha mojado cuando fue al sol.
  • Remedios: arreglar la planta en un lugar más idóneo, luminoso pero no con el sol directo.

2.- La planta se afloja:

  • Éste es el clásico síntoma de excesivo annaffiatura o de una temperatura demasiado elevada.
  • Remedios: desplazáis la planta en un lugar más fresco o dejar secar la superficie del mantillo.

3.- Moho gris sobre la página superior de las hojas y sobre las flores

  • Podría tratarse de un ataque de Botrytis cinerea, un hongo muy muy dañino favorecido por elevadas humedades. El hongo infecta sea las hojas, las flores pero también el fuste dónde se manifiesta con lesiones de color marrón oscuro.
  • Remedios: eliminar las partes dañadas, aumentar la ventilación, evitando pero crear corrientes de aire y dejar secar la planta. Tratar luego con fungicidas específicos.

4.- Presencia sobre las hojas de un moho blanco de aspecto polverulento del típico olor de hongo

  • Éste es el clásico síntoma de Oidio, en particular de Oidium begoniae conocido también como “mal blanco” un hongo muy dañino favorecido por elevadas humedades y de temperaturas alrededor de los 20-24°C. El hongo manifiesta en un primer momento manchas blanquecinas aisladas qué poco a poco confluyen formando manchas que necrotizzano a partir de la parte central. Este lleva a un abarquillamiento de las hojas a lo largo de la nervadura central y a la muerte de la hoja.
  • Remedios: eliminar las partes dañadas, aumentar la ventilación, evitando pero crear corrientes de aire y dejar secar la planta. Tratar luego con fungicidas específicos.

Curiosidad: 

  • El nombre del género Begonia le ha sido dedicada a Michel Begon, gobernador de las Antillas, de parte de Charles Plumier, franciscano que ha introducido la Begonia en Europa.

Comentarios