Cuidado de la Salud. Consecuencias del Enojo.

Posted on Posted in Salud física

El enojo, coraje o “broncas” fue evaluado hace más de 2 milenios atrás por la Medicina Tradicional China como un perjuicio para el funcionamiento correcto del hígado. En aquellas personas intolerantes y corajudas la medicina china encontró que desarrollan amargor en la boca, dolor del lado derecho debajo de la costilla, calor en la planta de los pies y en la punta de la cabeza, migrañas, temblor, calambres, palpitaciones aunque todos los estudios cardíacos salgan bien, manchas cafés en la cara, acné, ojos rojos y/o amarillos, hongos en las uñas, insomnio, problemas de estreñimiento, muchos gases para abajo, coágulos en la menstruación y bajo deseo sexual de la mujer.

La agencia Associated Press anuncio en Dallas un estudio hecho por la University of North Carolina at Chapel Hill por la epidemologista Janice Williams que existen evidencias de las consecuencias del enojo o coraje, ya que puede producir a las personas que lo tienen tres veces mayor incidencia de un ataque al corazón. También desarrollo de alta presión arterial o una imposibilidad de controlarla en los niveles correctos. También en este mismo estudio se presentaron problemas con colesterol elevado y sobrepeso. El mayor perjuicio fue encontrado en mujeres y hombres de edad media.

Los doctores chinos tenían razón hace miles de años cuando se trata de cuidado de la salud. La medicina más antigua tiene también una conexión entre lo que comemos y el “coraje”. No coma chile, picantes, puerco, salsas de tomate compradas, café, comidas fritas con aceite o mantequilla. Tenga siempre presente las consecuencias del enojo sobre su salud y que estos alimentos son propensos a desencadenarlo.

Aunque usted crea que tiene razón no se enoje ante nada, el enojo nada logra sino perjudicarnos a nosotros mismos así que la próxima vez que usted se vaya a enojar o tenga una ataque de “coraje”, piense primero en el cuidado de su salud. Recuerde que perjudicará su hígado, lo pondrá más “corajudo” y según los estudios perjudicara su corazón.

Cuando sienta que la emoción lo inunda con deseos coléricos, cuente hasta 10 despacio y haga varias respiraciones profundas. Es por su salud.

Comentarios