Consejos Sabios y Superación Personal.

Posted on Posted in Como vivir mejor

Un hombre de 92 años, bajo, muy bien vestido, quien cuidaba mucho su apariencia, se está cambiando a una casa de ancianos hoy. Su esposa de 70 años murió recién y él se vio obligado a dejar su hogar.

Después de esperar varias horas en la recepción, gentilmente sonríe cuando le dicen que su cuarto está listo. Conforme camina lentamente al elevador, usando su bastón, un joven le va describiendo su cuarto mientras lo acompaña al mismo.

– «Me gusta mucho», dijo el anciano, con el entusiasmo de un niño de 8 años que ha recibido una nueva mascota.

– «Señor, usted aún no ha visto su cuarto, espere un momento, ya casi llegamos». Le contesta el joven

– «Eso no tiene nada que ver», contesta. «La felicidad yo la elijo por adelantado. Si me gusta o no el cuarto no depende del mobiliario o la decoración, sino de cómo yo decido verlo». Continúa diciendo: «Ya está decidido en mi mente que me gusta mi cuarto. Es una decisión que tomo cada mañana cuando me levanto».

El joven se queda asombrado mientras sigue escuchando al dulce anciano sus consejos sabios

– «Yo puedo escoger entre pasar mi día en cama enumerando todas las dificultades que tengo con las partes de mi cuerpo que no funcionan bien, o puedo levantarme y dar gracias al cielo por aquellas partes que todavía trabajan bien. Cada día es un regalo, y mientras yo pueda abrir mis ojos, me enfocaré en el nuevo día, y todos los recuerdos felices que he construido durante mi vida».

Nada tan cierto y sabio como las palabras de este hombre. A veces nos dejamos llevar por las cosas que nos rodean y dejamos que de ellas dependa nuestra felicidad. Seguramente te encuentras en esta misma situación. Si es así, te invito a seguir leyendo estos otros mensajes de superación personal y estos consejos sabios que hemos recopilado para ti:

  1. La vejez es como una cuenta bancaria: Tú retiras al final lo que has depositado durante toda tu vida. Solo acuérdate de hacer los depósitos correctos
  2. No vivas tu vida de suposiciones. No des nada por supuesto, si tienes duda, aclárala; si tienes sospecha, pregunta. Suponer te hace inventar historias increíbles que solo envenenan tu alma y que no tienen fundamento.
  3. Honra ante todos tus palabras. Lo que sale de tu boca es lo que eres tú. Si no honras tus palabras no te estás honrando a ti mismo, y si no te honras a tu mismo no te amas. Honrar tus palabras es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces. Eres auténtico, y eso te hace respetable ante los demás y ante ti mismo.
  4. Haz siempre lo mejor. Si siempre haces lo mejor que puedas, nunca tendrás que recriminarte ni arrepentirte de nada.
  5. No te tomes nada personal. Ni la peor ofensa, ni el peor desaire, ni la más grave herida; en la medida en que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo. Pero el problema es de él, y no tuyo.

Comentarios