Consecuencias de la Obesidad.

Posted on Posted in Estar en forma, Salud física, Transtornos alimenticios

El grado de riesgo como consecuencia de la obesidad depende de la cantidad relativa del exceso de peso, la localización de la grasa corporal, etc.

Comer, puede significar el hecho de experimentar una buena comida, hacer algo saludable por el cuerpo, o pasar un tiempo agradable con la familia o amigos. Muchos eventos sociales como las fiestas y reuniones involucran a la comida.

Pero, para una persona que sufre un desorden de la alimentación, el hecho de comer involucra otros muchos sentimientos. El miedo intenso a ganar peso, y los pensamientos constantes acerca de la comida y de las consecuencias del comer, se vuelve una obsesión para quien sufre de un desorden de la alimentación.

El sobrepeso y obesidad, solo en muy pocas ocasiones, es consecuencia de trastornos del sistema endocrino. No es un trastorno congénito, y los bebés obesos no siempre lo son durante todo su desarrollo. La obesidad es la consecuencia de un aporte de energía a través de los alimentos que supera al consumo de energía a través de la actividad.

Se ha demostrado que obesos y personas de peso normal pueden comer lo mismo, pero mientras las personas no obesas reducen la ingesta más tarde para compensar este aporte excesivo, los obesos no lo hacen. La obesidad puede también deberse a la falta de actividad, como sucede en las personas sedentarias o postradas en cama.

Algunas de las enfermedades relacionadas con sobrepeso y obesidad son diabetes, complicaciones de la vesícula, trastornos cardiovasculares y artritis. La diabetes es producida por una alteración del metabolismo de los carbohidratos en la que aparece una cantidad excesiva de azúcar en la sangre y en la orina.

La obesidad como factor de riesgo

  • La primera consecuencia de la obesidad es la esperanza de vida que disminuye en relación con su sobrepeso, es decir, el sobrepeso hace que viva menos años, la mortalidad se duplica, este factor se multiplica cuando se asocian a otros factores como: tabaquismo, hiperlipemia, hipertensión arterial o diabetes.
  • Mayor frecuencia de enfermedades del corazón e hipertensión (10 veces superior en obesos)
  • Relación con diversos tipos de cáncer: en varones de próstata y colon, en las mujeres: endometrio, cérvix y mama.

Otras patologías

  • Diabetes, hipo ventilación pulmonar o disminución de la testosterona en varones, o infertilidad e irregularidades menstruales en mujeres.
  • Aspecto estético, que puede tener mayor o menor importancia, el sobrepeso influye negativamente en la salud y en la calidad de vida.
  • Además de elevar la presión arterial limita la efectividad de los fármacos, de tal forma que a mayor sobrepeso mayor cantidad de fármacos y peor control de las cifras tensionales.
  • La reducción del sobrepeso es una medida esencial del tratamiento de la hipertensión, pero no es necesario llegar al peso ideal: una perdida de 3 – 4 Kg. repercute de forma importante en el control tensional.
  • Hipertensión resistente a fármacos, es decir, de hipertensión que es de muy difícil control y si usted es un hipertenso obeso debe esforzarse en adelgazar aunque este siendo tratado con fármacos antihipertensivos.
  • Las personas que sufren un desorden en alimentación se caracterizan por ser extremistas en cuanto a consumo de alimentos, que puede manifestarse por una pérdida severa de peso, rápidos aumentos de peso, o fluctuaciones muy importantes en peso.
  • Esta a disgusto con su imagen corporal, a menudo acompañado de una distorsionada percepción de las señales del cuerpo (hambre, enojo, fatiga etc.)
  • Prácticas poco saludables para mantener el peso, como son: ayuno, inanición, comer compulsivamente, uso indiscriminado de laxantes, medicamentos para bajar de peso, diuréticos y exceso de ejercicio.
  • Un miedo irracional a engordar y un deseo obsesivo de adelgazar.

Comentarios