Cómo Tirar el Freno para Combatir el Estrés.

Posted on Posted in Estar feliz, Stress, Yoga

Alguna vez hemos utilizado la “Parábola” de que “La mente es como un SuperComputador”. LA REALIDAD es que las Computadoras se diseñaron tomando como modelo EL CEREBRO HUMANO (tanto de forma consciente, como subconsciente). Veamos entonces como está Estructurada “físicamente” nuestra “Computadora Cerebral”, nuestro Cerebro, el que yo llamo nuestro “Bio-Computador”.

El Cerebro se estructura en Tres Partes: Hemisferio Cerebral Izquierdo, Hemisferio Cerebral Derecho y Médula Espinal. Cada una de esas Tres partes está ESPECIALIZADA en un tipo de Tareas.

Dentro del Cráneo tenemos ambos Hemisferios Cerebrales.

El Hemisferio Izquierdo está Especializado en las Operaciones Lógicas. Con este hemisferio es con el que Sumas, Restas, Multiplicas, Piensas de forma “Lógica” y “razonas”.

El Hemisferio Derecho está Especializado en Operaciones “Analógicas” (Creativas). Con este hemisferio es con el que Visualizas, Sientes, Imaginas, Sueñas, etc.

La Médula Espinal está en el interior de la Columna Vertebral, bajando desde el Cráneo por toda la Espalda. Es una especie de “Piloto Automático” que ejecuta tareas sencillas (sin dejar de ser importantes!!!) automáticamente. (Tareas como el Latido del Corazón, la Respiración, la Tensión Arterial y otra serie de tareas.)

Para realizar esas tareas la Médula Espinal se apoya en el Sistema Nervioso Vegetativo, que se divide en el Sistema Simpático y el Sistema Parasimpático.

De hecho, el funcionamiento de tu Bio-Computador es muy parecido al de una Computadora normal. Tiene una “Tarjeta Gráfica” (de hecho tiene 2 Tarjetas Gráficas, una en cada Hemisferio Cerebral) situada en la parte trasera del cerebro (en la nuca).

Los ojos son las “Webs-Cam” del Cerebro, y se unen por medio de un “cable”, el Nervio Óptico, con su “Tarjeta Gráfica” en la parte trasera del Cerebro, donde la nuca. (Por cierto, que el ojo Izquierdo es controlado por el Hemisferio Derecho y viceversa).

El cerebro también tiene una “Tarjeta de Sonido”, que está colocada en los Laterales del cerebro. Los oídos se comunican, mediante un “cable-nervio” con esa zona del cerebro.

El sentido del Gusto y el Olfato, son controlados por la parte interior media del Cerebro.

El sentido “Sensitivo” (tacto, dolor, movimientos de músculos, etc.) está colocado en “la coronilla”, la parte central alta del Cerebro.

La parte frontal del Cerebro (cerca de la Frente) se ocupa de las tareas “típicas” de cada Hemisferio. En el caso de ser el Hemisferio Izquierdo, ahí es donde se procesa el Pensamiento Lógico. En el caso de ser el Hemisferio Derecho, ahí es donde se procesan las Visualizaciones, la Creatividad, la Nuevas Ideas, etc.

Ambos Hemisferios se comunican entre si por una gran cantidad de pequeños nervios que los conectan. Además, se comunican con la Médula Espinal por medio del Bulbo Raquídeo.

La Médula Espinal es como un Ordenador “de apoyo” que se ocupa de manejar las funciones vitales como ya lo explicamos anteriormente y está compuesto por el Sistema Simpático y el Parasimpático

El Sistema Simpático es el encargado de “tensar” tus músculos. Cuando tensas los músculos de un brazo para levantar una carga pesada, es el Sistema Simpático el que está mandando, por medio de los nervios, la Señal Eléctrica que finalmente tensa esos músculos y te permite hacer Fuerza. Además, el Sistema Simpático es el “Acelerón”, pues es el que se encarga de soltar la Adrenalina que causa la respuesta “Luchar o Huir”

El Sistema Simpático, es un grupo de (llamémosle) nervios, que está situado en la zona Media de tu Columna Vertebral (en el Exterior, a los lados de tu columna), si tocas ahora la parte de tu columna (en tu espalda) que está a la altura de la boca del estómago, verás el centro del sistema simpático.

Unas vértebras hacia arriba, y otras hacia abajo, se extiende el Sistema Vegetativo Simpático.

Cuando se “activa” el Simpático, sentimos la respuesta “pelear, o huir”, que en nuestra sociedad se llama “Agresividad, Ogrura, Estrés, Miedo o Pánico”

El Sistema Parasimpático es el contrario al Simpático, y es el que “Relaja”. El Sistema Parasimpático está situado en la parte SUPERIOR de la columna Vertebral (a los lados), Y en la parte INFERIOR de la columna (siempre a los lados, como rodeándola).

Observa que el sistema Parasimpático está como “rodeando” al sistema Simpático.

El Simpático es el que lanza la Adrenalina, que es la hormona que se usa en las “emergencias” y que “quema” el cuerpo.

Tal parece que para impedir que un “incendio” llegue a destruir el cuerpo, hay dos bomberos parasimpáticos, uno arriba, y otro abajo, listos para “enfriar” el simpático.

Cuando se Estimula el Parasimpático Superior, sentimos Felicidad, Amor y Fe.

Cuando se Estimula el Parasimpático Inferior, sentimos Relajación, Sexualidad y Entusiasmo.

¿Por qué digo que el Parasimpático es como Dos Bomberos?

Todos estamos de acuerdo en que vivimos en un mundo “acelerado”. Las ciudades, el tráfico, los problemas del día a día, hacen que nuestro organismo acumule lo que llamamos “Estrés”. Todos sabemos que demasiado Estrés es Perjudicial para nuestra salud.

Pero ¿Qué es el Estrés?

A la pregunta ¿Qué es el estrés? podemos decir que biológicamente hablando, tener estrés significa que nuestro Sistema Nervioso Vegetativo Simpático se “Sobreexcita”, y que, por tanto, nuestro cuerpo comienza a bombear Adrenalina (hormona producida por las Glándulas Suprarrenales, situadas en nuestra cintura, justo encima de los Riñones).

Cuando esto ocurre, la Adrenalina modifica el estado de nuestro cuerpo: Las venas de comprimen (vasoconstricción) aumentando la Tensión Arterial, la cantidad de Sangre y Oxígeno que llegan a los Órganos y al Cerebro disminuye. Al llegar menos Nutrientes al Cerebro, este empeora su rendimiento, llegando incluso a “desconectar” ciertas zonas vitales para nuestro razocinio, lo que produce “despistes”, “errores” y “bajo Rendimiento”.

También los Músculos se tensan, las Defensas Biológicas Disminuyen dejándonos más vulnerables a las enfermedades, la boca se Seca, la Respiración se acelera, el Pulso se Dispara y a la par que el Corazón late más deprisa, el cerebro, ahora medio desconectado, también trabaja a un ritmo demasiado acelerado, trabajando a una velocidad en ciclos por segundo (Hercios) totalmente innatural y desastrosa.

Tanto es así que si el Cerebro llega a alcanzar ondas de entre 20 a 43 Hz (registradas por encefalograma), percibimos una sensación de Miedo, Estrés, Ansiedad y/o Pánico.

Es más, si se bombea DEMASIADA Adrenalina al cuerpo y el cerebro aumenta tanto su velocidad que supera la “Barrera del Individuo” (que dependiendo de la persona varía desde los 20 hasta los 40Hz) se produce un Ataque de Pánico, que puede producir la Muerte por Ataque Cardíaco o Parada Cerebral.

Y aún cuando no se llegue a la muerte, siempre que la Adrenalina se está bombeando al organismo, este está en un estado “acelerado”, un estado “derrochón” en el que está “quemando” y “desperdiciando” sus preciosos recursos naturales.

¿Y Qué Se Puede Hacer? ¿Cómo controlar el estrés?

Si tu inquietud es cómo controlar el estrés te cuento que es Necesario “pisar el freno”, para conseguir que el cuerpo deje ese estado derrochón, y pase a estar en un estado “relajado” durante el cual se estabilizará y curará de forma natural.

Esto se consigue por medio de “relajar” el Sistema Nervioso Simpático, y activando su contrario, el Sistema Nervioso Parasimpático. Pues el cuerpo sólo se Regenera cuando está viviendo un Predominio Parasimpático.

Cuando el cuerpo alcanza un Predominio Parasimpático, entonces disminuye la Adrenalina en el cuerpo, produciéndose su contraria, la NorAdrenalina.

Se estabiliza el Ritmo Metabólico, el corazón se Relaja y late en forma más Tranquila y Sana, la tensión se Estabiliza, los Capilares y las Venas del Cuerpo se Vaso dilatan (incluidos los capilares Cerebrales) aumentando de esta forma el Riego Sanguíneo en todo el Cuerpo, mejorando la Regeneración de todas las Células, Tejidos, Órganos y Músculos.

Aumentan las Capacidades Intelectuales, pues al recibir el cerebro más Oxígeno y Nutrientes, este vuelve a “conectar” ciertas partes que se mantienen desconectadas en presencia de la Adrenalina.

Al mismo tiempo, las Ondas Cerebrales recuperan su Equilibrio Natural, el Coeficiente Intelectual Aumenta, nuestra Capacidad de Resolver Problemas se ve Multiplicada, Nuestra Lucidez se Dispara, y alcanzamos un Estado Mental Plenamente Equilibrado. Mejoran los Reflejos y se recupera la “Tranquilidad” y la “Felicidad”.

¿Qué nos falta entonces?

Aprender a “Tirar el Freno”, algo que aprenderás fácilmente con la Bioprogramación. Verás que te sentirás cada día lleno de felicidad, amor, fe y entusiasmo, además de disfrutar de la relajación y tener una mejor vida sexual.

Comentarios