Como Hacer Jabón para Lavadora.

Posted on Posted in Remedios Caseros

Si alguna vez te has preguntado como se hace el jabón para lavar tu ropa, permítenos compartir este completo tutorial, como fabricarse uno mismo un excelente y eficaz jabón líquido para la lavadora, reciclando el aceite de cocinar usado, a la vez que logramos demostrar que de esta manera podemos ahorrar hasta un 95% del dinero que dedicamos a este gasto y además contribuimos con el medio ambiente

Si sumamos el costo de electricidad y agua con el de la compra de productos de limpieza para nuestra ropa nos daremos cuenta del elevado costo que implica tener nuestra ropa limpia. Y además de ahorrar, colaboramos al medio ambiente, reciclando el aceite usado de freír, en vez de tirarlo por el fregadero (algo que por cierto, no debemos hacer)

Como Hacer Jabón para Lavadora a partir de aceite usado de freír

Ingredientes y utensilios

  • 1 litro de lavavajillas concentrado
  • 1 litro de aceite usado
  • 1 tacita de quitamanchas
  • 1 dosis de suavizante (para dar perfume y recomendado para aguas muy duras)
  • 14 litros de agua del grifo (10 litros al inicio, 2 litros al dia siguiente, 2 litros al otro)
  • 250 gramos de sosa cáustica (cuidado, producto corrosivo)
  • un barreño de unos 20 litros de capacidad (recipiente grande y poco profundo)
  • una cuchara o espátula de madera para remover
  • guantes

Elaboración

  1. Esparcemos la sosa cáustica en el interior del barreño, protegidos con unos guantes para evitar dañarnos las manos.
  2. Vertemos 10 litros de agua en el barreño, con sumo cuidado de no salpicar hacia afuera, mezclándolo despacio con la sosa cáustica.
  3. Añadimos el litro de lavavajillas concentrado (cuanto mejor sea el lavavajillas, mejor rendimiento dará el jabón resultante) y removemos la mezcla.
  4. Es el momento de añadir el litro de aceite usado. El aceite puede ser cualquiera, ya venga de freír pescado, chorizo o lo que sea. La sosa cáustica convertirá la mezcla en jabón, sin que permanezca resto de olor alguno en el resultado.
  5. Incorporamos el quitamanchas, para que el jabón sea más eficiente.
  6. Si queremos que nuestro lavado tenga un buen perfume, añadiremos en este momento una dosis de suavizante. También se recomienda hacerlo si el agua de nuestra zona es dura o calcárea.
  7. Mezclamos bien todos los ingredientes con el utensilio de madera, y dejamos reposar 24 horas.
  8. Pasadas 24 horas, incorporaremos al barreño otros 2 litros de agua templada, y removeremos bien, y dejaremos reposar otras 24 horas. De esta manera evitaremos que el jabón líquido se nos endurezca al enfriarse.
  9. Al cabo de ese segundo día, añadimos otros 2 litros de agua templada más, removemos otra vez bien la mezcla, y ya podemos embotellar el jabón líquido para utilizarlo normalmente, con dosis similares a las que comúnmente utilizamos en cualquier jabón líquido.

ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE: En zonas con aguas muy duras (ricas en cal) os recomiendo que una vez embotellado el jabón resultante tras esas 48 horas, dejéis reposar la mezcla en las botellas una semana antes de utilizarla. Al cabo de esa semana en algunas ocasiones la mezcla se vuelve a separar en una parte más espesa y otra más líquida. Basta con agitar unos minutos una sola vez y la mezcla se transformará en un gel blanco algo espeso.

Ya sabes como se hace el jabón, ahora solamente te falta poner manos a la obra. ¿Qué esperas? ¡Anímate!

Comentarios