Beneficios de las Plantas Ornamentales En Viviendas y Oficinas.

Posted on Posted in Naturaleza urbana

Los beneficios de las plantas ornamentales son increíbles por lo que se quiere instaurar el Día de la Maceta para llenar todos los lugares posibles (viviendas y oficinas) de plantas. El objetivo del Día de la maceta es que las plantas vuelvan a las ciudades. Las ciudades se han convertido en desiertos de asfalto y cemento, donde sus ciudadanos parecen resignados a malvivir rodeados de gases contaminantes. Nuestro sueño sería que los balcones, las terrazas, los interiores de las casas, y los lugares de trabajo se llenaran de plantas.

Algunos de los beneficios de las plantas ornamentales:

  1. Requieren un cuidado mínimo. Eligiendo bien las plantas y colocándolas en el lugar adecuado, las plantas necesitan un cuidado mínimo. Si queremos aprovecharnos de todos los beneficios de las plantas ornamentales hemos de regarlas cada cierto tiempo y abonarlas una vez al año.
  2. Promueven el valor más básico: el respeto a los seres vivos. Las plantas no son el típico objeto de consumo que se usa y se tira rápidamente. Antes de regalar una planta es importante asegurarse de si la persona que la va a recibir asumirá la responsabilidad de cuidarla.
  3. Absorben los campos electromagnéticos. Ellas neutralizan numerosos campos electromagnéticos perjudiciales para la salud que en viviendas y lugares de trabajo generan los aparatos eléctricos, los electrodomésticos y los equipos informáticos.
  4. Oxigenan, filtran y purifican el aire. En lugares cerrados, donde no se abren las ventanas, el que haya varias plantas resulta muy beneficioso porque consumen el dióxido de carbono y lo transforman en oxígeno limpio. También absorben la contaminación que originan el tabaco y la cocina, y captan los gases de los aerosoles y limpiadores domésticos.
  5. Suavizan la temperatura en invierno y verano. Al crear sombra y evaporar el agua, las plantas hacen que en verano el ambiente esté más fresco, ya que dan sombra que evita que la temperatura dentro del hogar sea más alta. En invierno amortiguan el frío, porque despiden calor como cualquier organismo vivo y al caérseles las hojas, dejan pasar los rayos del sol y permiten que la casa se caliente.
  6. Regulan la humedad del ambiente. Al evaporarse el agua de las plantas de forma constante, producen humedad. Esta humedad evita los problemas que crean los ambientes secos como la sequedad de las mucosas, la tos y la irritación de la piel.
  7. Como elementos decorativos, personalizan y dan carácter a los espacios. Las plantas ornamentales proporcionan un carácter especial a cualquier vivienda. Un edificio cuyo arquitecto ha previsto espacios para las plantas, se asegura un diseño triunfador.
  8. Proporcionan bienestar psicológico. El estado de ánimo de los enfermos mejora si tienen plantas a su alrededor, lo cual, a su vez, influye en su mejoría física. También parece ser que en los lugares de trabajo, la sola presencia de las plantas atenúa el estrés, lo cual redunda en una mayor concentración y rendimiento laboral.
  9. El cultivo de plantas se puede convertir en una gran afición. Las plantas reúnen todos los requisitos para convertirse en una gran afición. Quien se acerca al mundo de las plantas, encontrará enseguida otros aficionados con los que compartir sus experiencias.

Comentarios