Autoayuda con Escritura.

Posted on Posted in Creatividad, Estar feliz, Ser mas creativo

Nuestras palabras y expresiones son un reflejo de nosotros mismos. Usarlas para el bien, en lugar de juzgar o desprestigiar, es una elección personal.

Todos sentimos, en algún momento de nuestra vida, emociones negativas: rabia, envidia o celos. Lo importante es saber manejar y expresar bien esas emociones. El saber elegir sólo buenas palabras, nos limpia de sentimientos que son nocivos para nosotros.

Algunas personas son muy críticas con los demás, porque primero lo son consigo mismas. Son intransigentes y perfeccionistas con todo lo que hacen y dicen, pero esa exigencia con los errores propios y ajenos, es tan exagerada que no pueden comprender, que no se puede medir a todos con el mismo baremo.

Cada quien es como es, sus acciones y decisiones dependen de sus circunstancias, por eso, no es muy inteligente decir lo que nosotros habríamos hecho, de estar en su lugar, ni compararnos, pues no estamos en la misma situación ni somos la misma persona. Sin embargo, existen otras personas que realizan siempre críticas constructivas.

Estas personas hablan desde una alta autoestima y una empatía que les hace reconocer las carencias o impedimentos en el otro. Alientan y consuelan con palabras de ánimo o elogios, lo cual anima a seguir adelante. Suelen ser requeridas para dar consejos o aportar nuevas ideas, ya que observan y escuchan, con una actitud abierta y flexible.

Los primeros, los intolerantes, continúan la cadena de negatividad. Los segundos, los comprensivos y respetuosos, la rompen con su sabiduría y perspicacia. Expresar el bien cuando hablamos es un síntoma de bienestar y valoración que, sin ninguna duda, nos favorece internamente.

El cuaderno del bienestar

Siempre ha existido en la mayoría de nosotros la idea de llevar un diario en el que escribimos lo que nos pasa diariamente. Pero mejor que un diario, es un cuaderno en el que plasmemos no sólo los hechos sino más bien los pensamientos acerca de lo que nos ocurre, de esa manera vamos a expresar emociones a través de la escritura. Lo que sentimos y por qué lo sentimos, las decisiones y las conclusiones, aquello que nos gustaría haber dicho y no nos atrevimos, los secretos que guardamos en el interior, las emociones, etc. Cualquier cosa es válida para sacarla de dentro de nosotros y escribirla en nuestro cuaderno del bienestar. Es como que simplemente nos desahogáramos al escribir, siendo muy útil como autoayuda personal.

A través de esto podemos conseguir descanso para la mente y un bálsamo para el corazón. Es como cuando nos desahogamos con un amigo, aunque en este caso, nuestro amigo estará siempre disponible para nosotros. Es también una manera fácil y rápida de conectarnos con nuestro interior, de conocernos y reconocernos, de aprender a saber lo que queremos y lo que no.

Y después, cuando releemos lo escrito, es siempre un reencuentro. Es como mirarnos en un espejo en el que nuestras palabras son nuestro reflejo.

A través de una escritura guiada podemos hallar el bienestar interior, crecer en nuestro desarrollo personal y encontrar la respuesta y la solución a la mayoría de nuestros problemas en nuestro entorno.

En los talleres de La Escritura del Bienestar se logra esto con facilidad y rapidez. El Taller de Desarrollo Personal a través de la escritura, está basado en el libro “La Escritura del Bienestar” que se publicará en breve. Aúna técnicas de desarrollo personal con técnicas literarias, apoyándose en la base del poder de la escritura como medio de crecimiento y desarrollo en la concreción de ideas, consecución de objetivos, renovación de creencias, preparación al cambio, descubrimiento de uno mismo y para expresar emociones.

Se basa sobre todo en recuperar la utilidad de la imaginación. Todos sabemos y hemos imaginado muchas veces, pero hemos olvidado cómo hacerlo en nuestro favor. La imaginación es además el lenguaje del inconsciente.

Todos podemos escribir y algunos lo hacemos, pero sin saber el gran poder que tenemos en nuestras manos para hacer consciente lo inconsciente, para ayudarnos en el camino a la hora de cambiar nuestro mundo y de hallar un hueco donde podemos sentir que es realmente nuestro sitio. Por eso, este taller es un viaje y el alumno, un viajero que logra la recuperación de su libertad para decidir sobre cualquier aspecto de su vida.

El objetivo es aprender a sentirnos bien con nosotros mismos a través de la escritura, averiguar lo que realmente queremos y los pasos que hemos de dar para obtenerlo consiguiendo al mismo tiempo el bienestar personal en todos los aspectos de la vida.

La práctica de los distintos ejercicios de pensamiento, escritura y actitud que se plantean en el curso, tiene como resultado el reencuentro con nuestro interior y con nuestra verdadera esencia, la armonía en el entorno, el hallazgo del camino personal y los medios para continuarlo, hasta recuperar el poder de decisión sobre nuestro destino.

Comentarios