Aprende Cómo Sacarle Partido a los Audiolibros.

Posted on Posted in Creatividad, Educación, Niños y adolescentes, Ser mas creativo

Durante los primeros años de Educación Infantil y Primaria, la capacidad intelectual de los niños suele estar mucho más avanzada que sus habilidades lectoescritoras. Esto es fácil de entender si tenemos en cuenta que la lectura es una habilidad que requiere que el niño y la niña hayan alcanzado un nivel de desarrollo intelectual, psicomotriz, perceptivo-visual y auditivo específico.

Aprender a través del sentido del oído es algo que todo ser humano ponen en práctica desde que son bebés, simplemente escuchando a los demás, y nos proporcionan muestras de ello cuando nuestros hijos repiten de memoria las canciones de la radio, los cuentos de la abuela o los diálogos de sus películas de dibujos animados favoritas. Entonces, ¿Por qué no enseñarles de forma auditiva?

Los audiolibros para Niños

Los audiolibros son grabaciones de personas que leen libros en voz alta. Todos los que tenemos más de treinta años, recordamos los famosos cuentos que nuestros padres nos ponían cuando éramos pequeños y la tecnología no estaba tan avanzada como para ofrecer esos cuentos de forma audiovisual. Estos libros ahora están disponibles en un gran número y pueden encontrarse en formato CD o incluso en mp3 descargable desde internet.

Existen audiolibros de cuentos o películas famosas, pero también aquellos cuentos con valores y audiolibros educativos sobre materias escolares como la matemática, ciencias naturales, etc. Si bien, en el mercado español, los que más abundan son los primeros, cada vez se ponen más de moda los audiolibros que tratan temas escolares que el niño puede estar estudiando en ese momento en clase.

Ideas para utilizar los audiolibros de forma efectiva

La ventaja principal de los audiolibros, es que pueden escucharse mientras se practica cualquier otro tipo de actividad, con lo que permite que los niños desarrollen habilidades cognitivas como la atención sostenida o el vocabulario mientras que ellos y sus papás están ocupados haciendo otras cosas.

Se pueden reproducir los audiolibros mientras se limpia la casa, se pasea por el vecindario, o cuando vamos a hacer la compra al supermercado. Se pueden utilizar como inductores de la siesta y cuando después de tres cuentos nuestro hijo sigue sin tener sueño.

Beneficios de escuchar audiolibros

Utilizar audiolibros fortalece la capacidad del niño para escuchar, la cual le va a resultar muy útil para su rendimiento académico. Además, familiariza al pequeño con la importancia de leer con entonación y haciendo pausas en los puntos y comas, útil cuando haya aprendido lo básico de la lectura y tenga que comenzar a adquirir fluidez lectora.

Si tu hijo o hija tiene dificultades lectoescritoras, los audiolibros le permitirán asociar la lectura con el placer, y desarrollar el gusto por leer libros en formato visual, ya sean libros digitales o en papel.

También ayudan a los niños a aprender a visualizar una historia mediante el uso de su imaginación, con lo que desarrollan la creatividad, importante cuando comience a resolver problemas matemáticos en el colegio.

Para sacarles el máximo partido, lo fundamental es utilizarlos como un complemento añadido a la realización de cualquier actividad, como es darse un baño, y no como una actividad nueva añadida al apretado horario en el que ya estamos todos inmersos.

Durante mis años de experiencia como psicopedagoga, he visto a muchos niños y adolescentes pedir a sus padres que les lean la lección para que luego les suene y opositores que se graban los temas en formato audio para escucharlos cada noche antes de dormir.

Es recomendable los audiolibros cuando no tengamos tiempo o ganas para leer o estudiar, ya que son una forma fantástica de aprender casi sin darse cuenta.

Comentarios