Ácidos Grasos Omega 3. Beneficios.

Posted on Posted in Salud física

Cada vez que escuchamos la palabra “grasas” nuestra mente piensa inmediatamente en algo sumamente dañino para el organismo. Pero debemos saber que también hay las “grasas” beneficiosas como es el caso de los ácidos grasos Omega 3.

Éstos son un grupo de grasas poli-insaturadas que se encuentran especialmente en los pescados y que ayudan a prevenir y combatir diferentes enfermedades como el asma, bursitis y tendinitis, colesterol alto, depresión, eczema, psoriasis, problemas de la próstata, urticaria, artritis, piel seca e hipertensión arterial.

Los estudios sobre los grasos Omega 3 se iniciaron cuando se observó que muy pocos esquimales sufrían de artritis reumatoide o enfermedades cardiacas, a pesar de que su dieta se basa casi exclusivamente de aceites de pescado, foca y ballena; alimentos ricos en Omega 3. Los científicos no tardaron en darse cuenta de la importancia de tipo de grasas para mantener la buena salud.

Entre los alimentos con Omega 3 se encuentran los pescados azules (salmón, arenque, caballa, trucha, sardina, atún, anchoa, etc.), aceite de pescado, aceite de linaza, aceite de soja y germen de trigo, mejillones, ostras, pepinos, espinacas, repollo, brécol, nueces, fresas, avellanas y pipas de calabaza, entre otros alimentos.

A continuación se presentan algunos beneficios que proporciona los ácidos grasos Omega 3:

  1. Previene y combate diferentes enfermedades
  2. Reduce el riesgo de padecer cardiopatías Una gran cantidad de persona sufren de ataques al corazón y de apoplejías alrededor del mundo. En este sentido, los grasos Omega 3 resultan un remedio preventivo eficaz, ya que disminuyen la presión arterial al inhibir la producción de prostaglandinas, leucotríenos y tromboxane, sustancias que en el organismo pueden estrechar los vasos sanguíneos.
  3. Igualmente, forman estructuras celulares en la sangre (plaquetas), que tienen menos probabilidades de agruparse y formar coágulos.
  4. Reducen los niveles de triglicéndos y el colesterol malo.
  5. Controla el azúcar en la sangre Una investigación norteamericana ha comprobado que una dieta basada en alimentos con Omega 3 disminuye las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 1.
  6. Cuida la vista. Algunos estudios han demostrado que el consumo diario de los ácidos Omega 3 evita el deterioro de la retina ocular que puede con el tiempo causar ceguera al reducir el crecimiento de vasos anormales que disminuyen la capacidad de visión.
  7. Promueve la salud de las arterías. Los ácidos Omega 3, además, mejoran el ritmo cardíaco, porque promueve la elasticidad de los vasos sanguíneos.
  8. Mejora la salud mental. Algunos científicos sospechan que la falta de Omega 3 debilita las membranas celulares y la producción de neurotransmisores en el cerebro lo que puede causar diferentes enfermedades mentales.
  9. Elimina el dolor de huesos y articulaciones Los ácidos grasos Omega 3 inhiben los efectos de las sustancias químicas inflamatorias, como las prostaglandinas reduciendo el dolor y rigidez de las articulaciones que se presentan en la artritis reumatoide. Incluso resultan adecuados para las mujeres posmenopáusicas con osteoporosis. En un estudio se descubrió que las mujeres que tomaron ácidos grasos Omega 3 durante 18 meses tenían huesos más fuertes y tenían menos fracturas que las que no los tomaban.
  10. Controla el lupus. Esta enfermedad parece mejorar un poco en los pacientes que consumen alimentos con ácidos Omega 3 debido probablemente a que reduce la inflamación y también impiden que el sistema inmunológico reaccione en exceso.
  11. Alivia el dolor menstrual. Las mujeres que toman ácidos Omega 3 experimentan menos cólicos durante sus periodos debido a que se disminuyen los niveles de prostaglandinas, agentes que aumentan los cólicos y las molestias.
  12. Es importante señalar que, se están realizando, en la actualidad, investigaciones que parecen indicar que los ácidos Omega 3 pueden ayudar a prevenir el cáncer especialmente el mamario y de colon.

Recomendaciones

  • Consumir pescados grasos como el salmón, macarela, atún y sardinas frescas, que son ricos en ácidos Omega 3, tres veces a la semana.
  • Guardar siempre los suplementos de aceite de pescado en el refrigerador para evitar que se hagan rancios.

Prevención

  • Evitar un consumo mayor de de 6 000 mg de suplemento de Omega 3 (aceite de pescado), ya que puede causar efectos secundarios como flatulencia, diarrea u olor corporal a pescado.
  • No tomar más de 5 000 mg de suplemento de Omega 3 en conjunto con adelgazantes de la sangre, como la aspirina, ya que pueden dificultar la coagulación.

Comentarios