3 Claves para Ser Feliz en Tiempos Difíciles.

Posted on Posted in Estar feliz

“En los momentos de crisis solo la imaginación es más importante que el conocimiento”.
Albert Einstein

¿Cómo podemos ser feliz cuando nos duele el alma? ¿en tiempos difíciles? ¿Es posible?

Por la estructura de nuestro cerebro, estamos diseñados para enfocarnos por más tiempo en el dolor y menos tiempo en la satisfacción. Cuando nos sucede algo que nos lastima, la reacción primaria es prestarle toda la atención para “luchar contra ese dolor”, sin darnos cuenta que es justamente ese enfoque masivo en lo que “nos duele”, lo que hace que nos lastime aun más.

Debemos dejar de reaccionar instintivamente y empezar a responder creativamente ante tiempos difíciles, ante el dolor.

“Sentir dolor es inevitable, sufrir es opcional”.

¿Es el sufrimiento algo opcional?

Podemos elegir nuestros estados emocionales. Es completamente posible y de hecho lo hacemos todo el tiempo, el punto es que, no nos damos cuenta. Lo hacemos a través de dos cosas:

  1. Diálogo interno
  2. Atención.

Un estado emocional determinado es producto de un enfoque específico en un diálogo que sostenemos con nosotros mismos. Cuando te das cuenta de qué tipo de conversación interna te lleva a sentirte de una manera específica, es posible diseñar conversaciones que te lleven a generar otros sentimientos.

1er Clave para Ser Feliz en Tiempos Difíciles: IDENTIFICAR EL DOLOR

Cuando identifiques tu dolor, pregúntate qué pensamientos están alimentando ese sufrimiento. A menudo, sufrimos porque nos enfocamos en lo que NO tenemos, en lo que NO queremos y en lo que NO podemos.La clave en este caso es darle la vuelta a la situación, enfocándonos en lo que SI tenemos (potencialidades y habilidades por ejemplo), en lo que SI queremos (dejar de pensar en los “no quiero”) y en lo que SI podemos (que no hayamos logrado algo todavía no significa que no seamos capaces de conseguirlo).

Cuando sientas sufrimiento, en lugar de seguir dándole vueltas a todos tus argumentos para sentirte mal, pregúntate: ¿Qué es lo que quiero sentir?

Atención a esta pregunta, dice: qué quiero “sentir”: Por ejemplo puedes enfocarte como respuesta en: Quiero sentir paz, tranquilidad, seguridad, confianza. Aunque, a menudo, creemos que “solo cuando” tengamos, consigamos o logremos “aquello” entonces nos sentiremos bien, en realidad, el sentirnos bien no tiene que depender de algo externo a nosotros.

Tus sentimientos son tuyos y tú eliges cómo sentirte. No tienes por qué seguir dependiendo de algo fuera de ti para sentir más en paz, más sereno, más tranquilo, más pleno y productivo. No condiciones tu satisfacción a algo fuera de ti. Inténtalo.

  • ¿Cómo quieres sentirte ahora?
  • ¿En qué tendrías que enfocarte para sentirte así?
  • ¿En qué tendrías que dejar de pensar para sentirte mejor?

2da Clave para Ser Feliz en Tiempos Difíciles: FORTALECER TU AUTOESTIMA

A veces, nos juzgamos duramente a nosotros mismos, descalificándonos y presionándonos por no lograr “el aumento”, la novia o novio “trofeo”, el coche del año, la venta, o lo que sea que utilicemos como pretextos para desaprobarnos. Para alcanzar nuestras metas, es preciso amarnos completamente, incondicionalmente.

Es importante comprender que valemos y somos seres únicos y que nuestra existencia es nuestra mayor riqueza, no tenemos que ganarnos el afecto o la aprobación de los demás para sentirnos bien con nosotros mismos. No podemos entregarles un poder así sobre nuestra vida a los demás.
Cuando comprendes lo importante y valioso que eres tu autoestima se fortalece y crear satisfacción es una tarea más sencilla, porque te has liberado de la necesidad de depender de los demás para sentirte bien contigo mismo.

3ra Clave para Ser Feliz en Tiempos Difíciles: LA BIOLOGÍA DE LA FELICIDAD

Al identificar tus emociones, cuidar tu diálogo interno y saberte y reconocerte valioso, tu biología experimenta un impacto. Las emociones saludables tienen un impacto positivo en las áreas del cerebro responsables de la claridad, la memoria, la concentración y la creatividad. Cuando eres más feliz, piensas mejor, te vuelves más creativo y empiezas a estar en el lugar correcto, a la hora correcta para aprovechar y crear las oportunidades que te lleven a lograr tus metas.

Más aun, te empiezas a dar cuenta de que lograr tus metas es genial, pero cuando la logras desde la satisfacción, es mucho más saludable. ¿Por qué quemarte a presionarte y estresarte cuando hay formas más sanas de lograr lo que quieres y ser feliz en el trayecto?

Cuando te serenas, manejas tus emociones y le haces preguntas a tu cerebro, ten por seguro, que tarde o temprano recibirás esa respuesta y te vendrá esa idea genial, esa solución que buscabas, ese título para tu novela, o esa idea para tu producto o la solución para tu problema. Permite que la biología de tu cerebro trabaje para ti, 24/7. Promueve en tu vida una biología más sana, reduciendo el estrés a través de la respiración consciente, la calma deliberada y la decisión sabia de crear desde la satisfacción.

Comentarios